martes, 3 de marzo de 2009

EL JOVENCITO FRANKENSTEIN (1974)

SINOPSIS: Frederick Frankenstein, un neurocirujano norteamericano, trata de escapar del estigma legado por su abuelo, quien creó años atrás una horrible criatura. Pero, cuando hereda el castillo de Frankenstein, comienza a crear su propio monstruo.
Dr."Fronkonstine": malditos sean sus ojos !
Igor: llega tarde...
Repasando esta mañana algunas entradas antiguas me he dado bastante cuenta de que a ojos de algún talibán de esos que defienden la Historia del Cine (con sus contenidos y mantras poperos a cuestas) como si de una verdad única e inviolable se tratase, este blog incurre con cierta frecuencia en lo que estos podrían llamar "blasfemia". Seguramente el hecho de puntuar igual el "Golfus de Roma" o "Quemar después de leer" que "La Strada" es como para llevarse las manos a la cabeza (o a mi cuello de dar conmigo). Me doy perfecta cuenta del salto cualitativo enorme existente entre la virguería de Fellini y las comedias mentadas de Lester o los hermanitos pero, por la parte que me toca, peor para ellos si con sus dogmatismos han olvidado lo gratificante de saberse uno un fan amateur sin otra persecución que el disfrute personal definitivo y que sabe, y necesita, escuchar a sus debilidades (ciertas comedias sixties o los Coen -entre muchas otras cosas- en mi caso)...En honor a este tipo de pajarracos (de tener yo la suerte de que alguno caiga aquí alguna vez) va finalmente la entrada de hoy: "Young Frankenstein" (1974): 10/10.
Ninguno de los implicados para con este film volverá a hacer nada (ni lo había hecho previamente) relativamente similar ni de lejos. El resto del cine de Brooks está más cerca (prácticamente) de los "Aterriza com puedas" (bueno, la cosa sería al revés en cuanto a cronología e influencia pero se entiende) que de "La vida de Bryan" o las citadas comedias sixties antes mencionadas. Wilder es un actor exlusivamente cómico por lo que ya por ello tiene una enorme colección de detractores a buen seguro (les pasa a todos...bueno excepto -y salvando las distancias hasta otra galaxia- si te haces llamar Groucho o Buster que así la gente se acojona y no sin razón temerosos de quedar mal...aunque en mi caso siempre estaré dispuesto a cagarme en Chaplin, al que detesto, ahí donde más se necesite, que quede claro). La cuestión es que entre uno y otro se curraron el guión de "la criatura", que para más cojones (que nadie se despiste) no deja de ser un remake por mucha clave cómica que haya de por medio del clásico de Whale de principios del cine sonoro (cuarenta y pico años de diferencia entre una y otra vamos), y que al igual que aquella, obviamente, se deja bastantes aspectos por cubrir de la novela de Shelley. Si sumamos a Igor (no hay oro en el mundo para lo tuyo Marty Feldman), al secajo de Cloris Leachman como la inolvidable Frau Blücher, a la después televisiva (y bastante cutre) Teri Garr o a la histriónica e insaltable musa del director Madeline Kahn, ya solo nos queda disfrazar(inmortalizar) a Peter Boyle como este nuevo e imposible Frankenstein que canta y baila "Puttin' on the Ritz" (sin olvidar -como si tal cosa fuese posible- el cameo de Gene Hackman como el famoso invidente de la cabaña que "cuida" del monstruo en medio de sus avatares escapistas).
Por lo demás mencionar que, injustamente, nunca le han reconocido demasiado a Brooks la genial recreación de escenarios salida directamente de las pelis clásicas de terror de la Hammer (que no solo del propio "Frankenstein" original bebe el asunto). Con ese blanco y negro como bastante cascado de forma expresa que fue "vintage" varios lustros antes que el palabro se pusiese tan de mode. ¿El ritmo?. No me hagáis hablar del ritmo que me da la risa...pocas veces os pasarán una hora y tres cuartos tan rápidos en la vida.
No soy fan así a grosso modo de Brooks, tampoco especialmente de Wilder (de Fieldman si, sin duda) pero en cuanto a esto, a este film: señores, a sus pies.
A FAVOR: un film único dentro de la historia del cine cómico que para alegría de sus admiradores sigue y seguirá arrastrando a los no-creyentes año tras año (no falla, hasta el mayor detractor de la dupla que maneja los hilos, juntos o por separado, se rinde en cuanto la ve...es así de contundente la cosa -siempre habrá algun/a tocacojones por supuesto, ni que decir tiene-). Tremendo Brooks y tremendos todos los actores con un Wilder como jamás veremos de nuevo (muy a su pesar me temo) a la cabeza, y por última vez, que si no reviento: Marty Feldman (si Marilyn tiene un algún tipo de doppelgänger satánico en la historia del cine sin duda, el cabroncete, se esconde tras la inolvidable mirada de este hombre)
EN CONTRA: que manias por pecados, anteriores o posteriores, de los implicados le haga perderse esto a alguien...qué cagada mi brigada de ser así...
GUZZTOMETRO: 10/10
PD: "Frau Blücher !!!!!"

1 comentario:

  1. Yo sí soy un seguidor de Brooks en todas sus facetas y de Wilder, claro. Pero esto no es un producto habitual en ellos dos, esto es una obra maestra que esta mañana he vuelto a ver mientras se me despegaban los ojos y me tomaba un café con leche. No hay forma mejor de empezar el día, bueno sí, pero entonces me podría "moderar" el comentario. Gracias Guzz por tu labor de hacernos recuperar los clásicos, descubrirlos o redescubrirlos. Cuanto peloteo no? espera, voy por la vaselina....

    ResponderEliminar