viernes, 27 de febrero de 2009

VICKY CRISTINA BARCELONA (2008)

SINOPSIS: Dos jóvenes norteamericanas, Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson) van a Barcelona a pasar unas vacaciones de verano. Vicky es sensible, racional y tiene intención de casarse; Cristina es emocional y busca aventuras emocionantes; no sabe lo que quiere, sólo sabe lo que no quiere. In Barcelona, ambas se ven envueltas en una relación poco convencional con Juan Antonio (Javier Bardem), un carismático pintor vinculado emocionalmente a su tempestuosa ex-mujer, María Elena (Penélope Cruz).
Hasta ahora, para mí, solo había cuatro pelis de Allen que no alcanzaban el mínimo nivel de exigencia en sus alrededor de cuarenta referencias como director: "Celebrity", "Todos dicen I love you", "Todo lo demás" y "Melinda y Melinda"...Con todo, cada una de ellas flirteaba al menos con la posibilidad de "sufi bajo" por una u otra razón -mayormente en forma de "aparición cómica al rescate"- (o si se prefiere y siguiendo el orden: Davis, Roth, el propio gafotas y parte de la mitad en la que no aparece el insufrible tipo de los rizos...). Hasta ahora...
La cosa tiene muchos huevos. Soy muy fan de Woody Allen como es bien sabido por todo el que me conoce (me da igual lo que digan, lo conseguido por el neoyorquino desde "Toma el dinero y corre" hasta "Balas sobre Broadway", tras la cámara -sin olvidar alguna posterior pero perdiendo, lo admito, tan brutal regularidad en algún momento de los 90- es ya Historia del Cine, al nivel que os dé la real gana de ensalzar). Pues, dicho esto, ¿no va el abuelete y le da por hacer una peli en "mi" ciudad ?(y haciéndola constar en el título y todo). Dejando de lado todo el circo socio-mediático (con su enorme colección de "peros" a cuestas de lo que supuso para la ciudad todo el asunto antes, durante y después del rodaje) el hombre se quedó descansao...Ya no hay dudas que valgan: la peor película de Woody Allen con una diferencia cósmica !. Sin dudas repito, sin paños calientes. Una auténtica y babosa puta mierda que no hay por donde agarrar...Esto no se le hace a un fan, cabronazo !
Todo en esta peli (por así llamarla) es absolutamente repugnante: la cancioneta (por así llamarla), las interpretaciones (por así llamarlas), el guión (por así llamarlo), la dirección (si, si, eso también) con su repugnante fotografía "pseudonaifista" de anuncio de compresas...Todo es una gran e inmensa bosta de dolorosa ingestión e imposible digestión... ¿Queréis que siga? No problem: Scarlett solo sabe poner caritas (esta tia no es actriz y punto) y parece estar siempre más en una sesión de fotos que en un film -por muy buena que pueda estar-; Bardem es un armario empotrado -amén de un recalcitrante cliché ambulante-; Pe se puede meter el Oscar por donde le quepa ya que su único mérito es el de interpretar al único personaje "vivo" de una historia (por así llamarla) plagada de personajes muertos (y aún y así consigue quedar más ordinaria que temperamental, que supongo que es de lo que se trataba -más cerca de Machi que de la Loren, para entendernos...gran trabajo Pedro...-). Ya cuando aparecen como figurantes (supuestos) actores locales a los que mataría con mis propias manos (veáse -o mejor no- a Lloll Bertrán o Joel Joan, treballant amb en Woody -que guay-) la cosa alcanza un cariz francamente violento (con la de actores de doblaje y profesionales del teatro que hay en Catalunya tenían que sacar a dos que representan justo lo más odioso del gremio por estas tierras: el pijerio y la estulticia castradora ("ets dels nostres o que te jodan, babau") propia del Lliure, los insulsos folletines de "la teva" y mamonadas locales a lo Marc Martinez y derivados dirigidas a esa "gente joven combativa y superintensa" que se piensan, por otro lado, que Chejov es una marca de vodka (de importación, por supuesto)...La introducción con la voz en off, tampoco tiene desperdicio...parece presentada por el peor y más cursi estudiante de cine de la historia tras acabar la carrera en 39 años...
Has sido muy grande Woody Allen (uno de los que más) y sé que de aquí unos días cuando vuelva a ver por ejemplo "Recuerdos", "Sombras y niebla" o íncluso "Desmontando a Harry", volveré a fantasear con la idea que, al igual que hizo Lumet el año pasado, puedas dejar a todo el mundo con la boca abierta (y cerrada) al menos una vez más...Pero es que me lo pones muy jodido maestro: me he enterado que ahora estás trabajando con Hopkins...empezamos mal...pero mal de cojones.
A FAVOR: la gastroenteritis con potada de Scarlett al principio del film (o del fin, si se prefiere), es el gancho al que me agarro para no ponerle un ceraco como un castillo al director de "Manhattan" (que giros más tristes da a veces la puta vida ésta...)
EN CONTRA: todo lo mencionado, y tantas otras cosas que me he olvidado sin duda del cabreo que manejo ahora mismo...y además: ¿se puede saber a que género pertenece? (ya lo pregunto directamente como curiosidad) . Supongo que pretenderá ser un drama la reostia de profundo, pero no lo acabo de ver como tal, la verdad, o al menos más allá de lo que supone para el espectador la visualización de tamaño, y tan insufrible, montón de mierda.
GUZZTOMETRO: 1/10

