viernes, 19 de septiembre de 2014

AN APOLOGY... Y EL MEJOR DISCO DEL 2014


Por motivo de índole personal que no pienso relatar aquí, aunque ya preciso que de halagüeño poco (y ahí sigue el tema), tengo el blog propio absolutamente abandonado desde hace semanas. Ello, por supuesto, no es óbice para dejar de pedir las disculpas que rezan en cabecera pues, entre otras, he dejado "colgados" el tema del "vitriolo" y la "world cup de bandas" que venía pergeñando... Pasa nada, espero y ya no viene de aquí, lo transformo todo en las enésimas secciones (creo que tengo unas treinta ya) que irán recuperándose (sea con regularidad o a gotero malayo) y para adelante... Eso sí, a modo compensación ya les pongo aquí y a jornada presente el mejor disco de este año (y de calle). De esta forma ya se ahorran toda la pereza de las listitas de fin de año y tal (de nada)... De momento el resto del top 20 está, obvio que estamos en septiembre, aún por definirse aunque, ojo al tanto, ya adelanto que es poco probable que los respectivos discos de Stephen Malkmus & The Licks, The Proper Ornaments, Beck, Blank Realm o King Creosote (y alguno que otro que de a seguro ahora me olvido) pierdan comba en sus actuales puestos de honor... En cualquier caso, y retomando hilos, todo se verá ya que aquí y ahora lo realmente importante es aclarar que salvo burrada muy burra, en cuestión elepés que aún quedan por aparecer en este 2014 (se entiende), se me antoja muuuy poco probable que aparezca nada que se acerque un algo (a poco guste esto del soul y tal) al estreno de Curtis Harding. "Soul power" que se llama el asunto (y ni trampa ni cartones, ya les digo) y que ya será fusilado aquí o en el Exile cuando toque y que recomiendo encarecidamente a todos aquellos que en verdad no lleven años engañando a familiares y vecinos y que, realmente, sientan marcada estima por los Otis, Mayfield, Green, Marvin y compañia... Sin más, apunten en enormes mayúsculas y subrayen dos veces el nombre Curtis Harding... Y háganme caso en esto ni que sea, que de verdad que se lo explico.

sábado, 26 de julio de 2014

MUNDIAL GUZZERO DE LAS BEST ROCK BANDS EVER : Capítulo 2 (La previa 2/3)


Segunda entrega del folletín con parte de la segunda mitad del cuadrante de octavos y el estado actual de las bandas en contienda llegados este punto de la competición. Y, como los parámetros de la misma ya quedaron descritos en la entrada anterior (al final de la cual, si fuera menester y además, pueden repasar cuando gusten como ha quedado el mentado cuadrante), al tema sin más:

Capítulo II. Octavos : La previa (parte 2 de 3)

Eliminatoria 5: Led Zeppelin Vs. Deep Purple


Fuertes, muy fuertes han llegado Zep hasta aquí. Destripando sin compasión a diestro y siniestro en la parte más hard-rockera (y hasta metalera, las veces -sangrante especialmente el varapalo a los Van Halen-) del cuadrante general, su "putoamismo" alcanzó puro paroxismo al humillar públicamente y sin compasión (cuatro partidos por la via rápida con marcadores sonrojantes y sin empezar a sudar) a unos Queen que arrastraban una de las masas sociales más abultadas de todo el campeonato... Aunque, atención, llegar hasta aquí no es algo precisamente "barato" y hasta una barbaridad de formación como el legendario Zeppelin debiera andar siempre con la guardia en alto... ahora bien lo saben. ¿Razón?... En la penúltima fase previa el destino les lleva a tierras australianas... Sin entender muy bien cómo se encuentran con la serie empatada a 2 llegado el principio del quinto partido... La banda de los Young y Scott venían de barrer en lo suyo (las sendas tundas a Motorhead y Kiss, y sin miramientos a valer, todavía escuecen a sus fans) y los ingleses, en su por otro lado comprensible confianza tan henchida, debieron haberlo tomado más en serio... Pasa nada, claro. Page y Plant fletan una Zodiac para pasar un fin de semana en el Lago Ness y vuelven con la solución...  Se toman el asunto en serio (ahora sí), encuentran su juego, se sienten cómodos en la pista y -lógico- despejan los dos encuentros restantes casi de puro trámite. Eso sí, habían probado la derrota... y no les gustó. Por ello, póbrecicos, al cruzarse con los Doors en la fase previa inmediata (que alguien tenía que pagar los platos estropeados), siquiera llegó a terminarse el tercer partido por "superioridad insultante-manifiesta" al entender la organización que aquello era un sinsentido ridículo y, con todo el agradecimiento del mundo por parte del mismo Jimbo y cia (conviene añadir), se finiquitó ahí mismo el asunto.

