jueves, 5 de marzo de 2009

M, EL VAMPIRO DE DÜSSELDORF (1931)

SINOPSIS: Un asesino de niñas tiene atemorizada a toda la ciudad. Mientras la policía sigue su frenética y desesperada búsqueda, deteniendo a cualquier persona mínimamente sospechosa, los líderes del hampa, encendidos por las redadas contra ellos, deciden encontrar al asesino ellos mismos. Esto va a ser largo... Muchos amantes del cine de distinta índole, y de los de verdad (de los que sabrán más o menos pero tienen un interés insaciable en aprender) suelen tener algún movimiento de la historia del mismo por montera. Así entre neorrealismos, nouvelles vagues, free cinemas y demás, quien más quien menos, suele posicionarse...lo que en parte es un error, por supuesto. Por aquello que, en todo caso, hay que valorar individualmente cada film por encima de la obra conjunta del que la firma o del movimiento o tendencia al que pueda encabirse. Sin embargo, es muy difícil cuando dentro de uno de dichos movimientos, o desde él (que vendría siendo el caso por las partes que me tocan), surge una figura cuyo trabajo te fascina hasta límites insospechados. El expresionismo alemán tuvo su época de esplendor durante los años 20. Época del cine mudo, of course. Durante esa etapa se van sucediendo los primeros clásicos de la historia, es bien sabido. Pero hay un importante matiz que diferencia al citado movimiento de los logros técnicos de Eisenstein en Rusia, Von Stroheim en América (obviando aquellos primeros tochofilms de doscientas horas de Griffith), o íncluso los primeros pasos del surrealismo de Buñuel o el fatalismo elegante de Renoir (por mucho que descienda del célebre pintor impresionista)...Son aquellas pelis expresionistas las primeras en dar una importancia afín al uso de la cámara y al argumento a partes iguales. El resto de obras pioneras (sacando del cesto algunas -muy señaladas- de aquellas primeras pelis de terror, que por pertencer a dicho género -merced a aquellas siniestras fotografías- aguantan varios puntos por encima de la media el paso del tiempo) , por así llamarlas, juegan la baza del "avance técnico", son cosas que nunca se habían visto antes y por ese camino se ganan su entrada en la historia...Ahora bien, a día de hoy y con lo que ha llovido, hasta el mayor de los mitómanos debería reconocer que títulos como "Avaricia", "La huelga", "El cantante de jazz", o íncluso la célebre "El acorazado Potenkin", entre otras, son como poco de complicada ingestión. No se le niega su indiscutible trascendencia a cualquiera de estos hitos, ni su importancia, pero es indiscutible que hoy por hoy si se quieren ver debe primero hacer uno un ejercicio de autoconvicción del tipo: "es un documental de historia, es un documental de historia, es un documental...". Y sin embargo, mira tú, a pesar de no resultar amenas -a día de hoy vuelvo a señalar-, los trazos argumentales de pelis como "El gabinete del Dr.Caligari", "El Dr.Mabuse" y "Nosferatu", sumados a los enfermizos poliangulares en el uso del objetivo, les hacen aguantar más y mejor que sus (también) ilustres compañeras de década (o época, que de hecho el "Caligari" es del decenio anterior). Eso por un lado. Pasamos al cine sonoro y al monopolio yanqui. Del destacado movimiento expresionista atesoramos los nombres de Wiene y Murnau (también el de Pabst, según los historiadores -yo todavía lo tengo en la descomunal carpeta de "pendientes"-) y, especialmente, el de Fritz Lang. Volvamos con los devoradores compulsivos de burguers: de esa primera etapa del cine sonoro (como ya señalé en alguna entrada anterior) nos quedamos con el "Frankenstein" de James Whale y "Freaks" de Browning (alguien sumaría alguna más como el "Drácula" original con Lugosi, también de este último director o íncluso, sin salirnos de lo fantástico, la famosa mona gigante que cazaba avionetas en lo alto del Empire State). Es decir, seguimos de forma casi exlusiva con las terror-movies (no en vano son los años dorados de la Hammer) y poco más (de cara todo a su vigencia "sin caducar jamás de los jamases", recuerdo). Aquí alguien puede hacer un inciso y señalar a aquellas primeras pelis aún en territorio británico de Hitch o a algunas de las primeras cintas de gangsters yanquis ("El enemigo público"/Wellman -1931-, o "Scarface"/Hugues -1932-). Es posible, ¿por qué no?. Pero son todas ellas menores en comparación a lo que vamos a tratar en breve (si se me permite abusar de la paciencia del sufrido lector). Dije hace unos días que "Freaks" por sus imposibles circunstancias es la peli de esa fase de la historia que mejor aguanta el paso de los años, y me reafirmo. La peli más popular y famosa (teniendo en cuenta la relación fama-calidad), a su vez, la tenemos en "Frankenstein". Pero acaso al referirme a ellas dije "¿la mejor"?. Todas ellas son pelis de 10, faltaría más. Pero íncluso en lo más alto, en mi opinión y como he dicho muchas veces , hay jerarquías...También dije hace bastante más tiempo, a colación de Wilder, que de ser posible (que no lo és) un ranking de los mejores maestros de la historia, de ponerme alguien una pistola en la sien y exigirme: "decídete", sería este exiliado polaco...pero ni aún entonces lo tendría claro. Sería solo para salvar el pellejo. Para mí la duda más sonada en dicha respuesta no está en Hitch, Visconti, Welles o Kubrick (entre otros)...Señoras y señores: bienvenidos/as al fascinante mundo de Fritz Lang (1890-1976). Conociendo al maestro (a muy grandes rasgos). Es el cineasta más importante del Expresionismo (con permiso de Murnau, para algún purista). Guionizó parte del "Caligari"y tras algunas obras menores dió conocer a su siniestro "Dr.Mabuse" del que haría varias secuelas. En 1927, antes de la etapa sonora, firmaría para la que un ingente número de cineastas y cinéfilos es sin duda el título más referencial del cine mudo: "Metropolis", por supuesto (de la que se han hecho tantos remiendos que la mayoría de gente no puede saber ya cual es exactamente la original, por otro lado). Tras uno o dos títulos menores (y cuando digo "menores" ruego se tenga en cuenta de quien estamos hablando) entra al trapo en el cine sonoro con "M, el vampiro de Düsseldorf". Película considerada como la primera del "cine negro" (o noir, para quien lo prefiera) y, sin duda, una de las que mayor influencia atesora en la historia del medio (maestros de diversa tendencia e inquietudes han bebido de ella en un momento u otro: Hitch, Kubrick, Welles, Huston, Lumet...hasta llegar a truñetes de hoy en día tipo "Zodiac" -que es bajar el listón lo indecible pero ayuda a entender todavía más la eterna onda expansiva del film-). Aquí conviene hacer un break biográfico. Quizás avergonzado por haber trabajado para la UFA (el estudio de cine más importante de Alemania desde poco antes de los 20 y hasta bien entrados los 40) al principio de su carrera, y viendo en lo que se estaba convirtiendo el bicho(desde finales de esos 20 se limitaron casi en exclusiva al cine -en mayor o menor grado, comúnmente mayor-de propaganda nazi), se quiso revelar con "M", que debió titularse originalmente "Un asesino entre nosotros", en clara alusión a los grupos de presión civiles de propaganda nazi, cada vez más numerosos. Finalmente por consejo de varias amistades cambió el título por el ya conocido. Sin embargo, los nazis (que no eran tan borricos como los del "code" yanqui de la famosa "caza de brujas" de años posteriores) captaron en seguida la "lectura subversiva" que integraba parte del film...Así Goebbels, uno de los "grandes" proclamadores del 3er. Reich y ministro de propaganda (nazi), llevó a su despacho a Lang en algún momento del 33 para pedirle disculpas por "apartar"su film de los cines (un par de días antes de proceder) e invitarle a hacer films de forma exclusiva para la UFA...Lang (austríaco de nacimiento) alega que su madre es de procedencia semita y que, de hecho, tenía un numeroso grupo de amigos judios a lo que el nazi respondió que no se preocupará, que "ellos decidían quien era judio y quien no"...Lang se mostró honrado por el ofrecimiento y alegó que debía pensárselo un poco (dejando intuirle al mamón, de forma artera, que no habría ningún problema)...Ese mismo día hace las maletas, dejando atrás todo (hasta a su mujer Thea Von Harbou, que había participado también en algunos guiones de alguna de sus pelis de la etapa muda y que, curiosamente, vete a saber si por convicción o coacción -aunque varias biografías apuntan más bien a lo primero- fue una "eminente" cineasta de la UFA en sus años de "esplendor" pro-nazi) y coge un tren hacia París...Hasta luego Lucaaas ! Será una parada técnica (aunque le dará tiempo de hacer una peli y todo al prolífico genio). Apróximadamente un año después llega a yanquilandia donde, dejando de lado un par de westerns y algún film bélico, se dedicará durante veinte años a firmar como un cosaco obras maestras del llamado "cine negro" y variantes..."Sólo se vive una vez", "Los verdugos también mueren", "Perversidad", "La mujer del cuadro", "Los sobornados", "Mientras N.Y. duerme" y un apreciable etcétera. Un puto crack, vamos. Ya a finales de los 50, volvió a Alemania donde rodaría sus últimos tres films debiéndose destacar el último: "Los crímenes del Dr.Mabuse", por supuesto, y cerrando así casi como empezó, una de las carreras artísticas más grandes, brillantes e inabarcables que ha dado de si esto del cine. Chapeau. "M". Como he escrito antes se considera el pistoletazo de salida del cine negro/noir, que por lo que parece y según los que se dedican a escribir la historia -sin formar parte activa de ella, todo hay que decirlo- llegará hasta finales de los 50 con la "Sed de mal" de Welles. Es un film que, aunque joda coincidir con un número desorbitado de críticos y tocacojones varios, muchos consideran(mos) la primera "obra maestra incuestionable" de la historia del cine sonoro. Todos los logros del Lang expresionista tras la cámara, ahora con voz, con un Peter Lorre sobrecogedor que interpreta al primer psychokiller demente , y "parlante", de la gran pantalla y con una agilidad narrativa a prueba de los años, los avances y las tendencias varias...Existen obvias deudas con el cine de la época que evidencian que es del año 31, es innegable, como esas famosas "aceleraciones" en planos exteriores callejeros (o grandes decorados haciendo "la función de") o puntuales sobreacctuaciones (sobretodo de Lorre, bienvenidas por otro lado) propias aún de la etapa muda. Tampoco ayuda, claro, el hecho de que si la vemos doblada tendremos que aguantar expresiones locales de cuando llegó la peli a España, durante los 60...Pero, no hay problema "M" puede con eso y más. Por cierto que antes hemos visto parte de lo que sucedió con el título pero me quedé ahí..."M" es por "mörder"(asesino), aprovechando de paso el famoso sistema utilizado por los mendigos en el film a fin de no perderle la pista una vez dan con él, y "el vampiro de Düsseldorf" es...pues por Peter Kürten, el auténtico y real "vampiro de Düsseldorf", detenido en la primavera de 1930 y ejecutado un par de meses después de estrenarse el film, verano del 31. Lang había empezado a trabajar en su film merced a un artículo periodístico que había leído sobre el mentado criminal (y aún hoy hay quien hace cábalas sobre si lo reflejado en la película tuvo una influencia definitiva en la suerte final del chalado en cuestión). Me explico: en la peli, el infame asesino de niños es perseguido al mismo tiempo por policía y por el hampa de los bajos fondos de la ciudad (equiparando Lang a sendos estamentos, de paso)...Dando estos últimos con él merced a la aparición de los mendigos que vigilan a todos los críos de la urbe de manera encubierta. Así un vendedor de globos invidente reconoce al "monstruo" mediante una famosa melodia de Edvard Grieg que le da por silbar cuando va a hacer una de las suyas (la manera de canjearse la confianza de los niños, por parte del cabronazo, siempre es con alguna golosina, juguete y demás)... Ya atrapado por los maleantes propiamente dichos se procede al "juicio" (el pasaje más famoso del film) con el inolvidable monólogo de Lorre ("¿quién sois vosotros para juzgarme?"), donde les reprocha que él está "enfermo" que "no puede evitarlo"...En definitiva que no hace el mal por elección (como aquellos que le están juzgando) sino porque se ve impélido a ello...Vemos entonces gestos de asentimiento y entendimiento entre las caras de este improvisado "jurado popular", pero entonces el mandamás de los delincuentes hace el siguiente planteamiento: si se le entrega a la policía alegará locura en el juicio e irá a un manicomio de donde podrá escapar y, tarde o temprano, tendrán de nuevo a la policía peinando las calles...Al final, para dilucidar cualquier duda, una mujer denuncia que aquellos que contemplan la posibilidad de entregarlo es "porque no tienen hijos" y no saben el dolor que supone el perderlos...Punto y final para Lorre...de no ser porque en ese momento, y deteniendo a la turba, aparece la poli (habían capturado a uno de los maleantes que estaba en el ajo y que bajo coacción delata el paradero de sus compinches). Las dos últimas, y fugaces, escenas del film nos muestran la entrada de un gran jurado, con sus peluquines a cuestas, y finalmente a las madres de las niñas muertas una de las cuales afirma: "ahora solo nos queda vigilar mejor a nuestros hijos"...Dando así la razón a los criminales (y marcando magistralmente Lang la eterna frontera entre "ley" y "justícia") que, anda mira tú, estaban en lo cierto. Finalmente Kürten fue ajusticiado, así que ni locura transitoria ni gaitas (lo que es posible, y como señalé antes, se produjo en parte gracias a lo sugerido en el film que de alguna manera -o esa es la lectura que algunos gustan de hacer- dictaminó la suerte de "el vampiro de Düsseldorf" ya desde la gran pantalla). Vemos en este film muchas cosas por vez "primera". Desde la investigación a lo CSI (versión primigenia) de la poli hasta el concurso de entidades fuera de la ley trabajando (accidentalmente o no) por el bien del prójimo. Sin embargo lo que más enamora de este film es lo bien montado y filmado que está. El plano inicial es puro ballet de cámara, con los niños jugando en la calle con la macabra canción que hace referencia al "vampiro" ("niños, ¿como os tengo que decir que no juguéis a eso"...) y de ahí la sube hasta el balcón de la mujer que les ha recriminado lo escrito en el último paréntesis, fijando la atención sobre el balcón y siguiendo después a la buena señora hasta la puerta de una vecina (la que le responde "...bueno así al menos sabemos que están ahí") que es a su vez la madre de la siguiente víctima que juega a la pelota por la calle y a la que una sombra se le acerca...A partir de ahí aparece el invidente vendedor de globos atendiendo a la extraña pareja y vemos poco después la pelota rodando sola y el globo chocando contra unos postes telefónicos...La mecha prende."M, el vampiro de Düsseldorf" ha empezado... y la Historia del cine se reescribe casi en cada minuto de su metraje. A FAVOR: innumerable. EN CONTRA: la existencia de una versión castrada con veinte minutos menos, gentileza de algunas "políticas europeas" del pasado siglo que sacaron la tijera a pasear... GUZZTOMETRO: 12/10

10 comentarios:

  1. No me avergüenza en absoluto admitir que no la he visto, no suelo tirame pegotes, pero sí debo decir que debería haberla visto sobretodo después de leer el espeso y educativo comentario de Guzz. Graba-melón!!

    ResponderEliminar
  2. Mas que espeso denso. Si entendemos por densidad una magnitud referida a la cantidad de masa contenida en un determinado volumen, y que puede utilizarse en términos absolutos o relativos, simbolizada habitualmente por la letra griega Ρ(Ro) y denominada en ocasiones masa específica.

    ResponderEliminar
  3. No hay de qué. por cierto, son seis euros por la clase particular.

    ResponderEliminar
  4. !!!¿6 euroos?!!!...Aiiiigh, snif...No puc permiti, no...Winston Cobarde.

    ResponderEliminar
  5. Invítame, coño. El sábado??? yo curro.. pero podría estar por ahí pa la segunda parte del barça que lo dan en la sexta y luego para ver a mi equipo del alma y de segunda... tengo que ir haciéndome a la idea aunque duela, leñe.

    ResponderEliminar
  6. Jo tampoc l'he vista, però desprès de veure el tràiler,, quines ganes.
    Ja he dit al blog enemic, que dilluns a la filmo fan Solarys i La mujer del cuadro...

    ResponderEliminar
  7. ...doncs sin les fan seguides haurien de començar a les 10 del matí...el Tarkovsky es lo que tiene. Pero "La mujer del cuadro"...ay, quien tuviese esquena...Cinema negre en estat pur (victoria segura, si sra !)

    ResponderEliminar
  8. ei! que he oblidat comentar que ens apuntem al pla del Sr. Niko, si és acceptat i no és molèstia.. Els patidors del futbol ens hem de donar suport.. (és conya)

    ResponderEliminar