lunes, 20 de octubre de 2008

WALL-E (2008)

"Después de que la Tierra ha sido devastada por la contaminación ambiental, los humanos deciden abandonarla y dejar funcionando a robots WALL·E (Waste Allocation Load Lifter Earth-Class) para que la limpien. Cientos de años después, sólo queda funcionando un WALL·E que ha desarrollado una personalidad propia y que junto a una cucaracha, continúa limpiando el planeta. Pero todo cambia con la llegada del robot explorador EVE, diseñado para buscar la existencia de plantas y confirmar la posibilidad de subsistencia en la Tierra".

Y hasta ahí la sinopsis.
No sería uno el principal fan de la Pixar de marras. "Toy story" con su secuela, "Monters inc.", "Bichos" y "Cars" -que la soporte menos de media hora-, son productos que básicamente me la traen muy floja. Sin embargo con "Los increíbles", "Buscando a Nemo" y, especialmente, "Ratatouille" los tipos lograron entretenerme -a ratos, eso si-, para que negarlo. Hay en esas tres pelis más de lo mismo en los aspectos que me desagradan ya de base "made in Pixar": discursito en pro de los socorridos "principios básicos elementales" (lo que puede estar muy bien a nivel pedagógico pero que en los tiempos que corren me parece más casposo que necesario), humor "enrollado chupiguay" a lo club megatrix y la frialdad que supura, en un alto porcentaje del total ofrecido, desde este tipo de animación (al menos para mí). Pero, por otro lado, son films que cumplen con su lúdico propósito (aún patinando en lo de siempre, aunque sea en menor medida) dando más espacio a la trama, o yendo más a saco si se prefiere. Además las ambientaciones están más curradas y aunque los que preferimos el dibujo clásico a los megabytes nos escueza un poco es de recibo señalarlo.
Centrándome ya en "Wall-E" lo primero que me llama la atención es que, aparentemente, han roto parte del molde más conservador ciñéndose más a lo que es la historia en si (aparentemente, pues el discurso subyacente -en este caso ecológico- y "aleccionador" acaba cayendo). El "dibujo" por su parte es tan gélido como de costumbre, lo que logra -de nuevo- hacer destacar las cucamonas de su protagonista (a fin de hacerlo entrañable y edulcorado hasta el empache). Para terminar con el hat-trick de "peros" inherente a los productos de Pixar por la parte que me toca -los huevos, básicamente-, y su trato aquí recibido, cabe decir que (por fin) se han olvidado del anteriormente citado y abyecto "efecto megatrix". Apenas aparece aquí ese humor tan complaciente y superenrollado (digno de la mismísima Leticia Sabater) que tanta nausea nos produce a algunos.
Seguramente la parte más controvertida (con la que sencillamente "tragas o no") la tenemos en gran parte de la primera mitad del film. Esa en la que el robotillo está solo con una cucaracha realizando su trabajo de compactación de residuos mientras recuerda escenas del humano pasado del planeta (con lo que ya tenemos a un Wall-E humanizado y buscando hacer chispa en la fibra sensible desde las primeras de cambio), así como la intrusión de Eve (que después estará fracamente bien pero al principio es víctima-comparsa del azucareo que se lleva el protagonista). No me parece mal en principio todo ese rato de metraje pero, innegablemente, se podría haber despejado antes el asunto.
La peli arranca finalmente tras la captura de Eve, con el "rescate" de Wall-E, los humanos cebados -tras años y años de no utilizar las piernas y moviéndose merced a unos divanes eléctricos- a bordo de la nave espacial y la interacción con otros robots (evidente guiño a "2001", y algunas otras mandangas sci-fi, el momento en que el robot se revela contra el capitán). Al final la nave, condenada a vagar por el espacio hasta que la Tierra sea nuevamente habitable, regresa al planeta azul -gracias a Wall-E y Eve, por supuesto- en un happy end marca de la casa ...lo que por si mismo no es nada malo -"Con la muerte en los talones", por ejemplo, también lo tiene-, pero ¿hace falta tanto reboce del almíbar? Quiero decir que al final de "El retorno del Rey"uno puede entender lo explayado del final pues acabas de ver la finalización de una historia épica como ninguna, pero acá tras hora y media de "Iffa" y "Güoli", como casi único diálogo existente, a mi en concreto no me hacía ninguna falta un final tan megasuperbonito y largo (que tampoco es tan largo, cierto, pero se lo hace, además, a la historia le falta punch para merecerlo, creo yo). En definitiva, se pone al nivel de "increíbles" y "ratatuis", ni más ni menos. Otro debate es si este tipo de hacer "dibujos animados" merece tanta consideración...
A FAVOR: las animaciones de los robots y el intento (conseguido en buena medida) de la Pixar de ofrecer un producto más abierto a "Todos los públicos", en esta ocasión de verdad (los más pequeños van a flipar con los colores y los roboticos, y los mayores podemos entretenernos con una historia mejor estructurada -como pasaba con la rata chief- de lo habitual en Pixar, sin embargo, los niños de más de siete años y hasta los diecitantos se van a aburrir con esto... lo que tampoco está tan mal: ya tienen a Vin Diesel y el Gta, no todo tiene que ser para ellos... ). Se han arriesgado un poco más de lo habitual y, sin ser la octava maravilla del mundo como puedas leer según donde, han ofrecido algo tangiblemente distinto que logra hacernos pasar el rato sin hacernos esperar la aparición del Petri o los Lunis en cualquier momento.
EN CONTRA: La frialdad ya mil veces mencionada del tipo de animación... y que es algo babosa, no se puede negar. Lo síncopado de las (largas) secuencias no lo considero un error pues forma parte de esa estructura y ese riesgo que antes comentaba...queda al gusto del consumidor como siempre, pero por lo menos no es la producción plana y convencional de turno, a pesar de su indiscutible condición de blockbuster. Está hecha para entretener y lo logra, lo que no está nada mal, aunque eso si (que quede claro): en eso se queda, que no os vendan motos.
GUZZTOMETRO: 6/10 (le había puesto un 7, pero tras volverla a ver creo que un 6 le va más que de sobras...como a cualquier cosa "made in Pixar", para mí en cualquier caso)

2 comentarios:

  1. Pues lo mejor del film es justamente su primer aparte donde Wall-e está mas sólo que la una en ese planeta Tierra abandonado y lleno de mierda, esa mas de media hora de cine mudo es precisamente lo genial de la película. Qhe hay happy end? pues claro, coño, que hay dosis para todos los públicos, que esperabas?, joder, eso no tiene nada que ver par aque sea un peliculón que lo es, además para ver estos films hay que ir disfrazado de niño de diez años y disfrutar como un loco, ya tenemos bastante con la cruda realidad.

    Pd: a mi los cuatrocientos finales interminables de El retorno del rey me agobian un poquito, eslo único reprochable de ese film que por cierto y aunque suene a herejía está empezando a envejecer muy mal, además de tener alguna que otra interpretación nefasta, y es que el amigo Orlando da bastante pena. De todas maneras ojalá se hiciesen mas film como El señor de los anillos y como Wall-e, claro.

    ResponderEliminar
  2. el retorno del guzz21 de octubre de 2008, 15:53

    Solo por poner en un mismo contexto la blandenguería ésta y el titánico esfuerzo anillil le quito un punto ahora mismo al robotito de los cojones... por listo !
    Pd: además, el Orlando es muy guapo.

    ResponderEliminar