sábado, 6 de septiembre de 2008

FURIA DE TITANES (1981)

" Cuando el gobernador de Argos decide sacrificar a su hija y a su nieto Perseo, el dios Zeus (que es el padre del niño) decide salvarles y arrasar la ciudad. Perseo crece feliz en su nuevo hogar, hasta que la diosa Thetis, en venganza por cómo Zeus ha castigado a su hijo Calibos con una horrible deformidad, saca a Perseo de su hogar y le abandona a su suerte. Al conocer la noticia, Zeus ordena a otros dioses que ofrezcan algunos regalos mágicos a su hijo para protegerle. Así, Perseo, que ha conocido a un viejo actor de teatro, encuentra una mañana una prodigiosa espada, capaz de cortar la piedra, un casco que le hace invisible, o un escudo que le proteja de cualquier daño. Con ellos se dirije a la cercana ciudad de Joppa, sobre cuya princesa pesa una maldición."
Tras expoliar la sinopsis de la web (cosa que no por tramposa deja de ser muy agradecida ya que me ahorro tiempo y esfuerzos), cabe decir que el film dirigido por el televisivo director Desmond Davis y protagonizado por el no menos televisivo Harry Hamlin (el de "La ley de los Ángeles", por ejemplo) ha quedado para los restos como un extraño pastiche que reparte momentos a recordar mezclados, al fifty-fifty, con pasajes de lo más patillero.
En lo segundo tenemos a su enamorado duo protagonista que emana más plastelina que todos los monstruitos juntos, a sumar algunos efectos que huyen del entrañable cartón piedra para entrar con absoluta justícia en el terreno de lo meramente cutre (cutre de cojones, para ser más preciso).
En lo primero, en lo bueno, nos aparece ese Olimpo de lujo regido por nada menos que Laurence Olivier (sin duda uno de los mejores actores de la historia del cine -que queda muy grandilocuente pero no se puede decir de otra manera en este caso-) como Zeus, a las fantásticas actrices británicas Claire Bloom, Susan Fleetwood y Maggie Smith, como Hera, Atenea y Tetis respectivamente. Además tenemos a una Andress cuarentona(que ahora me entero que era suiza de nacimiento) apurando sus opciones de lucir palmito (poco más podía hacer, cabe reconocer) como Afrodita. Y, claro, tenemos a Ray Harryhausen, el mayor maestro de monstruos y marionetas "pre-era digital" que nos ha dado el cine (que además figura aquí como productor). El Titán o Medusa son célebres productos de artesanía que ya han quedado en la memoria colectiva.
En lo estrictamente argumental la cosa da bastantes bandazos. Pasamos de una primera mitad algo soporífera (a pesar de sus contadas bondades) a una segunda donde la acción se dispara con, parece a veces, cierta precipitación. Como si se hubieran comido más parte del metraje en la presentación del que se había calculado obligando así al nudo argumental a presentarse a ritmo de conga...ya el final hasta queda algo chorras y de serie Z (que no B, eso todavía encerraría cierto encanto).
Cabe decir que hay otras cosas en el haber que no he mencionado. Aparece también como Ammon -el viejo actor teatral mencionado en la sinopsis- el tremendo actor todoterreno Burgess Meredith (que lo mismo te entrena a Rocky, hace de actor fetiche del maestro Premminger o te hace de Pingüino en la mítica serie "Batman" de la tele). Además la caracterización del malvado Calibos tampoco está nada mal...
A FAVOR: todos los actores secundarios y la aportación de Harryhausen, faltaría plus. Además es una de las pocas pelis donde se nos presenta la mitología griega...Todo un mundillo donde horadar para el cine al que de momento, y es mi humilde opinión, no se le ha hecho justícia ni de lejos.
EN CONTRA: la parejita protagonista (Prometeo y Andromeda), que tienen el carisma de un manojo puerros...Y claro, las ganas que le quedan a uno de emular a cierto entrenador de fútbol holandés tras ver la peli para decirle a su director aquello de "tú no tienes rigmo"...
GUZZTOMETRO: 5/10

1 comentario:

  1. estaba bien en su momento, ahora aunque valoro mucho los efectos de la época cuesta verla... mas que nada para los que añoran los efectos manuales de antaño y las historias míticas. Para una tarde de domingo.

    ResponderEliminar