WHAT JUST HAPPENED (2008)

SINOPSIS: Basada en las memorias del productor Art Linson -guionista del filme-. De Niro interpreta a un productor de Hollywood que intenta mantener su dignidad profesional envuelto en la maquinaria de los grandes estudios.

Grata e inesperada sorpresa este el último film de Barry Levinson (áún por estrenar in Spain hasta donde se). Y mira que el tipo no sería precisamente un modelo de regularidad (repasar filmografía para temblar cosa mala). Claro ejemplo de cineasta que partió con la pana años a con su primer film (la generacional y muy recomendable "Dinner" de 1982) , y entró en la ruleta de la fortuna hollywoodiense haciéndose cargo de un considerable número de populares e infectos truño-proyectos (es el director de "Toys", "Esfera" o "Acoso" entre otras ...casi ná), colándose por el camino pelis más bien reguleras pero que por cosas de los yanquis y su autobombo gozaron de fama considerable ("Good morning Vietnam", "Rain man" o "Sleepers") y si, también algunas cosicas, sin alcanzar nunca el nivel de su ópera prima, de interés ("Avalon"con un colosal Armin Mueller-Stahll, o la para mí bastante menospreciada sin merecerlo "La cortina de humo", como claros ejemplos). Con DeNiro pasa algo similar en el tema descrédito a día de hoy. Lo ha sido todo, cierto, y su importancia por mucha mierda en la que se haya dedicado a aparecer en los últimos lustros, no debiera mancillarse así como así (cuando parecía que todo el futuro del cine pasaba por Redford, Betty o Nicholson aparecieron un camada de actores que dificilmente se repetirá, al menos en tal número y en aquellas tierras: Pacino, De Niro, Walken, Keitel, Hoffman, etc...) . Además la última peli que le ví, junto a mi adorado Pacino para más rabia, frustración e incredulidad, rozaba lo insultante...Bueno, pues mira, para que te fies de los prejuicios (mira que me la he pillado veces en este sentido y no aprendo, no).
La cuestión, por otro lado, es que casi siempre me han atrapado en mayor o menor grado esas pelis de cine desde dentro del cine, con todos sus entresijos y mandangas a granel. Y con ese pensamiento en clave positiva me dispuse a ver el film (que le voy a hacer si yo nací en el Mediterráneo...).
El hace pocos días oscarizado Sean Penn y Willis, que aparecen haciendo de si mismos, se suman a la fiesta en justa y medida dosis (sobretodo el segundo -a pesar de no llegar a la suela del otro como actor si generalizamos, ni que decir tiene-) . Sin embargo el que se llevaría el gato al agua a nivel secundario es, acaso alguien lo dudaría, Turturro como el representante de actores (Willis, entre ellos) crujido de los nervios...solo superado levemente (y aunque joda admitirlo por mi admiración hacia el neoyorquino) por la fenomenal performance del canadiense todoterreno Michael Wincott como el visceral, y todavía más neurótico, conato de auteur que se resiste a que los gerifaltes de joligú le jodan su peli (grandioso su breve parlamento en la presentación de la peli en Cannes). El resto de secundarios de más renombre son gente como Robin Wright, Stanley Tucci o Catherine Keener. Valores seguros todos ellos que arropan con su tino habitual a un Bobby que es el amo absoluto del cotarro.
