sábado, 21 de junio de 2008

BASKET MUSIC (1979)

Que es como se llamó en este país al menos "The fish that saved Pittsburgh", despropósito de aquí te espero en formato comedia a mayor gloria del grandioso jugador de baloncesto Julius "Dr. J" Erving. Ex-jugador de Nets y Sixers y considerado (con permiso de los anteriores Robertson, Chamberlain y alguno más) el primer jugador "total" de la historia de ese deporte (se adelantó en el tiempo a Magic, Bird o Jordan, para entendernos).
Es una peli que ví en bastantes ocasiones durante los ochenta (culpen al Video Club Horta que no renovaba las pelis con, digamos, alta frecuencia por aquellos días) coincidiendo, además, con mi flirteo pre-adolescente con el mundo del basket (una pena no ser más alto y más bueno, de lo contrario hubiera triunfado). De hecho la ví demasiadas veces. Recuperándola años después (principios de los 90's), me pareció una patochada del copón (pasa tantas veces con algunas pelis que mitificamos de pequeños...)
Sinopsis: Los Pithons de Pittsburgh son el peor equipo de la NBA. Los jugadores piensan que la razón es que Moses Guthrie (Dr.J) monopoliza el juego. Cuando el citado se queda solo en el equipo el utillero del equipo decide consultar con una astrologa (?!). Se decide entonces hacer unas pruebas abiertas y seleccionar sólo a los jugadores nacidos bajo el mismo signo zodiacal de Guthrie, Piscis. Jugando juntos son la reoca, claro. Cuando comienzan a ganar el propietario decide renombrar el equipo a los "Piscis de Pittsburgh"... Tócate los...
Bueno, en resumen, la (presunta) gracia estaba en la extraña mezcolanza de jugadores que se crea (creo recordar que había un indio, un sacerdote, un egipcio, etc...), entre los que por cierto se encuentra algún que otro Globbertrotter, así como algún profesional de la época (tanto en el mismo equipo como en los rivales -aparece Jabbar como ejemplo más famoso-). Todo ello servido con el formato de comedia alocada que empezaba a regir en aquellos tiempos por yanquilandia.
No es lo peor del mundo quiero aclarar pero, no en vano, hable de "despropósito" antes. Algo injusto pudiera pensar alguien siendo el tipo de film que és. No me arrepiento. Odio las pelis de submarinos, las de animales (excepto cosas muy puntuales, tipo "El Oso"), el 95% de las protagonizadas por niños y...las de deportes por supuesto, sean en clave de humor (chungo invariablemente en este subgénero) o no.
A FAVOR: el tema nostálgico y lo chorras del argumento que és, para que engañarme, lo que casi le da el inmerecido aprobaillo pelao; algunas jugadas que, ciertamente y como no, son la pera limonera (auténtico -posible- gancho del asunto).
EN CONTRA: estaba desfasada en el 89 la puñetera...; El Dr.J (y algunos más, la mayoría de hecho) son/fueron tan buenos deportistas como petardos como supuestos actores; que el argumento general me hace gracia por mi debilidad por lo absurdo pero los diálogos son, casi en su totalidad, de juzgado de guardia; que, debo insistir, a pesar de haberla disfrutado de niño la realidad del tiempo ha golpeado salvajemente al film convirtiéndolo en un mero elemento para que los críos pre-teenagers de la familía dejen de dar pol saco en comidas y encuentros familiares varios...De hecho, ahora que lo pienso retrospectivamente en primera persona...Cagontó !, ni de la familía se puede fiar uno !
GUZZTOMETRO: 4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada