lunes, 2 de marzo de 2009

THE WRESTLER (El Luchador) (2008)

SINOPSIS: Randy "The Ram" Robinson (Mickey Rourke) es un luchador profesional de wrestling, ya retirado que, tras haber sido una estrella en la década de los ochenta, trata de continuar su carrera en el circuito independiente, combatiendo en cuadriláteros de tercera categoría. Cuando se da cuenta de que los brutales golpes que ha recibido a lo largo de su carrera le empiezan a pasar factura, Randy decide poner un poco de orden en su vida; intenta acercarse a la hija que abandonó, Stephanie (Evan Rachel Wood), a la vez que trata de superar su soledad con el amor hacia Cassidy, una streaper (Marisa Tomei).
Permitidme por favor hablar un poco del día de hoy antes de abordar la peli en si (así pongo más texto y puedo "espesar" mejor la entrada... por otro lado tampoco hay mucho de que hablar en ese sentido... -aviso para aquellos navegantes algo perezosos-).
Sin duda ha sido el mejor día del año en lo que a salud refiere (persisten los pinchazos puntuales en todo lo que es la espalda para algarabía personal de uno pero parece que ya puedo empezar a llevar un simulacro de "vida normal" -en mis posibilidades claro-). De esta manera tras mi visita periódica de las 12 en la Clínica Cima con él traumatólogo he podido cumplir con uno de esos estúpidos pactos que realizo (quizá con demasiada frecuencia) conmigo mismo: "namás cobrar cada mes me voy al fnac y me compro una reedición vinilera de esas tan chulas" (finalmente se han impuesto los N.Y. Dolls tras dura pugna con Hendrix y Mc5 -informo para los más chafarderos-, que también acabarán cayendo por supuesto -Ay, ese "Axis..." que bonico se ve-). Después tras visitar a mi madre para ver en que anda, y que me alimente de paso, procedo a vencerle en una encarnizada y casi sangrienta lucha al Backgammon en la que me he acabado imponiendo en la última curva (4 a 5 para mí, y eso que la buena mujer me estaba torturando a dobles y se me había puesto 4 a 2...). Tras algún crack lumbar sospechoso me dispongo a volver a casa (si si, ya se que parece un rollo "querido diario...", lo siento). Una vez en mi guarida (y ya con mi famoso pantalón de pijama tipo bandera de F1 puesto), entro en el blog vecino del vecino para ver en que anda y descubro que su última entrada va sobre una de las dos pelis que tenía prestas a comentar en mi propio blog...Con un poco de suerte le ha parecido un "bluf de tapaillo" (o sin "tapaillo" que valga de hecho) igual que a mí, y me ahorro el esfuerzo... Lo leo y veo que, en efecto, coincidimos más o menos en detalles y del todo en general (quizá yo sería algo menos indulgente -y bastante más "espeso"-como veremos a continuación, pero básicamente venimos a opinar lo mismo) . Con todo, al final, hago de tripas corazón y como uno no deja de ser profesional...bueno no, pero me debo a mi público...tampoco, bien pensado...¿No sé a quién pretendo engañar?...
Como es bien sabido Darren Aranofsky se dió a conocer con la sugerente "Pi" (no sé como se hace el signito de los huevos -y que conste que lo he intentao a ver si sonaba la flauta- con el Alt+lo que sea...¿qué pasa?) . Film más bien irregular en su desarrollo pero que gozaba de algo que lo hacía (desgraciadamente) una bestia de un plumaje bastante difícil de ver en los tiempos que corren (y más para una obra de un director novel): un lenguaje cinematográfico propio (que realmente no lo és como sabrán, si la ven, los aficionados a Tarkovsky o el cinema verité más militante de años a, y eso solo por ejemplo y porque no me quiero poner más chulo aún-esto va para los pimpollos "altelnativos" de esos que, por no ir más lejos, se tragaron todo aquel embuste del dogma de los huevos como si de algo nuevo o revolucionario a más no poder se tratase...amén de que era chupiguay que te mueres por supuesto-), o por lo menos impostado con no poca dosis de talento e ingenio, lo que tampoco es moco de pavo. Tras tan sonada ópera prima el tipo enloqueció por lo visto y se quiso autoerigir en el muso definitivo del cine de autor contemporáneo (tiembla Von Trier). Así la famosa "Réquiem por un sueño" fue, por mucho que se quiera disimular o ensalzar falsamente, un batacazo de