jueves, 13 de noviembre de 2008

EL EFECTO MARIPOSA (2004)

SINOPSIS: Evan Treborn, un joven que se está esforzando por superar unos dolorosos recuerdos de su infancia, descubre una técnica que le permite viajar atrás en el tiempo y ocupar su cuerpo de niño para poder cambiar el curso de su dolorosa historia. Sin embargo también descubre que cualquier mínimo cambio en el pasado altera enormemente su futuro.

Los creadores de la mongoloide serie televisiva "Kyle XY" y el cutre del Kutcher (mejor no poner un listado de las porquerías en que el Sr.Moore ha participado aún a pesar de su relativamente corta carrera) juntando fuerzas para ofrecer al espectador un drama fantástico aposentado sobre el más que manido tema de los viajes temporales...En efecto, la cosa crea escepticismo en el mejor de los casos. Y con todo, misterios de la vida esta, el producto resultante no está nada mal. Es este un film de esos que no alimentan pero si logran engañar, al menos un rato, al hambre.
De acuerdo que es cine ultracomercial, que está todo diseñado a mayor gloria de su protagonista (que está francamente bien en contra de lo que se pueda sospechar), y que la presunta originalidad de su argumento tampoco es tal ni de lejos. No obstante el ágil ritmo impuesto por los giros de dicho argumento acaban socabando el escepticismo anteriormente mencionado (talibanismos proelististas e irredentos aparte, claro).
Por las partes que me tocan lo que más agrada del film son aquellos momentos en que el drama (que es de lo que se trata en definitiva) se centra en la impotencia de su protagonista, al verse éste superado por lo que se va sucediendo (aquí los críticos que tragaron citarán la "soledad kafkiana" y su puta madre y los que no tragaron hablarán sobre el enésimo intento fallido de llevar a los matices del drama a un actorzuelo de tres al cuarto que solo sirve para estúpidas sitcoms de veinte minutos). Obviamente la acaban cagando en la última cuarta o quinta parte del film, según las cuentas de cada uno, cuando el Kutcher, cual Legion de los X Men o el Hiro de la serie "Heroes" -que es definitivamente un bluff de tres pares-, acaba trasteando con el tiempo casi a su antojo. Ese paso, dígamos poco sutil, de la tragedia a la ciencia ficción (o de víctima a mutante con superpoderes, si se prefiere y centrándonos en el prota)es el que convierte un film hasta entonces notable en el socorrido e inferior "tá bien" de turno.
Curiosamente, integrando otras cosicas del film, las partes filmadas con los niños actores son uno de los principales activos del total. Dicho esto para los que, normalmente, detestamos los films con niños interpretando papeles de trascendencia para la trama (para cada "Goonies" o "Camino a la perdición", por no hablar de "La noche del cazador" -subiendo el listón a lo más alto posible-, tenemos choporrocientas mamoteces a lo "Solo en casa" y "Hook"). Además hay momentos de cierta crudeza, como aquellos que tienen presente al desgradable rol de Eric Stolz, o el desgarrado episodio carcelario.
La igualmente televisiva Amy Smart supera el asunto con nota y sin problemas a pesar de lo macetero que pueda resultar su papel en apariencia. La palma, sin embargo, se la llevan el inquietante y malévolo -por las circunstancias como se deduce al final- de, el nuevamente televisivo, Elden Henson como el hermano chalado con impulsos violentos de la chica del folletín y, por supuesto, por encima de todos el gran Ethan Suplee (el mismísimo hermano de Earl, ahí es nada) como el gótico y bastante irascible compañero de habitación universitario de Evan.
Podría haber sido más en definitiva, para qué negarlo, pero repitiendo las cartas de presentación que el film presentaba a priori (principio de párrafo tras la sinopsis) ya es suficiente para sorprender para bien. Aunque no sea por su argumento como pretende sino por ese camino inverso poco agradecido de: "me esperaba una auténtica mierda y mira...", que tanto duele admitir a parte del sector crítico, dicho sea de paso.
A FAVOR: los momentos de descontrol temporal de su prota que logran inmiscuirnos en la historia y compadecernos de un pobre Kutcher que repito (porque es de recibo hacerlo) está francamente bien. Lo bien resuelto que se presenta el argumento, midiéndolo a un ritmo adecuado y espaciando los momentos de tipo fantástico, sin caer en el videoclip desenfrenado ni en la fácil y ventajista búsqueda de la lágrima teenager al verlas pasar canutas al joven y guapo protagonista. La participación del resto de actores, generalizando, no merecen que tiremos petardos quizá pero si están a la altura y algunos íncluso logran alcanzar entidad propia a pesar del poco espacio que les deja la "estrella" en la historia.
EN CONTRA: lo dicho, el momento en que el prota deja de verse superado por los acontecimientos para empezar a controlarlos... no es suficiente para echar mierda al vino quizá, y de hecho es casi terminado el film cabe admitir, pero le quita todo el romanticismo e ingenio al asunto de una colleja burrera. Además está esa sensación final de que el tema (más que concurrido en la sci-fi y los cómics) de los viajes temporales, llevados a la vida cotidiana de un individuo anónimo, todavía no se ha explotado como podría en el celuloide...No lo consigue, o no del todo al menos, ésta y aún mucho menos la cacareada y para mí bastante regulera "Memento". Todo llegará.
GUZZTOMETRO: 6/10

1 comentario:

  1. Por una vez estoy de acuerdo con Guzzest en todo... en casi todo... Memento a mi me parece mas que aceptable y para nada regulera, pero son puntos de vista. El efecto mariposa es eso, un 6. O mejor, siendo algo quisquilloso, un 5.75

    ResponderEliminar