lunes, 3 de agosto de 2009

LOLITA (1962)

SINOPSIS: Humbert Humbert, un profesor cuarentón, acaba de instalarse en Ramsdale, New Hampshire. Allí se enamora perdidamente de una niña de once años, tanto que concibe un plan maestro: se casará con su madre, Charlotte Haze, para poder estar siempre cerca del objeto de sus afectos: la alegre adolescente, la irresistible nínfula de nombre encantador, lírico y melodioso: Lolita.

Estoy de acuerdo con la sentencia esa que dicta que el "Moby Dick" de Melville es posiblemente el relato literario o no que más o/y mejor sintetiza lo que es la "obsesión" (se recomienda encarecidamente por enésima vez la revisión de la versión de Huston con Peck al frente -y si alguno tuerce el gesto con el tema fx por la edad que ya tiene el film que le den pues no es eso de lo que trata la cosa-). Dicho eso, y puestos a hacer el juego, es perfectamente lícito hacer un paralelismo analógico con el "deseo" y la "Lolita" de Nabokov (que como es bien sabido guionizó también la peli mano a mano con el propio Kubrick -aunque éste último no figure como guionista del film-). En cualquier caso la lectura visual de esa historia "prohibida" que hace Kubrick es igualmente parte de la historia, como mínimo en la misma medida que la célebre novela del reputado escritor ruso.
No es de extrañar que sabiendo como acabó, o mejor dicho hasta donde acabó, Kubrick de Douglas y su productora tras el faraónico -y enfermizo- rodaje de "Espartaco" (que por otro lado no deja de ser extraordinaria y, sin duda, el mejor largometraje del subgénero del cine de aventuras al que pertenece), se refugiara en algo completamente opuesto para su siguiente proyecto. "Lolita", el film, es una cosa absolutamente catárquica en muchos sentidos, toda una liberacion para el genial cineasta pero, particularmente hablando en primera persona, es el film que cierra mi póker de ases favorito del insigne tipo...Para mí Kubrick es Kubrick no por el monolito, no por los párpados abiertos de McDowell, ni la cara de loco de Jack, ni la iluminación sin electricidad de la otra o tampoco los devaneos del recluta Patoso y cía (la última ni la menciono)...Stanley Kubrick es para mí un genio por rodar seguidas en ocho años "Atraco perfecto", "Senderos de gloria", "Lolita" y "Dr. Strangelove...". Todo ello con el superproyecto con Douglas padre de por medio. No dudo que en su obra posterior tenemos al menos tres obras maestras de las gordas de esas que proclaman la mayoría de críticos a los cuatro vientos pero, aún pareciéndome ese cine posterior a "Teléfono rojo..." igualmente reseñable y hasta básico en la historia del medio, lo que es aquí al menda ya no le parece tan sublime como en las cuatro pelis destacadas. Es como el equipo de cualquier deporte que gana de inercia, por el enorme talento de sus jugadores, totalmente desproporcionado con el resto de lo que existe (tipo el Dreamteam de Jordan, Magic y cía en el 92), pero cuya "hambre" se estima ya, desgraciadamente, innecesaria. De "2001" inclusive en adelante el cine de Kubrick sigue siendo del más alto octanaje siempre (corramos un tupido velo con la del cienciólogo que me callo lo que me parece pa no liarla) pero algo cambia, se convierte en un "artista pop" decidido a demostrar desde el primer segundo de cada film que la estrella es él mismo tras la cámara...se gana en planos memorables, encuadres para enmarcar y todo el cine en general da unos saltos técnicos que a saber lo que hubieran tardado en aparecer de no haber existido el insigne barbas pero, también, la pulsión narrativa de las historias se van un poco para abajo en comparación (el tipo es tan bueno en lo suyo que las pelis apenas se resienten pero, insisto, la narración en términos generales se va algo para abajo). En definitiva entiendo que da igual, son todas pelis excelentes, básicas -repito-, y se limita todo a una cuestión de gustos...yo prefiero esas cuatro que van a caballo entre los últimos 50 y los primeros 60, aunque me parece innegable que la historia del cine no se entiende, es de cajón, sin el hueso que se convierte en nave espacial, el asalto con pene gigante de cerámica, los hachazos de Nicholson, el duelo de Lyndon o la niña vietnamita disparando en slow motion. Para acabar este apartado, decir que entiendo que este tipo es un maestro y tal pero (aún sabiéndome como fan del susodicho) con lo que no comulgo es con lo de "la filmografía entera de Kubrick es una obra maestra"...Para mí las cuatro que pongo son obras maestras (con perdón por la pontificación gratuita), eso está claro, sobre el resto (de matrícula, excelentes o notables -nunca menos, salvo quizá la primera "Fear and desire" cuya idea supera a lo expuesto en pantalla y one more time, desde luego, la última-) estoy dispuesto a debatir, que no a discutir (excepto muy posiblemente en el caso de "El resplandor" que, a pesar de ser una novela del hacedor de best sellers de aeropuerto en serie más famoso, es "mi quinta en discordia" y ya me convenzo yo solito...)