Deep Purple ha tenido que tragar mucha mierda para llegar hasta aquí. Son una banda, para demasiada gente (y les consta), "antipática". Que se les compare siempre con Zep es algo que a muchos molesta y sus devaneos sinfónicos es otra cuestión que parte de la vertiente más hard-rockera de los fans nunca les ha perdonado (y sin importarles, en su abyecta ignorancia, que Lord es, en realidad, "el fucking Lord")... Y hay muchos más focos de tensión, claro y no se dude (la misma organización, por ejemplo y aún atendiendo a que no es su voceras principal en la historia -más quisiera-,  no se ha escondido nunca a la hora de relativizar la supuesta grandeza de un Coverdale que, considera, vive directamente del cuento de "Burn" desde entonces). En lo que a la competición toca también se ha sido injusto, cómo no, con ellos... Por un lado no parece impresionar mucho a casi nadie las palizas a Iron Butterfly o Black Sabbath, por otro no falta un importante número de gente descontenta con el arbitraje en el cruce con Rush (la palabra "atraco" apareció con mucha frecuencia durante no pocos días en la prensa canadiense) y, finalmente, la descalificación de Thin Lizzy en la ronda previa por dopping de Lynott (y con la serie a favor de estos 2 a 1) fue la gota que colmó... Y por supuesto, por todo lo acontecido y a la postre, ello presenta un escenario muy interesante: esta puede ser al fin la oportunidad de DP para poner cosas donde tocan y recordar a todo el mundo su condición de banda primordial en la historia, para dejar de escuchar injustas y necias relativizaciones (cuando no -directamente- absolutas gilipolleces) sobre su importancia en el medio. Mucho cuidado pues a los creadores de "Machine head", que vienen picaos... Así, aunque -no nos engañemos- Zep parten como claros favoritos, mucho cuidado con esa rabia de los otros bien catalizada... Al loro !

Eliminatoria 6:  Ramones Vs. The Clash


Se preve la eliminatoria más directa y sin ambages, la más "divertida" (resumiendo) para mucha gente y siempre a priori. Ambos salen campeonísimos de la rama punk/newaver (y/o similares) de sus respectivas latitudes como, por otro lado, tantos y tantas esperaban... aunque, cuidadín, que ambos han tenido igualmente sus momentos de, póngamos, alta tensión...
Los Ramones ganaron bien a sus maestros (y vecinos) NYD, también derrotaron a varios de sus "compañeros del club" (aunque cedieron dos partidos a Blondie con los que no se contaba y hasta llegaron a un séptimo partido contra el siempre brillante e impredecible Byrne y sus secuaces), amén de endilgarle un muy doloroso "pleno" a unos Modern Lovers de los que, quizá, se esperaba algo más después de su agónica victoria sobre los Dream Syndicate sobre la bocina... Se libraron, en verdad, de la penúltima previa por absención de unos Replacements que únicamente alegaron (varios días después, por supuesto) en su defensa: "es que encontramos un bar abierto y tal..." (todo un paradigma con este gente que, ya puestos, venía de pasarse por la quilla a Hüsker Dü y Pixies...y  sin saber muy bien cómo lo lograron en este segundo caso, según ellos mismos confesaron después). En cualquier caso "los hmnos. Ramone" llegan relativamente descansados dado que en el partido que antecede a la actualidad pudieron con unos Television más que mimados por la organización (al considerar esta que su primer disco es "uno de los cinco mejores de la historia, ande vas a parar") en seis partidos... "Si en alguna canción hubieran llegado a hacer el cuarto acorde dolería un poco menos, la verdad", afirmaba Verlaine medio en cachondeo pero no sin cierta retranca... Al comentárselo poco más tarde a los vencedores, Johnny levantó la mirada de la revista "Municiones Machotas" para afirmar a su vez: "Pues mira, que le follen mal al artista de los cojones"... Joey intentó mediar cuanto antes en el simulacro de entrevista para suavizar el asunto pero, sintetizando, otra gema más del iracundo guitarrista para los restos, sí...