Además el ritmo de la peli, pausado pero sin pararse nunca y con sus acelerones de comedia negra perfectamente medidos, así como la elección de decorados y lugares urbanitas varios, entusiasmará a los fans del Altman de "The player" o "Short cuts" (si entienden que no van a ver ninguna de esas dos pelis, se sobreentiende, e íncluso aunque muy puntualmente se acerque al nivelaco sugerido -lo que es todo un piropo para el film de Levinson, dicho sea de paso-).
Buen film en definitiva. Sobrio, adusto y sin cucamonas que valgan. No lo recomiendo ex profeso ya que, a pesar de estar basado en la vida del tal y propio Art Linson -encargado a su vez del guión como ya habéis leído en la sinopsis-, da un pelín de cancha de más (solo un pelín, pero para mí la da) a la ajetreada vida personal del protagonista. Lo que ayuda a generar la sensación de estrés que pretende (más si sumamos esos momentos de cámara brusca -cambiando de primer plano a medio y viceversa, a saco- que ya conocemos de por ejemplo los dos films citados en el párrafo anterior)...eso o sencillamente que a mí, como apuntaba antes, me interesa más todo el otro aspecto del proyecto, el que engloba la parte profesional (y sobretodo pseudoprofesional) del sujeto y su relación con el resto de pajarracos del medio que se le van cruzando.
A FAVOR: todos los actores -encabezado por un buen DeNiro que ya iba olvidando uno lo que era verlo en una peli como dios manda- están muy bien (con ese casting cualquiera, podría añadir alguien y no sin razón) y la peli más allá de las chaladuras de los ya destacados Turturro y Wincott (y las airadas y excesivas apariciones de Willis, ¿por qué no?) no tiene ningún momento a destacar especialmente. Y ese posiblemente sea su principal activo (amén de, como siempre, la muy correcta dirección del que la firma en la parte técnica -que con un montón de truños a sus espaldas o no eso no se lo quita nadie-), es en definitiva tremendamente regular en su desarrollo sin llegar a caer jamás en la monotonía...aunque por otro lado, ese final paralelo entre el film ya rodado, que ocupa buena parte de la peli en si y que Ben se ve obligado a defender -o mutilar, según se tercie- a capa y espada, y la cruda realidad del plano final, con su cruel significado a cuestas, bien vale por si mismo, al menos para mí, la visualización del artefacto.
EN CONTRA: lo dicho...más trifulca negociadora entre bambalinas (por decirlo de algún modo) y menos vida personal del prota. Pero insisto también: cuestión de gustos, ya que no es que sobre nada en verdad...solo es un tema de preferencias en la repartición de espacio.
GUZZTOMETRO: 7/10

jueves, 26 de febrero de 2009

SOPA DE GANSO (1933)

SINOPSIS: La República Democrática de Freedonia, un pequeño país centroeuropeo, a cuyo frente se encuentra el muy liberal señor Rufus T. Firefly, se ve amenazada por la dictadura de Sylvania, país de vieja y reconocida solvencia como agresor. Dos espías de prestigio, Chicolini y Pinky, sirven a Sylvania, lo que no impide que acaben siendo ministros del ahora ya excelentísimo Firefly.

Lo siento no he podido resistirlo tras mencionarlos en el escrito anterior...
Para que decir más desde el momento en que es moneda común entre críticos de pro, críticos de pandereta, cinéfilos variopintos y enteraillos por la patilla varios como el que suscribe (e íncluso alguien que habla con propiedad de vez en cuando desde dentro del medio), la pregunta: ¿qué película de los Marx es la mejor comedia de la historia?
Sin duda "Una noche en la ópera" es la más citada, y en efecto es quizás la más "cuadrada" de todas (ya llegará a vuestra pantalla amiga, ya). Pero muchos, entre los que me cuento, sentimos una debilidad especial por el quinto film de los Marx...¿Wilder, Edwards/Sellers, Python's, Allen?. Todo parte de aquí amiguetes.
La anarquia hecha comedia mediante la visión que tenían del concepto de la guerra los chiflados hermanos.
El cachondeo a costa de los casposos musicales yanquis de la época (referidos en la entrada anterior del blog), los numeritos de Harpo y Chico, la verborrea de Groucho (el mejor actor de comedia que ha existido con una diferencia ominosamente abusiva) -con su entrada en pantalla sin precio que valga-, la escena de los tres Firefly en camisón, el "juicio", la "guerra" en si...No tiene sentido, no tiene fin...Bueno si que lo tiene desgraciadamente (y es que sus setenta minutos son cruelmente escasos).
Con Margaret Dumont soportando las perogrulladas de Groucho, namás faltaría. Esta todo, no falta nada.
La peli por lo visto no triunfó en su momento como debiera y además el gobernador de la pequeña localidad de Fredonia (que esta en Wisconsin, en Wichita o dios sabe donde coño está) quiso demandar a los estudios por difamación de su "histórico nombre" dada la similitud con el nombre de la inventada localidad de "Freedonia" del film...No problem, Groucho le envió una carta al tipo pidiéndole si "por favor podía cambiar el nombre de su pueblo porque era contraproducente para su película"... (aprovecho ahora para recomendar a todo el mundo que no lo haya hecho ya, el leer al menos una vez en la vida la autobiografía "Groucho y yo" -que lo flipen de a gusto-).
Ya no digo más, ahora de verdad (qué añadir por otro lado), que me empieza a chirriar la bisagra y es tarde de narices...Miradla cuantas veces mejor antes de espichar y punto. Festival.
A FAVOR: que alguien me diga algo en contra...
EN CONTRA: ya lo digo (o reitero) yo: es muy cortaaaaaaaa !
GUZZTOMETRO: 10/10

miércoles, 25 de febrero de 2009

LA PARADA DE LOS MONSTRUOS (1932)

SINOPSIS: En un circo lleno de tullidos, personas con múltiples amputaciones y otros seres deformes, Hans, uno de los enanos, hereda una fortuna. A partir de ese momento Cleopatra, una bella contorsionista, intentará seducirle por todos los medios con tal de hacerse con su dinero, para lo cual traza un plan junto al forzudo del circo, Hércules...

