domingo, 31 de agosto de 2008

MYSTERY MEN (1999)

Hola de nuevo ! Tras un mes de agosto algo sobrecargado de eventos y/o jodiendas varias (las chopocientas extras del curro, las mamonadas que me hace el ordenador, los problemas de espalda de turno, la vuelta al vicio del Wow al que me he vuelto a enganchar, y algún que otro asuntillo más...), vuelvo a la carga. Y más le vale al blog éste, ya que si agosto ha sido poco prolífico septiembre, con esas gloriosas vacaciones que rajan más de medio mes de arriba a abajo, va a ser todavía peor...
Hay quién después de un tiempo de incomparecencia hubiera vuelto a lo grande, ofreciendo algo majestuoso, insaltable y referenciable porqué si. No es mi caso, claro. Guzzest vuelve con una auténtica fulaña de aquí te espero comiendo anacardos...
"Mystery men" única (que no me extraña nada) peli dirigida por el tal Kinka Usher. Desgracia de comedia indie, que como tal se presenta, al servicio del insufrible Stiller rodeado para la ocasión por un plantel de actores cuya presencia aquí te hacen perder la fe en muchas cosas (excepto en el caso de la Garofalo, única "artista" del nivel del pamplinas citado...)
Lo peor sería difícil de ubicar (hay demasiadas opciones tácitas), lo que da más rabia, eso si, es que la idea que sirve de premisa al calamitoso producto no está nada mal, es muy cachonda y bien facturado podría haber estado de coña: un grupo de "superhéroes" megacutres que apatrullan la ciudad en busca de justícia...Es decir en pleno inicio del boom de las pelis de los heróicos personajes con calzas, mayormente de la Marvel (que dan el 95% un asco que te mueres para tristeza e indignación de los que somo fans de siempre de "la casa de las ideas" -que en el mundo del cine sería "la casa de los truñazos"-), se quiso ofrecer una visión bizarra y gamberra del asunto.
No faltan guiños en la peli, a modo choteo, del mundillo: la acción que transcurre en la ciudad imaginaria creada para la ocasión (Champion City), el papel (quizá de lo poco salvable del film) del claramente infravalorado Greg Kinnear como Capitán Increíble (ahora no recuerdo si era "increible" o "fantástico", o qué cojones...para el caso da igual) encarnando al acartonado superhéroe standard que es de un pomposo y mojigato que tira de espaldas -y que es la envidia y espejo idílico de los protas-, el malvado Geoffrey Rush (?!) como el muy excesivo Casanova Frankenstein (lo mejor -que tampoco debe esforzarse mucho el prota de "Shine", claro- con diferencia), y bastantes otras cosillas que tratan de ayudar a desmitificar tanto como sea posible el universo de los superhéroes comiqueros de toda la vida...y fracasando estrepitosamente y a lo grande a todas luces. Vamos, como Superlopez pero sin maldita la gracia. Si quitamos la aparición de tres o cuatro actores (y por su calidad congénita, no por lo aquí recreado), a la peli solo le queda eso: "una buena idea"...que no tienen ni puta gracia, ni oficio, ni chispa, en saber desarrollar. Ver a Tom Waits o a la "desaparecida" Lena Olin en papeles secundarios ("figurantes" sería más preciso), tampoco nos ayuda en nada. Fastidia verlos en tamaña fulaña de hecho. Sin embargo, ver al citado Kinnear o al revienta planos de Hank Azzaria (otro actor de esos que siempre es bienvenido) aquí, puede ser motivo de enfermedad... Ya por último en cuanto a la aparición de Rush o el también magistral William H. Macy ya se te acaban las palabras. Para ponerse a llorar. Ya me imagino que se recomienda a los actores que, por un camino u otro, se han visto avezados al star system (aún a costa de su voluntad) hagan un film indie de vez en cuando (hay que estar a la última o tirarse de la carreta, parece ser la tendencia para no pocos profesionales de la interpretación), pero...Coño !, un mínimo de dignidad por favor. Ya sé que a estas alturas nada debiera extrañar. Hemos visto a Caine en un film de Myers, y a Turturro o Nicholson con Sandler. Pero es que esas patrañeras pelis son directamente "El Apartamento" o "Ser o no ser" al lado de esto. Es humor de culo, pedo (esto literalmente), pis, al servicio de su insufrible prota principal.
Es muy, muy mala. Si, como es mi caso, se le tiene algo de manía al Ben Stiller ya ni te cuento. La historia del film, para terminar, se resume fácil: "tenemos un idea divertida...¿qué nos falta?..." Pues saber hacer cine, cabestros !!!
A FAVOR: la idea inicial y ver en danza a algunos actores.
EN CONTRA: todo el desarrollo entero, de cabo a rabo, de dicha idea y ver en danza a algunos actores.
GUZZTOMETRO: 2/10

domingo, 3 de agosto de 2008

AMADEUS (1984)