Por su parte los de Strummer empezaron barriendo (sendas palizas a Buzzcocks y Undertones), cedieron algún partido suelto contra bandas de más que importante nivel como Pretenders o los Jam, rematando por un 4 a 0 estratosférico y humillador contra unos Pistols que, con perdón, no sabían ya al final ni de dónde les caían las hostias ("quizá si Sid se hubiera cortado el otro pezón...", se cachondeaba -quizá en exceso- Mick tras acabar el último encuentro)... Los Clash estaban pasando por la competición como la jodida Mary Poppins recogiendo florecitas cuando... llegó la ronda inmediatamente previa a estos octavos de final. De no existir aquella ya legendaria eliminatoria Stooges-Mc5 descrita en la anterior posteada, la cosa más burra que hoy les podríamos explicar, en dicha dirección (o de los deciseisavos de final, si prefieren), sería esta: la eliminatoria Clash-Police... Tremendo. Puras chispas, oigan. Muy felices se las prometían los Clash ("son una banda de bestofes para pijos", "seguro que se cagan encima en el live", "son tan guapitos que hasta lo mismo ni enchufamos las guitarras...", y demás lincedes en esa dirección, vaya) pero lo cierto, llegado el momento, es que se vieron con un 3-1 en contra (y con gran parte del clamor popular en contra igualmente), preguntándose qué coño estaba pasando y sin entender nada... Las imágenes de archivo de Woody agarrando por la solapa a su manager en el backstage al final del cuarto partido ya son leyenda: "Pero tú has visto cómo tocan estos hijos de puta... Nos dijiste que tranquilos, que eran unos moñas..." (etc). A partir de ahí se aplican como procede y empatan sudando la cansalada a base de bien en la pista... En el séptimo y definitivo encuentro, ya con las energías por los suelos, se ahorraron overtime alguno pero, eso sí, tuvieron que acudir al espíritu de su Excalibur particular (cuando todo parecía perdido tras "el paseo lunero" que se marcó "la pasma" a modo cierre) en la forma de una crudísima "Straight to hell", prácticamente a capella por problemas de sonido, donde Joe Strummer dejó a todo dios con el moco colgando y sin fuerzas siquiera para aplaudir... Los grandes ya es lo que tienen, sí... En fin, a saber qué coño pasará con esta eliminatoria pero, eso sí, y en palabras del gran Johnny Thunders: "es la única eliminatoria de las que han quedado que realmente me interesa...pase lo que pase por lo menos pasará rápido". 

En la próxima entrega veremos ya la tercera y última parte de esta previa a los octavos de final de este Mundial Guzzero de las Best Bands Ever (tm), justo antes de meternos  ya en harina con lo que serían los enfrentamientos propiamente dichos y tal... ¿Se lo van a perder?.

jueves, 24 de julio de 2014

MUNDIAL GUZZERO DE LAS BEST ROCK BANDS EVER : Capítulo 1 (La previa 1/3)

A fin de amenizar(me) la soporífera canícula insufrible que nos toca estos días, hago participe al mundo entero de la competición definitiva de las mejores bandas surgidas, hasta fecha presente, en esto del R'n'R... Tras no pocas fases de grupos y eliminatorias previas, abordamos el asunto desde los octavos de final de la susodicha para no alargarlo hasta lo imposible (o poco menos). Para hacer boca ,eso sí, y arrancar cuanto antes repasemos como han llegado los tan selectos grupos clasificados para esta fase final del ya aclamado Mundial Guzzero de las Best Rock Bands Ever (tm) y conocer su estado actual, justo antes de intentar todas ellas el asalto definitivo al más que adorado cetro: la célebre, y desde ya archipopular, Gold Guitar. Sin más y recordando que estas eliminatorias son/serán al mejor de siete encuentros, puro NBA oiga, allá que vamos:

Capítulo I. Octavos : La previa (parte 1 de 3)

Eliminatoria 1: Beatles Vs. Kinks


Los de Liverpool llegan como favoritos destacados, está claro (y no solo a la eliminatoria en cuestión referimos, por supuesto). En el debe, únicamente, su condición de "tópico", de puro cliché, que puede hacerles pasar algún susto imprevisto por parte de los miembros más incendiarios y "contracorrienteros" del jurado. Por lo demás, cualquier resultado que no sea, mínimo, plantarse en la final será visto como un fracaso injustificable por sus incontables fieles... Cosa que la dirección de la competición tiene muy en cuenta a fin de preservar la salud propia y tal (dígase todo). 
Por su parte los Kinks llegan bastante cabreados y a "cara perro" a esta fase final... En palabras del propio Ray Davies: "Esto es de risa. Nosotros nos tuvimos que partir el lomo contra los Small Faces en la ronda previa y a ellos les cruzaron con los Monkees"... "Algo no huele muy sano en esta competición, es como si quisieran quitarnos de en medio cuanto antes...", subrayaba su hermano para más inri. A sumar un recorrido previo por el que la banda tuvo que sacudirse a los mismos Them del primer Van de encima o, por ejemplo igualmente, dar también buena cuenta de los Smiths de Morrisey y Marr (a los que vapulearon con elocuente facilidad, dígase todo), mientras que (por contra) sus próximos rivales poco menos se han paseado ante antagonistas de mucho menor (y eso siendo amable) nivel. Veremos pues si ese estado de apreciación perpetua por parte de lo más selecto de la crítica les vale a los Davies para liarla contra todo pronóstico previo o, por contra, son vapuleados sin compasión dando así mayor (si cabe) pábulo a esas "teorías conspiratorias" que apuntan... Demasiado pronto, en efecto y en cualquier caso, sí parece haber llegado este encuentro...

Eliminatoria 2: Byrds Vs. Beach Boys


Desde luego más allá de lo evidente y tras repasar como han llegado hasta aquí unos y otros este encontronazo también tiene lo suyo... Y es que no solo los Davies ven encerronas premeditadas en este cuadrante que ha quedado... Los fans de los Byrds tampoco deben estar muy contentos. Mientras "su banda" ha tenido que dar buena cuenta de Jefferson Airplane o los Lovin' Spoonful (etc) by the way, "los de la playa" han tenido como principal obstáculo hasta momento presente a los Four Seasons, a los que (obvio) derrotaron en liza no precisamente encarnizada, no... Además, justo en la fase previa hubo un conveniente abandono por parte de Big Star alegando "disensiones internas" que nos privó de (al fin) un enfrentamiento "serio" con los playeros en uno de los rincones del cuadrilátero... 
Y es que, desde luego, el dorado currículo de los Wilson y cia se antoja algo demasiado potente e incontestable como para que, además, se le "allane" el camino de esta forma... Mucha "mano negra" intuida en la rumorología, en resumen y aquí también, sea ello fidedigno o no. El colmo para los byrderos fue cuando para la eliminatoria previa a estos octavos de final (y viendo como se perfilaba ya el tema de los cruces inmediatos) estuvieron sus ídolos a punto de quedar emparejados con unos Simon & Garfunkel que la organización trató de sacarse de la buchaca a última hora... Por supuesto el alud de protestas de los fans fue tan salvaje al hacer notar que un duo no es una banda de facto que se tuvo que ceder con el tema (más cuando los propios e inolvidables creadores de "Bookends" y demás derogaron amablemente la invitación)... o hasta cierto punto... Pues esa vacante la cubrió nada menos que CSN&Y, paradigma de superbanda ever, que a su vez y a la postre tampoco fue suficiente para el -supuesto- caso. Ello, eso sí, generó además una de las escenas más coñonas del campeonato con un Crosby vacilando a diestro y siniestro a todos (pero "todos") sus compañeros en los backstage... "Haced lo que queráis cabrones, yo ya he pasado ronda !". Choque de trenes a la vista, sea como fuere e igualmente, para ésta, una de las eliminatorias más enigmáticas e impredecibles por resolver.