Qué sumamente interesante esos finales de los veinte principios de los treinta para los historiadores. Todo un folletín en si mismo más allá de la mera relación de títulos a destacar. Los tópicos de dicha historia hasta ese señalado momento se repiten una y otra vez sobre lo mismo: la pasta esta en América, el talento en Europa...y si, aunque joda admitirlo (por la pomposidad de ese tipo de máximas cuando no es uno quien procede a realizarlas) a grandes rasgos es cierto (con ciertos peros, por supuesto -algunos directores mediante gente como Cagney o Robinson ya estaban cimentando lo que en diez años sería el "cine negro" de facto; "Duck soup" llegaría en el 33 cuando los equilibrios y cucamonas de Lloyd, Chaplin o el mismísimo Keaton empezaban a "oler",...-). Inefablemente como la pasta es la pasta todo acabaría con la emigración de grandes maestros europeos a la "meca" como no podía ser de otra manera cimentando así la llamada "edad de oro" que se perpetuaría varios lustros...Amén.
Obviamente, durante los 20 en el apogeo del cine mudo, los altos directivos de las cinematográficas estaban hasta los huevos de la "superioridad europea" en materia de calidad... Qué humillante debió ser para ellos que las escalinatas del "Potenkin" se cargaran de un plumazo todos los mamotretos inacabables de Griffith, o que por mucho que la clavasen con su mejor peli de terror (la inolvidable "El fantasma de la Ópera" con Chaney, en mi opinión y la de muchos antes del sonoro -ciñéndonos, insisto, al cine yanqui-) esta parezca (aún hoy) un chiste de Lepe al lado del expresionismo de Lang y cía...Luego llegó "El cantante de jazz" en 1927 (peli que solo recomiendo como curiosidad y trascendencia a partir de ella porque, la verdad, por si misma...), como es bien sabido...Y tuvieron un par o tres de años de bonanza mientras la vieja Europa seguía "sorda". Sin embargo como majaderos que son se dedicaron a hacer (mayormente y obviando la genialidad de turno -dirigida por el foráneo de allende los mares también de turno por supuesto-) musicales y teatrillos más bien innecesarios y con cierta tendencia a lo infumable. Bueno, siempre les quedará el "Frankenstein" de Whale original. Pero nada ni por esas. La todavía muda "Nosferatu" de Murnau de unos años atrás acojonaba más en silencio que todas las pelis fantásticas yanquis juntas habladas o no (y por su fiera poco Eisenstein desde la madre Rusia reinventaba el medio a cada latido)...el summun fue cuando la ya hablada "M" (nuevamente Lang, namas faltaría) se cagó en todo el cine de terror facturado hasta ese momento en cualquier rincón del planeta(para algunos sigue ahí arriba, por cierto) y un joven bajito y feucho regordete británico, con marcada tendencia hacia el suspense en sus obras, empezaba a hacerse notar cosa mala...Pobres yanquis, tanta pasta, tanto estudio, tantos medios y ...¿pa qué? Pues para no darse cuenta, aún hoy, de que "Freaks" de Tod Browning es la primera obra maestra incuestionable de su cine hablado (con el único permiso posible de "Frankie" -y alguna que otra cabriola del cine cómico para los acérrimos del género-), más allá de gustos y disgustos...Contra el talento real : imaginación total !...el freakie ha nacido, larga vida al freakie.
A ver, a ver, que nadie se cabree. Browning chorreaba talento por los poros el cabrito (el "Drácula" original, el de Lugosi -el Bela viejuno bordado por Landau en "Ed Wood"- corre de su cuenta, y la escalofriante "Garras humanas" es la única peli de terror del cine mudo yanqui que puede rivalizar con la citada "El fantasma de la Ópera" -no en vano comparten a "mil caras Chaney"-). Pero nunca nadie hasta "Freaks" había jugado tan descaradamente la carta de la provocación y el horror por montera como él.