los de órdago...Película esa (suerte de psicodrama de baja estofa que juega la baza depresiva con junkies de por medio, que ya está perdiendo -y más que perderá- pegada a pesar de su relativa juventud y del gran papel de la siempre honorable -viejuna o no-Ellen Burstyn) que le aleja de cualquier ínfula del llamado "cine de autor" y le hace aterrizar de golpe y sin paracaídas en ese cajón de sastre llamado "indie" del que uno nunca sabe muy bien que esperar en verdad (un mundillo que ensalza a un subnormal como Kevin Smith o aplaude soplapolleces como "Juno" y a su vez deja caer en el olvido a alguien tan puntualmente interesante como Hal Hartley no puede ser muy de diox...). Ay, pobrecico, él que ya se veía como el Cassavettes o el Wenders del nuevo milenio...cachís. Para "acabarlo de adobar" de cara a la llamada crítica especializada vuelve en 2006 con "La fuente de la vida", en la que contó con "actorazos" del calibre de Hugh Jackman o Rachel Weisz como protas, donde la caga ya por todo lo alto con lo que ya se ha tachado como un blockbuster de sci-fi (con pretensiones además, por supuesto) de los de la peor calaña (yo no la he visto y no me mojo del todo pero la cosa a priori bien no huele, ciertamente -y más desde que para mi horror descubro que Darren es fan de la saga "matrixera", odiada por mí como pocas cosas en esta vida-). Si finalmente tenemos en cuenta que la última que se sabe del tipo es que se va a hacer cargo del remake del "robocó" pues ya ven, damas y caballeros: tocado y hundido (al menos en lo que a credibilidad -sobretodo si tenemos en cuenta como empezó el pollastre- refiere).
¿El "The wrestler" éste? És una puta star-movie de camuflaillo, sin más. Sea serie B o no. Un drama que vale lo que vale la interpretación de su protagonista. La parroquia cinéfila más cool y borreguil (la que persigue todo lo que huela a "nuevo", "indie"y derivados -o la que tragó con algo como "Réquiem..."para entendernos-) la aplaudirá sin darse cuenta quizá que tiene los mismos argumentos para idolatrar este film que el "Naúfrago" de Tom Hanks (para mí un film más que regulero pero que no pondría por debajo de este "luchador"), por ejemplo. ¿Qué Rourke está muy bien?. Mentira, está fantástico (deforme pero fantástico -de ahí que no le ponga un "cate" al flim de hecho-), pero al final...¿a quién coño le importa realmente si la peli es tan poquita cosa? La vida de una vieja leyenda del pressing catch cincuentona y venida a menos que se ha quedado viviendo en los 80 mentalmente para el resto de sus días encontrándose ahora solo y enfermico en el mundo...argh, qué pena. El resto: Marisa Tomei en pelotas, algun guiño cómico muy puntual, muchas (demasiadas) lágrimas precocinadas que no cuelan, canción del Boss final y pa la casa...
A FAVOR: esos guiños cómicos apuntados que desgraciadamente se cuentan con los dedos de una mano (los tejemanejes de los wrestlers y poca cosa más) y que no se hace larga...eso al menos se lo concedo.
EN CONTRA: se jacta tanto de su humildad, tanto detrás como delante del objetivo, que acaba cayendo en lo hilarante (en el sentido de que a veces, durante su trayecto, te ries del film por ser tan exageradamente sobreafectado). Términos como "austeridad", "humilde", o peor, el más que manido y desvirtuado a día de hoy "independiente" no deberían ser excusa para poder o no poder llamar a las cosas por su nombre..."Prescindible", en este caso.
GUZZTOMETRO: 5/10.
PD: un biopic sobre la vida de Jimmy Snuka "la Supermosca", por ejemplo, hubiera sido mucho más agradecido y honesto para los amantes del piquete de ojos, la sillita eléctrica o el golpetaso en el plexo solar...

4 comentarios:

  1. http://nikochanisland.blogspot.com/2009/03/wrestler-2008.html

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Guzz por poner mi link (se dirá asé?). Siento mucho que los dos hayamos visto el mismo film sosaínas pero nene, la Tomei vale la pena.

    ResponderEliminar
  4. Si...la lástima es lo que se va sucediendo entre despelote y despelote de la tipa...pero dejo ya de hablar del flim éste que como más lo recuerdo más se me va marchando la indeferencia para empezar a parecerme directamente mala...

    ResponderEliminar