viernes, 13 de junio de 2008

CARA DE ANGEL (1952)

Esto de poner puntuaciones es una putada. Cuando se vea un poco más abajo que puntuo este film con la misma nota que el nuevo Indy o el Superman 3, más de uno va a flipar. Pero ay, insisto que esa puntuación (7) es la más jodida de todas. Son buenas, o muy buenas, pelis en su mayoría (siempre se colará alguna fricada), que bien por el camino de lo interesante o lo entretenido (la diferencia es importante y no se debe ignorar), a mi me han gustado. Sin embargo, mmm, algo me retiene llegado el momento de recomendarlas a ciegas. Siempre existe algún motivo, claro, a la hora de levantar (o no) el símbolo infinito y convertir algo en recomendable acá en este blog, sin reserva que valga...A continuación los motivos que hacen que este "Angel Face" no lo haya logrado.
Todo a priori hace pensar en una "masterpiece" de las de tomo y lomo. Preminger, Mitchum, Simmons, el género (a priori), la época, y docenas de cosas más sin olvidarnos de la fotografía para los amantes del b/n.
¿Dónde chirría la cosa pues? Bueno, es fácil de explicar: el maldito guión, con un sobresobado argumento al que el maestro austríaco no disimula a la hora de imprimirle un ritmo mecánico y monocorde. Vamos que mucha pasión no le puso no (después veras que le ponen un 27 sobre 10 en algunas revistas o libros de cine pero a mí es la impresión que me queda). No problem por la parte que toca al maestro, aunque ya tenía caviar en su currículo antes de esta ("Laura", 1944) y le quedaba poco para convertirse en celebridad mediática ("El hombre del brazo de oro" 1955), siete años más tarde Otto logra inmortalizar su nombre atándolo, por siempre jamás, a una de las cumbres de la historia del cine en "Anatomía de un asesinato" (1959). Con todo este film, insisto, le quedo plano y algo cansino en algunas partes. Mala cosa en un metraje de 87 minutos. Otras cosas que se echan en falta es la ausencia de "juegos de cámara" (Carol Reed, por ejemplo, da toda una exhibición con "The third man", tres años antes), en favor de un festival de planos medios que a la larga pueden llegar a ser monótonos. El papel de Jean Simmons (la auténtica prota del fim) hace aguas también en algunos pasajes y da la impresión de no estar perfectamente cuajado sobre el papel antes de encender motores. Pasa de femme fatal (nada que ver con la inalcanzable Barbara de "Perdición") a chalada arrepentida sin remisión, en medio guiño de tiempo. Y Mitchum...Bueno tras una niñez y adolescencia viviendo en una casa donde la aparición de la jeta de este tipo (los otros son Lancaster y Mastroiani) en la tele hacía pararse el mundo (tampoco me quejo claro...gracias mami), tengo una relación de empatía desmedida con Robert. Vamos, que me cae de puta madre. Y, sin embargo, en "Angel Face" su papel de comparsa y co-protagonista superduro le juega en contra, convirtiéndolo en un tópico con patas (a pesar de su inimitable personalidad y carisma).
Todo, aclaro, puestos a buscarle "peros" y obviando, es de cajón, que virtudes también las tiene. Y no son pocas, faltaría plus. Pero he prefirido centrarme en lo que no me ha acabado de convencer, ya que precisamente por los nombrados "implicados" la calidad se le presupone, y reafirma en gran parte del film, sin margen para el error.
Sirva además todo esto de ejemplo para aquellos que asignen cosas como: blanco y negro, maestro de la dirección, cine de tal o cual década o la aparición de este u el otro gigante de la interpretación, etc... de manera insondable, el término "obra maestra". Este film tiene todo eso y para mí al menos, aún habiéndome gustado hablando a grosso modo, le falta la magia, cohesión de virtudes y el "saber envejecer", que otras obras de esa época y género (tanto en su vertiente "negra" como en la de drama) sí poseen.
A FAVOR: los momentos de "cine negro" en estado puro de la primera mitad; la carismática presencia de Robert Mitchum; Herbert Marshall y Barbara O'Neil (sobretodo esta última) como los padres de la mimada Diane; algún que otro diálogo a lo Bogart-Bacall de esos que tanto me gustan.
EN CONTRA: el ritmo síncopado de un guión que hace largo, por momentos, un film de corto metraje; los sin sentidos del papel de Jean Simmons (si era un loca desde el principio no la presenten como una "mujer fatal", ya que no hay tiempo creíble para devolucionar al personaje, con o sin efecto detonante); que a mí me resulte una peli básicamente buena pero no pueda dejar de pensar en "obra menor" para con todos los nombres con ella relacionada (a pesar de la opinión crítica generalizada).
GUZZTOMETRO: 7/10

3 comentarios:

  1. Pues mira macu, esta peli no la he visto, y mira que es raro...je, je, bueno sale uno de los duros jolivudienses mas admirados por nikochan junto a McQueen y Clint, un grande que otros, sin pelo y algo locuelos admira por sus discos de calipso.

    pd: ande estas draude?

    ResponderEliminar
  2. Imprescindibles de Mitchum: “La noche del cazador, 1955” ,“El cabo del terror, 1962” y “Yakuza,1975”

    ResponderEliminar
  3. Guzz: y alguna más chatín, alguna más...

    ResponderEliminar