miércoles, 25 de febrero de 2009

EL TERCER HOMBRE (1949)


SINOPSIS: Viena, 1947. El norteamericano Holly Martins, un escritor de novelas policíacas, llega a la capital austriaca cuando la ciudad está dividida en cuatro zonas ocupadas por los aliados de la Segunda Guerra Mundial. Holly llega reclamado por un amigo de la infancia, Harry Lime, que le ha prometido trabajo. Pero el mismo día de su llegada coincide con el entierro de Harry, quien ha sido atropellado por un coche. El jefe de la policía militar británica le insinúa que su amigo se había mezclado en la trama del mercado negro.

Como por motivos de salud (tengo una hernia que no me permite estar sentado durante más de una media hora sin tener que ponerme de pie o echarme en el sofá, a grandes rasgos) desde finales del pasado 2008 no he podido atender como merece a esto de los blogs (ni al mio propiamente dicho ni al otro más amateur -con el que colaboro desde el anonimato-) y la cosa estaba más bien paraica. Aunque en el prime time de mis dolencias he visto una auténtica retahíla ingente de basura de facturación reciente (que ya tendrán lo suyo aquí, ya) merced al disco duro portátil de mi tio (que es de los que se graba todo lo nuevo que sale sin preguntar ni cuestionarse nada el tipo) mientras hacía de "niñera" de mi mascota (que también es mía no solo de la mamá) mientras mi progenitora estaba en las tierras de Julián Muñoz via inserso, hoy como el dolor ataca cuando menos lo esperas y conviene, y en alas de que es la primera entrada del año iré sobre seguro: "The third man" (toma !)
Y esto lo he decidido además tras ver la reseña del libro de "Las 1001 pelis que..." (elijan uds. el final que ahora no lo recuerdo: "...no deben perderse", "...que son lo más que te mueres", "...que no pienso devolver al mindundi que me lo dejó"...las opciones son copiosas). Dejando de lado las que faltan (y las que están de más) de tan pesado tocho, me he irritado notablemente al leer que el prota (bordado por Cotten con su solvencia habitual), suerte de escritor de novelas baratas del oeste, recala en la Viena post-2ªG.M. "contratado, de algún modo extraño, para dar una conferencia a un remilgado grupo cultural...". Coño, y tan "extraño", como que es mentira critiquillo de los cojones de turno...Por lo visto el tema de la carta ofreciéndole curro que le envia Harry Lime (Welles, perse), un amigo de la infancia, auténtico efecto detonador del viaje transoceánico del novelista de pandereta no es lo bastante chupi para el que firma como KN su breve referencia y se saca de la manga lo de la conferencia (que no es sino un ardid utilizado más adelante por Martins/Cotten para permanecer en las tierras de Mozart).
Qué inmundicia, qué cochambra. No si al final tendré que hacerme crítico de verdad (si es que me van a obligar joder). A ver KN, gilipollas, qué es "El Tercer Hombre", no una peli húngara de serie Z con la que poder tirarte el moco a tus anchas en la seguridad de que nadie (excepto algún tipejo retorcido y con un extraño sentido del humo -y me dejo la "r" a propósito-, a lo Flush para que lo entiendan los parroquianos habituales, que para más cojones seguramente saldrá encantado de la experiencia) la va a ver...En fin, vaya hijo de puta.
¿La peli? Bueno como decirlo suavemente...¿Conocen el repelente mantra "si no conoces...-lo que sea- es que no te enteras de nada"?. Bien si hablamos de aficionados al cine con un mínimo de presunto sentido y criterio se puede poner este film en los puntos suspensivos en mayúsculas fosforitas y triplemente subrayado...
Es una masterpiece de hora y tres cuartos donde todo roza la perfección...y tras rozarla la invita a copas y después va y se la tira sin compasión...La dupla de actores colegas Cotten/Welles (por cierto el famoso monólogo de Welles en la noria fue parido por él mismo con el beneplácito de un encantado Carol Reed), los secundarios que parecen haber nacido con el único propósito de aparecer en este film, la música de Anton Karras melismática y memorable como muy pocas tras más de un siglo de historia del asunto, la fotografía en majestuoso b/n utilizado por Reed que casi logra que el frío de la Viena de post-guerra te corra por el cuerpo, las escenas inolvidables que se suceden sin pausa para desembocar inefablemente en uno de los finales ya de por si e igualmente más inolvidables, el magistral guión de nada menos que Graham Greene...¿Qué cojones os puedo contar más de esto? Si no la has visto al menos diez veces no pretendas que te haga mucho caso si pretendes hablar de cine en serio...¿Qué doy asco? ¿Qué esa clase de pseudoelitismo jode más que otra cosa? Me la pela, y perdón por la vulgaridad. Pero "El tercer hombre" es como los Beatles, Bach, Maradona o Rembrandt...te gustarán más, te gustarán menos pero no te los puedes saltar por ser referencias únicas en la historia (dentro e íncluso -de tan grandes- fuera de lo suyo). Para que decir más.
A FAVOR: todo.
EN CONTRA: va hacer casi un año que no la video...
GUZZTOMETRO (no te jode...): 10/10
PD: Por cierto, que no lo he puesto, cabe resaltar que estamos ante una producción británica a pesar de su aspecto más cercano al noir clásico yanqui -a lo Humphrey-, o íncluso a los periplos por aquellas tierras de Hitch (quizás debería haber mencionado la condición de "Sir" de Carol Reed y me hubiera ahorrado la postdata, cabe decir...)

1 comentario:

  1. Sin comentarios. Yo sí la volví a ver hará dos meses, y .... acojonante.

    ResponderEliminar