Eliminatoria 3: Pink Floyd Vs. Velvet Underground


La providencia ha tenido a bien emparejar a este par de leyendas... Aunque se ha procurado desde el ya tan lejano inicio de competición ir juntando formaciones que, en la medida de lo posible, deambulen por los mismos derroteros en cuanto a estilo, el que finalmente se encuentren las dos bandas que más aunan crítica y público con las muy obvias inquietudes a la hora de "ensanchar caminos" (cada una a su manera) es algo de lo que, sencillamente, hay ganas... Y dije providencia por ser lo suficientemente abstracto y esquivo para lo que nos ocupa ya que, atención, vaya caminos tan dispares que han recorrido unos y otros para llegar hasta aquí...
A la Velvet la han ido emparejando con lo más granado del Kraut, con varias de las bandas que más notable y claramente han bebido directamente de ellos (ahí están los cruces previos con Joy Division o Sonic Youth a modo ejemplo rápido), y hasta (de forma harto caprichosa)  con gloriosas rarezas a lo Captain Beefheart a lo/s que (pese a quien pese) han ido superando -a todos ellos- con cierta facilidad a pesar de su no muy profusa discografía... Sin embargo, cuando ya se empezaba a caer en el hastío de la monotonía (tanta victoria seguida con la gorra y por renombre tuviera el rival) han sido al fin bajados al reino de los humanos por el camino más inesperado... Tuvo la organización, en su repelente omniscencia en determinados casos, aprovechar ese breve figureo glam de Reed en los primeros 70's para enfrentar a la banda del banano -justo antes de llegar aquí- con la banda supercampeona de esa rama en la competición hasta ese momento... Seis partidos que necesitaron los ahijados de Warhol (con prórroga incluida en el encuentro del desenlace) para sacudirse a uno de los más inolvidables niños prodigio del otro lado del charco... Admitía (de hecho) un Cale, todavía sudoroso y a pie de cancha recien resuelto el tema: "Este cabrito rebozao de Bolan nos ha hecho sudar la de dios mucho antes de lo que teníamos previsto"... Ni más ni menos.
Por su parte "el fluido" ha pasado por todo... Desde un via crucis a siete partidos con los Genesis -los grandes, los de Gabriel y Hackett y los muy favoritos de la organización en estos registros- justo antes de momento presente (que no falta quien recuerda que de no ser por la insistencia de Collins por marcarse un "susudio" a capela en los compases finales, ni de coña pasaban ronda), un vapuleo humillante a los mismos Yes, algún susto imprevisto con los siempre reivindicables Caravan y hasta un abandono en contra cuando Anderson creyó ver unos pitufos naranjas en el bosque de forma súbita y se lanzó a perseguirlos campo atraviesa, anulando así el goloso encuentro con unos Jethro Tull que se nos negó de forma tan pintoresca... Además, está el asunto de la quema masiva de banderas, posters y camisetas de Pink Floyd en Canterbury, dónde sino y donde se les acusa de "impuros" y "vendidos" por parte de las facciones más belicosas del prog añejo... Aunque, pasando por encima de unas y otras cuestiones, quizá lo que mejor resume todo el folletín, en cualquier caso y en palabras del mismísimo Peter Gabriel es lo de: "Pese a quien pese hay que admitir que estos cabrones son muy, muy buenos". Y fin de la contienda. 
Lo extraño y complejo de todo ello, espoleado por encontrarnos ante dos formaciones con serias turbulencias internas, hacen de este uno de los encontronazos más esperados para un ingente más que respetable en este campeonato.

Eliminatoria 4: Grateful Dead Vs. Stooges


Lo de los Stooges se despeja rápido. Son los campeones de la rama "garage"/"proto punk" del tema y aunque se les ha medido con lo más granado y voltaico del garage rock de todas las épocas, los cabrones han tirado para adelante con solvencia... Hasta llegar a la ronda previa. Donde han protagonizado el enfrentamiento más duro y sangrante visto y escuchado hasta este punto del campeonato... Siete partidos y seis prórrogas (!!!) contra los Mc5 han necesitado Iggy y cia para plantarse aquí y, en verdad, saber en que punto de agotamiento físico y mental se hallan hoy por hoy para afrontar según que bailes futuros, tras tamaña barbaridad, se antoja un misterio de difícil vaticinio.
Además, les toca contra los de Garcia... y no le busquen la lógica al asunto que no la encontraremos, no.  Y es que si alguien, alguna formación, puede presumir de haber superado cruces tan diversos como extraños, ese alguien es Grateful Dead. Como claros y máximos representantes del concepto jam band, ha costado ubicarlos a la hora de buscarles contrincantes de alcurnia lo que, sin duda, ha desenbocado en algunos cruces de lo más complicados y controvertidos (cuando no, directamente, surrealistas como el cachondo encuentro con Funkadelic). Para la historia queda la igualada eliminatoria contra Traffic que se llevaron finalmente del canto un duro o la lisergia desbocada a la que sometieron a todo cristo en su cruce con los 13th Floor Elevators (muy -muy- considerable etc, en este caso). Se lo han currado y, en ningún caso, ha sido un camino de rosas (todo un qué aquí) pero ahí están Jerry y cia, claro qué sí,  con plena justícia y dispuestos a todo.
En fin, obus eléctrico a tumba abierta contra la madre de todos los viajes, que viene a ser un poco esto. Y otra difícil de adivinar a priori, desde luego. 

En la próxima entrega veremos la segunda parte de esta previa a los octavos de final de este Mundial Guzzero de las Best Bands Ever (tm)... Y para que no se diga, y se me acuse de "tocomochero" precipitadamente, dejo a modo despedida de posteo el cuadrante en cuestión para que, aquellos más osados, vayan haciendo ya sus cábalas o hasta dejarse unos cuartos en el Betanwind y/o similares.


*(Esta competición compite solo a bandas  de rock y no a los artistas todos que firman sus obras en "solateras mode". El título de la martingala no ofrece mucho lugar a dudas pero , for if the case, quede ello diáfano del todo)

lunes, 7 de julio de 2014

VITRIOLO GUZZERO: DANNY BOYLE Y EL "OH !" POR BANDERA

Pues visto lo visto (temas laborables y de paternidad mediante) el "vitriolo" más que mes temático debe ser, perentoriamente, "ascendido" a "sección"... El plan original era cagarme en algo de a diario durante todo julio o poco menos pero, en resumen, no va a poder ser. Y como, por otro lado, persisto en que me agrada la idea de base (siendo uno tan mezquino, cabrón, etc) me resisto a olvidarme de ello. Así, sin más, empezamos con algo ligero, que no es cuestión de empezar con incendios (o sí, pero no apetece), y me dispongo a desenmascarar (siempre partiendo de percepciones/opiniones propias) a uno de los mayores farsantes del celuloide del último cuarto siglo: Danny Boyle, y su cine... Que (con excepciones, y hablo de secuencias concretas no de películas completas) no me gusta nada, nada...

