viernes, 20 de junio de 2008

SENDEROS DE GLORIA (1957)



La lista de clásicos del grandioso Kubrick no es precisamente corta. Eso no se le escapa ni a los fans de Charles Bronson. Bien, en cualquier caso y de tener que quedarme yo con una, y facilitar así que el Maestro entre por la puerta grande al blog como sin duda merece, sería "Paths of glory" (en dura pugna con el Dr.Strangelove, que me he estado torturando durante horas con el tema y que nadie piense que me ha sido fácil).

Sería en los sesenta cuando Stanley se forjaría definitivamente su leyenda y se acabaría convirtiendo en un top-5 inamovible en cualquier lista de los mejores directores de esa o cualquier otra época que se precie. Sin embargo sus cincuenta tampoco deben desmerecerse (no creo que nadie se atreva a hacerlo jamás, cabe decir).

Si el drama bélico, tristemente ninguneado, "Fear and desire" (1953) introducía ya elementos del buen hacer tras la cámara del genial fotógrafo metido a director de cine, con la muy negra "Killer's Kiss"(1955) aumentó y mejoró su particular discurso visual. Con todo, obligaron al tipo a hacer la inolvidable "The Killing"(1956) para que todo el mundillo se bajara los pantalones a la voz de "ya". Y es que, sin duda, "Atraco perfecto" es uno de los títulos de cabecera más incuestionables que uno se pueda topar...pero eso ya lo veremos otro día. La cuestión es que con veintinueve añitos el tipo era ya poco menos que Dios para muchos. Y entre esos muchos, algunos que tenían un monton de pasta. Como Kirk Douglas (al que le ata una de las simbiosis más dañinas y fructíferas, a la vez, jamás vistas en este arte), jefazo -y creo recordar que propietario-de la productora Bryna.

De dicha asociación saldría el título de esta entrada. Drama bélico (nuevamente) ambientado en la Primera Guerra Mundial (bando francés), en la que un militar del alto mando, un tal Boulard, da ordenes para conquistar una posición de campo alemana, misión prácticamente imposible, y encarga esta tarea a un ambicioso general que busca medrar en la escala de mandos como sea. Éste, a su vez, ordena al coronel Dax (Douglas) que efectue y dirija el ataque. Tras fracasar, obviamente, el asunto, el "alto" mando militar amargado y cabreado por el tute recibido opta por castigar ("para dar ejemplo") a tres soldados arbitrariamente que, por consejo de guerra, acabarán siendo "ajusticiados" por el viejo y noble arte militar del fusilamiento.

Sin entrar en detalles decir que el film es crudo de narices (no por la violencia explícita, sino por el trato con el que se aborda el tema), sin edulcorantes que valgan. Kirk Douglas (con un ojo ya en "Spartacus") resulta memorable como el noble Coronel Dax, hastiado y asqueado porqué si con las injustas e incomprensibles maquinaciones de sus superiores y del tramposo funcionamento que ellos dan de todo el entramado militar. El general Boulard interpetrado por Adolphe Menjou tampoco tiene desperdicio, y todo el resto, con los tres mártires a la cabeza, no hacen sino echar más leña al fuego.

A partir de aquí leerás todas las maravillas del mundo sobre los magistrales travellings de las trincheras, o la inolvidable secuencia final con la niña cantando...Todo cierto, por supuesto. Pero, en cierta medida, me parece un error poner momentos (o elementos) a destacar en una película que es una auténtica maravilla de principio a fin. La segunda "obra maestra" incuestionable del grandioso (e iracundo y bastante borde por cierto) Stanley Kubrick que, en definitiva, sigue siendo mi film bélico favorito de todos los tiempos, más de medio siglo después de su estreno...casi nada.

A FAVOR: cualquiera de los componentes que conforman un film...elijan uds. mismos.

EN CONTRA: que, con contadísimas excepciones, ponga en evidencia a todo el género con una obra de relojería que apenas llega a los noventa minutos de metraje en los que ni falta ni sobra nada.

GUZZTOMETRO: 11/10

3 comentarios:

  1. Puntuación incuestionable, sin ser mi favorita de Kubric hay que reconocer que estamos ante una obra maestra, pero es que toda la obra de Kubrik es una obra maestra por un motivo o por otro, desde Atraco perfecto hasta eyes wide shut(a pesar del cruise es un peliculón de tomo y lomo que gana con los visionados posteriores) pasando por mi querida, bella y admirada Barry Lindon o por las alucinadas galaxias de 2001 odisea en el espacio.... todos los géneros, humor, drama, histórico, thriller, bélico, terror, este hombre ha hecho de todo y todo bien, mas que bien... excelente. Kubrik, amén.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda el Kubrick éste es uno de los puntos de consenso total que compartimos. Pero...para mí, que soy un criticón irredento (y bastante cabrón), le falto acercarse a la comedia de manera más abierta ("Teléfono rojo..." es una sátira cojonuda -mi segunda peli favorita del pájaro- pero encierra demasiados momentos trágicos para considerarse como tal) y luego esta lo de lo exiguo de su carrera...Además, "2001...", "Barry Lyndon" y "Eyes wide shut" me parecen (cada una a distinto nivel) claramente sobrevaloradas (cuestión de gustos, mira). Pero no pasa nada, con "Lolita", "Full metal jacket" y "The shining", creo que pasa justo lo contrario...Un maestro adelantado (por mucho) a su época, un crack incuestionable en cualquier caso.

    ResponderEliminar
  3. Volviendo sobre "Paths of glory", olvidé mencionar un dato bastante a tener en cuenta (maxime porque soy un chapuzas de cuidao a veces), y es que la historia es patéticamente real, y sucedió tal cual nos la cuenta el genio... ¿"Legalite, fraternite..."?... Ja !

    ResponderEliminar