No he hablado de la peli en si (de momento me he limitado a copiar la sinopsis). Pero entiendo que esta vista y he preferido hacer hincapié en su innegable importancia. A partir de aquí lo que uno quiera porque todo son lisonjas para la muy puta. Además, para más inri, sea por cuestión de potra, sea por el visionismo de su autor, TODO juega a favor de esta peli, hasta el tiempo...sobretodo eso en verdad. El hecho de que sea un b/n del más "antiguo" para entendernos (del gris en escalas sin marcar apenas los blanco y negro propiamente dichos), el que los diálogos a veces se limiten a alaridos, su contextualización satánico-circense englobando todo el asunto (todo un referente para Browning desde por lo menos la mentada "Garras humanas")...lo dicho TODO rema hacia esa sensación de pandemónium bizarro hasta la enfermedad que persigue el film en su escasa e imborrable hora y diez de metraje.
Los ecos de "Freaks" y su horror de planos estáticos salpicados serán utlizados más adelante por Corman, Kubrick, Lynch y mil artistas y/o autores más (sin olvidarnos, por ejemplo, de la dupla Caro/Jeunet en sus dos muy recomendables films de los 90) dentro y fuera del género del cine de terror o fantástico.
Tras terminarla uno ha perdido la cuenta de los planos que se le han clavado en la mente para el resto de sus días ( la "fiesta" nupcial, el asedio de los "freaks" arrastrándose bajo la carreta, la penúltima escena con la cruel Cleopatra destrozada físicamente y convertida en un esperpento de vida ...) .
Para terminar, como curiosidad, y para los cazadores de mitos, señalar que nunca ha quedado claro realmente si es cierto que obligaron a Browning a poner la última escena de "happy end" donde vemos a Hans conviviendo con su ex-novia enana al más puro estilo Disney...me temo que las lecturas seguirán siendo parciales para los restos: si no les molestan, estos "monstruos" son en definitiva tan normales y humanos como cualquiera; o también, claro, la otra lectura más sardónica donde alguien verá siempre un cierto sentido tribal donde esta otra "raza" se fundamenta su propia justícia en base a sus propios designios (recordemos como acaba Cleopatra por pérfida que sea, que no os engañe nunca demasiado lo idílico del final) más allá del interpuesto por los que son "normales" y ajenos a ellos...Sueño infernal o pesadilla sugestiva, el mito y el peliculaso está servido.
A FAVOR: junto a "M", "Frankenstein" y otras pocos elegidas es la película más eterna de la primera fase del cine sonoro y, sin duda, la que mejor aguanta el tirón del tiempo por su desquiciada y eterna propuesta...y por supuesto, y en definitiva lo más importante, sigue acojonando la de diosescristo...
EN CONTRA: por decir algo, el que haya que verla absolutamente SOLO sin otros ruidos ni distracciones externas (y de noche, of course) para disfrutarla en todo su retorcido esplendor...la putada está clara, y es que tarde o temprano vas a tener que dormirte...buena suerte.
GUZZTOMETRO: 10/10.
(Pd: no he puesto nada sobre el hecho de que todos los "freaks" aparecidos son reales -a excepción, claro, de la protagonista en su versión mutilada- porque es el dato con el que recurrentemente y de forma íncluso algo hastiosa se suele definir al film...de forma absurda en mi humildísima opinión)

