viernes, 21 de noviembre de 2008

EL IMPERIO DEL SOL (1987)

SINOPSIS: James Graham es un niño británico de clase alta cuya vida privilegiada toca a su fin con la llegada del ejército japonés a Shanghai, en diciembre de 1941. Separado de sus padres, es confinado en el campo de concentración de Soo Chow, cerca de un aeropuerto militar chino. En medio de la tristeza y desnutrición que reina en el lugar, Jim aprenderá a madurar hasta ver la vida de una forma completamente diferente.

Admito que es muy agradecido el "tomar prestadas" las sinopsis de allende la red. Y en este tercio destaco sobretodo a los del Filmaffinity, chusquero pero funcional lugar para lo que és el caso. En lo que la cagan frecuentemente los susodichos, poniéndonos ya en harina con la peli de hoy, es en las puntuaciones...Más de un siete le ponen a este dramón insufrible de dos horas y pico, que parecen catorce, a mayor gloria del Tio Gilito de joligú.
No soy ningún acérrimo de Spielberg, tiene su media docena de reseñas destacables y punto. Pero en el guiso aparecen un par de cosillas que merecen cierto interés y respeto a priori: el gran Malkovich en uno de sus primeros papeles destacables y la banda sonora del gran Williams (muleta frecuente del semita de oro en materia sónica)...aún a pesar de la cancioneta insufrible que le hacen cantar al por entonces muy imberbe actor galés Christian Bale. Quien por cierto, ya por entonces, demostraba unas dotes interpretativas a tener en cuenta...le toca el rol de un repelente e insufrible niño rico que debe suscitar manía y rabia y, desde luego, dan ganas de acercársele con un cojín en medio de la siesta... En definitiva, Malkovich es un monstruo inimitable, Bale a día de hoy me parece uno de los actores más interesantes de su generación y para Williams directamente se acaban los piropos. Con todo, vaya mierdón el film éste...
Todo lo peor del cine de Spielberg campa a sus anchas aquí. El innecesario despliegue de medios, la búsqueda de la lágrima fácil (y ventajista), los planos exteriores abiertos que parecen querer englobar un continente a cada fotograma (Spielberg: "El rey del póster"), y por supuesto la presencia de niño como rol principal en la (muy simple) trama...Y es que al igual que ocurre con "Amistad" o "El color púrpura"(por no hablar de la barrabasada que le hizo al maestro Kubrick con todo el culebrón de "A.I", donde, en efecto, logra presentar a un crío que todavía da más asco que el de la peli ésta), Stevie se olvida de crear un argumento basado en el desarrollo e historia de sus personajes y se limita a pegar secuencias en base a lo que quiere indicar (repelencia-miedo-pena-autosuperación-happy end...y "pa la casa"), siempre llevándote de la mano, siempre con la opulencia desmedida y/o espectáculo por montera...siempre la misma mierda donde poco menos te trata como al enésimo tarugo zampapalomitas a hipnotizar. Y es que, muy a su pesar y por mucho que lo admire, Stevie no se acerca a un mal pedo de Kubrick (al que señala como autor referencial), aquél hacía sus films, tenía un discurso y método propios más allá de lo genial que (evidente) pueda resultar...a Spielberg solo le interesan los culos en las butacas. Así de clarinete.
Lo sé, me consta que no he puesto nada casi sobre el drama de Jim y la madre que lo parió. ¿Para qué? Esta todo en la sinopsis, y la cosa es tan plana que no caben más lecturas. Puede que este tipo hiciera "Tiburón", "El diablo sobre ruedas", los Indianas (excepto la última para mí, que esa es otra que...) y "La lista de Schindler" (y esta última de rondón que tampoco hay para tanto, bien pensado). Puede que "Atrápame si puedes"e íncluso "La terminal", merezcan salvarse de la quema (siendo generoso, obvio). Da igual, este tipo es una máquina de generar ingresos más que un cineasta a destacar. Mucha gente, por supuesto, seguirá adorando y tildando de "maestro" a un director de cine que no merece entrar ni de coña en un hipotético top-50 de los mejores directores de la Historia del Cine pero a muchos hace ya la tira que el barbas éste no nos la mete doblada...
A FAVOR: el carismático (hasta donde la cosa lo permite) papel de Malkovich y que Bale, milagrosamente, haya salido (bastante) indemne del indecente recuerdo que este carísimo buñuelo suscita.
EN CONTRA: lo escrito antes. Es el libro de estilo perfecto para definir lo más irritante del cine de Spielberg...de verdad que no falta ni uno de los tics más onerosos que tanto le gusta exhibir al archimillonario y sobrevalorado individuo. Bueno, eso y que no pueda ponerle menos puntuación de la que le pongo a continuación porque, es de cajón, la producción en su parte técnica a pesar de ser irritantemente standard, y sin riesgos que valgan, si está facturada con una corrección ultracalculada sin mácula a caber. La personalidad de Spielberg en lo argumentativo es frecuentemente molesta (sobretodo cuando se enfrenta a este tipo de films) pero es que en lo técnico és, directamente, inexistente. Es el reverso positivo de la impersonalidad, supongo.
GUZZTOMETRO: 4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada