lunes, 6 de abril de 2009

CUBE (1998)

SINOPSIS: Seis personas aparecen encerradas en un complejo laberinto de habitaciones cúbicas que esconde trampas mortales. No saben cómo llegaron allí, pero pronto descubren que deberán de resolver ciertos enigmas y sortear con habilidad todas las trampas si quieren sobrevivir.

¿Ya han pasado once años del "Cube" éste?...La puta de a oros...En fin, la ganadora de nuestro local Festival de Sitges de ese año (festival bastante digno en la medida de que va -¿iba?- orientado en una dirección muy concreta -"cine fantástico"-, y que no por haber ido asociado largo tiempo al nombre de Álex Gorina -uno de los seres más repelentes, redichos e insufribles de la historia del planeta sin duda que valga-,debe menospreciarse porqué si).
Film canadiense al que muchos se empecinan en colgarle la etiqueta "de culto" contra viento y marea...Yo ni se ni me importa si esto es "de culto" o no, pero desde luego sugerente lo és. Ahora bien, compararlo con según que cismas de la sci-fi (de la media docena realmente claros que hay más allá del género vamos) me parece un poco una animalada. Sin entrar en valorar las dos secuelas que todavía no he visto (aunque mayormente lo leído al respective se limita a una serie de ataques críticos sin compasión), también de factura canadiense pero cambiando el director en cada ocasión, esta película en si tiene aciertos muy sonados, no se puede negar, pero también algunas "regulerías" más que palpables. Vamos por palmos.

Lo "mejor" del film es que, en efecto, es un film "único" por planteamiento, con entidad propia y con casi nada que se le parezca. Además lo és desde la mejor baza para no pocos, entre los que siempre me contaré, que puede presentar un film: el argumento. El mejor director, con la mejor banda sonora, el mejor guionista, staff técnico, lo que sea...se va a dar de morros si algo tan básico y elemental como la historia (ese eterno "¿de que va?") no vale un pimiento. Por mucho artista de la puesta en escena o maestro del encuadre que haya, para muchos esto del cine no deja de ser un medio, por muy artístico que sea o no, para contar historias (luego por supuesto ya está la gracia y personalidad de cada cineasta para que todos podamos elaborar rankings de gusto al ídem). Pero "demonios", tras tanta espesor uno no puede dejar de reparar en que a los hacedores de esta peli, con el director Vicenzo Natali a la cabeza (tipo este realmente obsesionado con la sci-fi, por cierto), nadie les contó que a la inversa tampoco acaba de funcionar la cosa (o no al nivel que podría en cualquier caso) : una historia de puta madre sin condimentarse como debiera con esos elementos básicos del cine anteriormente sugeridos (entre otros) no "tira" a la velocidad adecuada...y eso es lo "peor" del film.

No es que todo al margen del argumento sea un pedo desde luego. Visualmente, ya de entrada es un prodigio la puñetera, con esa opresión y angustia que enarbola como rasgos principales perfectamente plasmadas. Pero lástima que los diálogos no estén a la par con la parte del "guión no-hablado". De hecho están tan por debajo a veces que es para llevarse las manos a la cabeza...Se pierden continuamente y de forma excesiva en circunloquios sobre el tema matemático (y naderías sin trascendencia a valer) y no se sabe exprimir el entramado humano (digno del más enfermizo de los "reality" que podamos soñar) que únicamente subyace desde los personajes con cuentagotas y que, por otro lado, podría haber dado una dimensión dramática a esto de varios pares (y en la dirección que hubieran querido además). Tampoco ayuda el, más que justito, abiertamente cutre-casting que se nos sirve. Para mí solo el protagonista interpretado por David Hewlett (por lo visto el actor fetiche del director) parece estar realmente a la altura de las circunstancias. Del resto creo que siempre me quedaré con las ganas en lo de saber si su falta de acierto se debe a los limitados recursos de los actores, al poco interes del director en rodar todo lo ajeno a la contextualización visual de su querida historia (de la que también es co-guionista junto a otros dos firmantes), o a su falta de oficio en la dirección de actores a secas y sin más.
Podría estar dando vueltas sobre lo mismo durante semanas (añadiendo pequeñas cosas para mal -como la muy discreta banda sonora-, o para bien -como su tremenda manufactura artesanal en la parcela decorativa perfectamente resultona, sin los excesivos cromas de rigor ni pollas de por medio-), pero al final todo se limita a dos aspectos brutales y dos, para mí al menos, más que discutibles...En cualquier caso, al igual que ocurre con el "Pi" de Aronofsky (la única peli que me gusta realmente de ese tan cacareado director, hasta el momento al menos) también estrenada ese año curiosamente, se antoja "recomendable" por esa condición ya mentada de estar ante un film "único" (sin que ello implique "mejor"o "peor" que lo que sea con que se le ocurra a alguien compararlo-hasta cierto punto-) desde el punto de vista argumental. Valiente e ingenioso como lo que nos de la gana mentar pero algo cojo por la falta de oficio en el global final resultante.
A FAVOR: argumento impagable y visualmente tan concienzudamente austera (¿para qué poner relleno por ponerlo si ya queda de narices?) como tremebunda, toda una lección a los Wachowski y demás hacedores de enjendros "matrixeros" de hoy en día cuya visión de lo que es el cine se limita a: "ya tenemos los quinientos metros de pantalla verde...¿ahora qué hacemos?".
EN CONTRA: los diálogos que chirrían en no pocas ocasiones (a sumar una falta de profundidad en los personajes -por mucho que se quiera jugar ex profeso al desconcierto con ese frío ambiente de clínica abandonada- que clama al cielo) y unos actores reguleros -cuando no chungos sin más- con la única excepción del prota...que por otro lado tampoco sería Charles Laughton. Y siempre, o eso pienso yo, esa sensación agridulce cada vez que la ves de que tras este entretenido y recomendable film se esconde un monstruo de incalculables proporciones (o si se prefiere de "podría haber sido mucho, muchísimo, más") que no se ha acabado de manifestar como debiera.
GUZZTOMETRO: 8/10

1 comentario:

  1. Nikometro: 8,05/10. El 0,05 mas que la nota del Guzztometro es, mas que nada, porque para mi que los actores sean reguleros me gusta, me falta algo mas de tripas, de sang i fetge, y poco mas, bueno, no sé como ha aguantado el paso del tiempo, así que lo comprobaré volviéndola a ver....

    ResponderEliminar