Existen algunos subgéneros en esto del cine que me suscitan cierto rechazo. Algunos ya los he apuntado con anterioridad pero, para no repetirme con el tema, os traigo ahora uno nuevo: los biopics de las narices. Raro es el que se salva de la hoguera. Por otro lado, y como ocurre algunas veces, la excepción que confirma la regla es sin duda una pieza de alto calado. Algo a tener muy presente. "Amadeus" es la pieza maestra del director de origen checo Milos Forman, junto a la también excepcional "Alguién voló sobre el nido del cuco" (1975). La sinopsis es bastante evidente. Vida y milagros de Wolfang Amadeus Mozart, uno de los mejores compositores de la Historia de la Música (para muchos, eruditos o profanos, el mejor). Sin embargo estamos ante un "falso biopic", ya que uno de los grandes aciertos del film es la recreación del drama ficticio acontecido con el músico italiano Salieri de por medio, cuya veracidad aún entrando en el terreno fantástico y exagerado que la obra refleja podría encerrar cierto grado de realidad, lo que és todavía hoy motivo de debate. Por otro lado como el copiar no ocupa lugar y quizás alguien demande algo más estanderizado...: "La acción transcurre en 1781 y Antonio Salieri es el docto compositor de la corte del Emperador Joseph II (Austria). Desde el momento en el que Mozart llega a la corte, Salieri descubre horrorizado que el talento y la genialidad musical que desea para sí han sido otorgados a un hombre infantil, lujurioso y jactancioso. Loco por la envidia, confabula la destrucción de Mozart." La recreación de la Viena del XVIII y sus habitantes, con todos los estratos sociales, es artesanía pura. Los actores principales Tom Hulce (Mozart) y F.Murray Abraham (Salieri), dan sendas lecciones de lo que su oficio puede dar de sí, siempre y cuando uno tenga el talento necesario para ir más allá y volver las veces que a uno le venga en gana. Todos los papeles secundarios con Elizabeth Berridge (como la esposa del genio) y el enorme Jeffrey Jones (como el regente), en primer término, son majestuosos. La dirección es maestría se mire donde se mire (desde la sublime dirección de actores hasta la aparición de diversos de esos detalles imperceptibles -como el cambio de clima o la utilización de los diversos momentos del día según la situación vivida en la trama por sus protagonistas-). Además, todo está basado en una obra de teatro escrita por Peter Shaffer -y estrenada en el 79, con David Suchet como prota (el Poirot televisivo) y recibiendo premios por doquier- que también (sabia elección) se encarga de guionizar el film. Si a todo ello sumamos la supervisión musical del maestro Sir Neville Marriner sobre la inmortal obra del personaje en cuestión pues ya es como para que a uno le entren ganas (o curiosidad) de dejarse de los bollycaos del pop, el folk, el rock y demás mandangas arrivistas de las últimas décadas para intentar indagar lo que ese elemento llamado Música (el único arte disfrutable de una manera intangible y no visual, y por eso mismo, muy posiblemente, el más fascinante) puede ofrecer en realidad. Nada más que decir. Una de las grandes películas del último cuarto de siglo pasado que, creo sinceramente, debiera estar (todavía algo) más presente en la memoria colectiva de todos los aficionados al cine, detesten (como es mi caso) o no, el subgénero al que pertenece descrito al principio aunque sea a su manera. A FAVOR: la ambientación, los actores, la dirección y el apartado musical que no está mal del todo... EN CONTRA: que la retahíla de Oscars que se llevo pueda hacer pensar a alguien que estamos ante la típica superproducción ochentera (a lo peor Spielberg) y no se abra del todo al juego aquí ofrecido a costa de un genio de la música como, muy probablemente, no ha habido otro...por lo menos a posteriori. GUZZTOMETRO: 10/10

sábado, 2 de agosto de 2008

JÓVENES PRODIGIOSOS (2000)