EL TERCER HOMBRE (1949)


SINOPSIS: Viena, 1947. El norteamericano Holly Martins, un escritor de novelas policíacas, llega a la capital austriaca cuando la ciudad está dividida en cuatro zonas ocupadas por los aliados de la Segunda Guerra Mundial. Holly llega reclamado por un amigo de la infancia, Harry Lime, que le ha prometido trabajo. Pero el mismo día de su llegada coincide con el entierro de Harry, quien ha sido atropellado por un coche. El jefe de la policía militar británica le insinúa que su amigo se había mezclado en la trama del mercado negro.

Como por motivos de salud (tengo una hernia que no me permite estar sentado durante más de una media hora sin tener que ponerme de pie o echarme en el sofá, a grandes rasgos) desde finales del pasado 2008 no he podido atender como merece a esto de los blogs (ni al mio propiamente dicho ni al otro más amateur -con el que colaboro desde el anonimato-) y la cosa estaba más bien paraica. Aunque en el prime time de mis dolencias he visto una auténtica retahíla ingente de basura de facturación reciente (que ya tendrán lo suyo aquí, ya) merced al disco duro portátil de mi tio (que es de los que se graba todo lo nuevo que sale sin preguntar ni cuestionarse nada el tipo) mientras hacía de "niñera" de mi mascota (que también es mía no solo de la mamá) mientras mi progenitora estaba en las tierras de Julián Muñoz via inserso, hoy como el dolor ataca cuando menos lo esperas y conviene, y en alas de que es la primera entrada del año iré sobre seguro: "The third man" (toma !)
Y esto lo he decidido además tras ver la reseña del libro de "Las 1001 pelis que..." (elijan uds. el final que ahora no lo recuerdo: "...no deben perderse", "...que son lo más que te mueres", "...que no pienso devolver al mindundi que me lo dejó"...las opciones son copiosas). Dejando de lado las que faltan (y las que están de más) de tan pesado tocho, me he irritado notablemente al leer que el prota (bordado por Cotten con su solvencia habitual), suerte de escritor de novelas baratas del oeste, recala en la Viena post-2ªG.M. "contratado, de algún modo extraño, para dar una conferencia a un remilgado grupo cultural...". Coño, y tan "extraño", como que es mentira critiquillo de los cojones de turno...Por lo visto el tema de la carta ofreciéndole curro que le envia Harry Lime (Welles, perse), un amigo de la infancia, auténtico efecto detonador del viaje transoceánico del novelista de pandereta no es lo bastante chupi para el que firma como KN su breve referencia y se saca de la manga lo de la conferencia (que no es sino un ardid utilizado más adelante por Martins/Cotten para permanecer en las tierras de Mozart).
Qué inmundicia, qué cochambra. No si al final tendré que hacerme crítico de verdad (si es que me van a obligar joder). A ver KN, gilipollas, qué es "El Tercer Hombre", no una peli húngara de serie Z con la que poder tirarte el moco a tus anchas en la seguridad de que nadie (excepto algún tipejo retorcido y con un extraño sentido del humo -y me dejo la "r" a propósito-, a lo Flush para que lo entiendan los parroquianos habituales, que para más cojones seguramente saldrá encantado de la experiencia) la va a ver...En fin, vaya hijo de puta.
¿La peli? Bueno como decirlo suavemente...¿Conocen el repelente mantra "si no conoces...-lo que sea- es que no te enteras de nada"?. Bien si hablamos de aficionados al cine con un mínimo de presunto sentido y criterio se puede poner este film en los puntos suspensivos en mayúsculas fosforitas y triplemente subrayado...
Es una masterpiece de hora y tres cuartos donde todo roza la perfección...y tras rozarla la invita a copas y después va y se la tira sin compasión...La dupla de actores colegas Cotten/Welles (por cierto el famoso monólogo de Welles en la noria fue parido por él mismo con el beneplácito de un encantado Carol Reed), los secundarios que parecen haber nacido con el único propósito de aparecer en este film, la música de Anton Karras melismática y memorable como muy pocas tras más de un siglo de historia del asunto, la fotografía en majestuoso b/n utilizado por Reed que casi logra que el frío de la Viena de post-guerra te corra por el cuerpo, las escenas inolvidables que se suceden sin pausa para desembocar inefablemente en uno de los finales ya de por si e igualmente más inolvidables, el magistral guión de nada menos que Graham Greene...¿Qué cojones os puedo contar más de esto? Si no la has visto al menos diez veces no pretendas que te haga mucho caso si pretendes hablar de cine en serio...¿Qué doy asco? ¿Qué esa clase de pseudoelitismo jode más que otra cosa? Me la pela, y perdón por la vulgaridad. Pero "El tercer hombre" es como los Beatles, Bach, Maradona o Rembrandt...te gustarán más, te gustarán menos pero no te los puedes saltar por ser referencias únicas en la historia (dentro e íncluso -de tan grandes- fuera de lo suyo). Para que decir más.
A FAVOR: todo.
EN CONTRA: va hacer casi un año que no la video...
GUZZTOMETRO (no te jode...): 10/10
PD: Por cierto, que no lo he puesto, cabe resaltar que estamos ante una producción británica a pesar de su aspecto más cercano al noir clásico yanqui -a lo Humphrey-, o íncluso a los periplos por aquellas tierras de Hitch (quizás debería haber mencionado la condición de "Sir" de Carol Reed y me hubiera ahorrado la postdata, cabe decir...)