Hace ya un tiempo que puse la reseña particular de "Slumdog Millonaire" y aunque en efecto le calcé un 7, visto hoy en perspectiva, me pase al menos un punto bien majo (la primera mitad con los críos sobretodo y esa resolución acertando preguntas del concurso partiendo de las vivencias de rata callejera del protagonista me siguen pareciendo buenas cosas pero, vaya, poco más a aplaudir nos queda)... Sigo opinando, eso sí, desde aquella crítica de un tal Pablo Kurt que este señor pecó de contradecirse en su bagaje crítico:  estimo demasiado moralista el escandalizarse por el niño cegado por los motivos que señala (a mí también me molesta y mucho eso, pero por algo que explicaré más abajo) y por contra no veo claro, en base a ello, aplaudir esas "escenas brutales hábilmente diluidas"... A todo esto (atención), estoy tratando el mejor film que le he visto a nuestro protagonista de hoy y de calle, para mi. Lo que me molesta del "niño cegado", avancemos pues,  no es la cuestión en si misma (una vez contextualizado ello, que no soy un psicópata, es de cajón), es el recurso fácil de forma que representa, y me explico... La manipulación a la que como espectador soy sometido ("oh, pobres niños de la India que los ciegan") me recuerda a las ya famosas mujeres desnudas en el vagón de "Schindler"... "Parece que las van a gasear... qué hijos de puta... pobrecillas"... "Ah, no...es agua para ducharlas, menos mal"... (y no me desagrada ese film, al contrario ojo, pero le sigo enviando a hacer gárgaras por ese lance concreto Mr. Steven, que lo sepa). Esto es: se pasa de una narración sólida (una historia que se nos cuenta, si se prefiere), a un llevarnos de la manita con total impunidad y descaro. Se genera el "impacto" y quien no guste de analizar más allá, "impactado" quedará... La subjetividad como espectador queda cercenada por completo (o ello se busca, está claro) en pos del "oh !" que reza en título de posteo. Y eso, para resumir, no me mola nada. Me parece barato, de brocha gorda, un brindis al sol gratuito camuflado de empatía desde un metalenguaje cutre (por lo forzado y súbito, al situarse donde procede en el film) con el que no trago.

(¿Cuando la orquesta no sabe tocar lo suyo es hacer mucho ruido, Mr. Boyle?)

Cuarto y mitad de lo mismo en el bebé muerto de la tan cacareada (y para mi insufrible) "Trainspotting"... Ya no podía con el tono chupiguay ("jasp", si prefieren)  de post-adolescente que se cree de vuelta de todo aunque, con perdón, en realidad no le han bajado del todo los huevos cuando se estrenó y tenía la edad (o aprox. al menos) de los protagonistas del film. Además, insisto con la entrada de párrafo, con lo del bebé se da el paradigma total de lo que me molesta del cine de Boyle... Son jóvenes, y yonquis, y chungos... La peli cae en punto muerto... Sáquemos un niño de teta fallecido por abandono... Y no lo apuntemos con un fino enfoque hacia arriba desde la cuna, no... Hágamos que el público lo vea para que impacte más (de nuevo ese concepto y "oh", recordemos). A ver, si se quiere hacer un drama de yonquis adelante pero, joder, no me presentes una pseudocomedia callejera de jovenzuelos resabidos con escenas de videoclip en inodoros y viajes alucinógenos para después meter esta burrada con imposible calzador... ¿Con qué fin real, a tenor de la narrativa argumental, se presenta eso?. Ninguno, está claro, es gratis. Os jodéis/epatáis por mis cojones (los de Boyle) y fin. Y, al tanto, no me quejaría tanto si fuera un caso afín al de Shyamalan, que es el otro realizador con el que no puedo de los más famosos surgidos en esos cinco lustros sugeridos... El director de "Señales" y demás capítulos de la Twilight Zone aupados a cine ya se reconoce como "director de entretenimiento" sin más... qué estaríamos buenos. Pero con Boyle uno ya tiene las narices bien hinchadas de leer/escuchar, aquí, allá y acullá lo de "grandísimo cineasta" (con las variantes que toquen) que és... Y no, una mierda, los cojones 33 !

(Scorsese, sácame de aquí !!)

"La playa"... Por dios. "Octavilla trópical de Halcón Viajes+Desaparecido en Combate II" con un tomar prestado (mal) de "El señor de las moscas" y la música de anuncio de Moby de fondo... ¿Que qué original lo del videojuego por la selva?... Se lo regalo. Esto se presupone cine, no un videoclip (en un envoltorio mejor le aplaudiría la ligereza de la gracia, con esto...: ooootro pegote más). Ya con el final "rambístico" de "28 días" (otra que empieza bien y, faltaría, se va pudriendo más que los infectados que la habitan) o auténticos zurullos como "Sunshine" (me parece que la soporté media hora, no recuerdo bien ni ganas), es que ni me arranco.  ¿Qué la del escalador o yo qué se cual otra está bien (o a quién toque se lo parece)?... Vale, si me la encuentro en la tele a la hora de la siesta lo mismo no cambio... No me comprometo ya, más allá de ello, con la percepción y manera de proponer cine de Danny Boyle. 

JODEDÓMETRO: 7/10