Sinopsis: "Una novela inacabada, un coche robado, una mascota asesinada, un alumno inestable, una mujer harta, una amante embarazada: está claro que Grady Tripp tiene bastantes temas que resolver este fin de semana. Grady es un profesor de inglés cincuentón que no publica nada desde hace tres años. Para ser exactos, hace siete años, cuando publicó su galardonada Gran Novela Americana. Con este panorama no es sorprendente que el festival literario anual de la universidad le produzca a este antiguo niño prodigio aún más ansiedad y dudas sobre sí mismo de las que ya experimentaba. Sin embargo, el fin de semana del festival sale mucho peor de lo que pudiera imaginar y sufre una desgracia tras otra acompañadas por el nuevo niño prodigio, James Leer".
Tras expoliar la sinopsis de la "ré", toca vender la burra...Hablamos del año 97 y la carrera de Curtis Hanson había oscilado entre lo meramente correcto sin artificios ("La mano que mece la cuna") o lo absolutamente infumable ("Río salvaje")...con preocupante tendencia a lo segundo. Llegó entonces, en el año apuntado, "L.A. Confidential". Film de alto octanaje que pilló con los pantalones bajados al más pintado y que propulso el ascenso del macarra de Russell Crowe (pedazo de actor para mí que por alguna razón que se me escapa suele caer mal a no pocas gentes). Aunque no fue el único beneficiario...revitalizó -quizá "resucitó" fuera más correcto- la carrera de la Basinger y ayudó también a que el alfeñique de Guy Pearce -actor que no me parece malo pero si sumamente repelente...y en este caso no es culpa suya, es la cara esa de chivato de la clase que dios le ha dado- se hiciera un nombre. Spacey y, obviamente, DeVito ya tenían poco (el primero) o nada (el segundo) que demostrar a estas alturas.
De repente, Curtis Hanson era alguien a quien tener muy en cuenta para la crítica, más que dispuesta a perdonarle sus errores pasados y hacer borrón y cuenta nueva. Y el tipo no lo desaprovechó. Después ya la cagaría por todo lo alto con la insufrible bazofia de "8 milllas", dejando claro que lo suyo fue un lustro de gloria en el que se marcó dos films realmente buenos y punto.
Hoy hablaré (finalmente tras tanto rollo) de ésta "Wonder boys", posterior a "L.A..." e íncluso, en mi humilde opinión, levemente superior a aquella.
En primer término, lo que más me chocó tras ver el film es el buen rollo que transpira durante todo el metraje. Hay los tres o cuatro desfases cómicos de rigor, no deja de ser una comedia, pero lo reseñable es lo agradable del todo conseguido. Es una peli amena y ágil porqué si. Deudora, en parte, de esa manera de hacer cine que Sam Mendes exhibiera en su, justamente (que con la de pocas veces que pasa es de recibo admitirlo) aplaudida, ópera prima "American Beauty" y de la que otros, a posteriori, han dado buena cuenta (el "Entre Copas" de Alexander Payne, por ejemplo). Particularmente, barriendo para casa, son para mí todas ellas hijas legítimas (que no bastardas) de la prácticamente insuperable "Big Lebowski", de lo hermanitos de marras....pajarracos éstos que supieron dar buena cuenta de las enseñanzas de Wilder o Allen, entre otros, a la hora de hacer una comedia moderna: "más vale un sonrisa de hora y media que cuatro carcajadas de medio minuto". Y eso lo consigue con creces el film de Hanson.
Sin embargo, creo yo, se desmarca algo de la peli de Mendes, más fijada quizá en temas estéticos (MUY BIEN entendidos y medidos para la ocasión -es decir son complementos argumentales no excusas del vacio-). En esta la historia gira en torno a un novelista y sus quebraderos de cabeza y circunstancias. Y así, como si de una novela se tratase se nos describe y muestra el argumento, lo que además permite horadar mejor en la personalidad de sus personajes y sobretodo de su protagonista.
Dejando de lado el personaje florero de la actual Sra.Cruise (supongo que actual que con este tipo de gente nunca se sabe), el resto, los otros cuatro son de premio. Es fácil ahora tras lo pergeñado con los espidermanes (imperdonable lo que has hecho con el héroe de infancia de millones amigo Raimi -y que además seas tú hace que escueza el doble-) ningunear u odiar a Tobey Maguire, sin embargo el compañero de juergas pretéritas de DiCaprio no es mal actor en absoluto (no estamos ante un Ben Affleck o el otro subnormal para entendernos)...otra cosa es que tenga el criterio algo desviado a la hora de coger papeles, o que el director de turno no sea capaz de ver la carga dramática que el tipo sabe imprimir a sus interpretaciones cuando se lo piden. Aquí está soberbio en cualquier caso. De Robert Downey Jr. qué decir...El más gamberro de mi cuarteto de la muerte generacional predilecto (súmenle a Depp, Dillon y Cusack...qué quizá tienen todos ellos más carisma, en efecto, pero que como actores yo los pondría justo un centímetro detrás de Robert), que por supuesto sin entrar a valorar lo bueno o malo que sea tanto él o su interpretación como la peli donde aparezca, a mí siempre me cae de puta madre. Ý más en papeles como éste donde le dejan desarrollar su mencionada especialidad: hacer el gamberro. Perfecto un diez para él, más teniendo en cuenta que tenía que trabajar con el agente de la condicional presente en todo momento ya que acababa de ser liberado de la cárcel por un delito de consumo de sustancias sustanciosas...Luego, claro, la señora del mismísmo Joel Coen: la grandiosa Frances McDormand. Con un papel fuerte, cuya gran personalidad logra salirse de lo meramente figurativo (a lo Angelica vamos, una revienta escenas en toda regla, sea quien sea el prota del film que tenga delante).
Por último, y nótese que he hecho punto y a parte, está Michael Douglas en el que para mí es el mejor papel de su carrera, lo que no es decir poco. De acuerdo, "Instinto básico" y "Acoso"...pero indaguen, indaguen un poco en la filmografía del tipo. No es papá Kirk, por supuesto, pero muy poca coña con el tipo. Su profesor Tripp, aquí recreado, es uno de los grandes personajes del cine de la última década. Un puto desastre que se resiste a madurar, siendo ya cincuentón, y que le pega a la maría a base de bien mientras viste deliciosas batas de estar por casa de lo más chungo. Un papel memorable porqué si que además de ser justo lo opuesto al insufrible Williams de "El club de los tontolainas" es la respuesta a la imposible pregunta: ¿qué pasaría si en vez de jugar a los bolos el Nota escribiese novelas?
PD: casi se me olvida...a sumar a todo ello la canción "Things Have Changed", del mismísimo Bob Dylan, que se llevó el Oscar al agua (que a mi esos premios no me significan mucho de acuerdo, pero ahí queda eso)
A FAVOR: los actores (sobretodo Douglas), el fantástico ritmo que no decae en momento alguno y claro: el ataque del perro ciego, el "accidente" de Downey y el trombón...¿o era un tuba?
EN CONTRA: el papel de Katie Holmes y algún (muy pasajero y casi imperceptible por su brevedad y ex profesa falta de trascendencia) momento dramático pelín forzado.
GUZZTOMETRO: 8/10
*(ANECDOTARIO CHULOBLOGGERO: tras acabar de escribir la entrada me voy a IMdB, una de las páginas con compilación de datos que utilizo, para saber como se llama la canción de Dylan, ya que a pesar de saber que había ganado aquí el premio de marras no me conocía el nombre del tema...Bueno al caso, tras registrar lo que andaba buscando descubro a pié de página de la ficha del film que se recomiendan otras pelis similares, para el visitante que haya disfrutado con el filme en cuestión. Aquí se recomiendan otras cinco: "Magnolia" (que hombre, si, a mi me gusta mucho, pero no le veo yo el tono cómico de las otras por ningún lado la verdad), una tal "The nanny diaries" (que no tengo idea de lo que és...en la portada sale la Scarlett morena y con el pelo corto, es todo lo que puedo añadir) y las otras tres...pues, "American Beauty", "Entre copas" y "El gran Lebowski". Justo las que he mencionado en el texto como referencia...Ja!, si es que soy el puto amo !...Creo que voy a empezar a poner tarifa de pagos para acceder a este blog -lo siento por mis seis o siete lectores/as que se van a arruinar- .)