Vamos ya con la peli (no me arrepiento por cierto del superpárrafo anterior...es lo bueno de hablar de Kubrick, como casi todo el mundo que le guste el cine se sabe sus pelis de memoria uno se puede poner a dar rodeos con impunidad).
Es una opinión muy particular pero creo que tras rodar en calzones a Kirk Douglas y Tony Curtis haciendo el indio en "Spartacus" (aunque los dos demostraron en no pocas ocasiones lo actorazos -no solo estrellas- que fueron...ver por ejemplo "Cautivos del mal" o "El gran carnaval" del primero o "Chantaje en Broadway" y "El estrangulador de Boston" del segundo) teniendo un casting con nada menos que Laughton, Olivier y Ustinov, no es de extrañar que al cineasta le apeteciera rodar un film basado por encima de nada en el desarrollo de personajes...Y claro, siendo Kubrick, como más cambiantes, desesperados o retorcidos mejor. En eso me centraré (hablar de las bondades en la labor técnica del cine de este hombre es subrayar lo obvio...aparte de genial ya de por si era el mayor tocacojones del universo en esas cosas -era su costumbre, por decir una, en todos los rodajes pasar en numerosos momentos de los actores para refocilarse en inagotables conversaciones con cámaras y directores de fotografía para orgullo de estos y chascamenta de los otros-). Pero antes un apunte sobre el guión-novela...Lolita en la novela original tiene 11 años, demasie para los mogigatos de joligú pensaría Stanley. Por eso en la peli pasa a aparentar 14, de otra manera en vez de tener que irse a vivir a tierras británicas hasta el fin de sus días, para que no le tocasen más lo que no suena, hubiera acabado contra el paredón o poco menos. De cualquier manera la historia, que es lo que cuenta, no se edulcora y logra en definitiva recrear la cruda obsesión de un hombre ya granadete por su prohíbido objeto de deseo: la nínfula -que pone la sinopsis- púber del título, que es de eso de lo que va todo el asunto. Valiéndose básicamente de cuatro personajes (ahora si) que van de la desesperación (Mason, prota absoluto del artefacto), a la desgracia (Winters), pasando por el calentapollismo (Lyon) para aterrizar finalmente en la hijoputez (Sellers)...Vamos que no se trata de envilecer ningún rol, son un auténtico cuarteto de campanillas a la hora de encarnar las bajezas humanas en diversas de sus múltiples formas.
No es posible (yendo ya de cabeza a los artistas) imaginar a otra Lolita que no sea Sue Lyon es perder el tiempo (intenten ver el remake de los 90 si tienen estomago). Si es verdad que el realizar este film le supuso un estancamiento del que jamás pudo escapar (un poco como a McDowell tras la "naranja" ya que estamos) y todo lo más que logró a posteriori es aparecer poco después en el famoso casting de "La noche de la iguana" de Huston o en "7 mujeres" de Ford, pero ya en un rol menos memorable..."Lolita" se había comido a la actriz desde el minuto uno de su estreno y el precio a pagar de la Lyon por esa "inmortalidad" fílmica fue una carrera que oscila, con las contadas excepciones ya señaladas, entre lo muy discreto y lo más que regulero. Todo lo contrario para el gran Peter Sellers (tipo de temperamento "cambiante", por ser educado, y quizá uno de los pocos actores que congenió siempre con el foribundo Kubrick -lo del hambre y las ganas de comer, no tiene más-). El retorcido Quilty de "Lolita" fue el trampolín definitivo para el actor (al año siguiente se juntaría con Edwards para "no se qué que jerigonza con un detective francés"...y el resto es historia), pero aún hoy existe quien afirma que su papel es "demasiado excesivo" o que el director "debiera haberlo atado más en corto"...No quedaría muy descontento Kubrick con Sellers viendo que dos años después para la inimitable y única "Dr.Strangelove" le "castigaría" con tres papeles en un mismo film (y cuenta la leyenda que de hecho Kubrick llegó a proponerle que interpretará él todos los roles de la peli...). Gran papel el de Sellers para mí (como siempre), su Quilty incorpora el aura de misterio que el personaje demanda y viendo como van las cosas uno acaba la peli pensando: ¿quieres decir que no está vivo tras el cuadro a pesar de los disparos?. La madre de Lolita es Shelley Winters...cincuenta largos años en la profesión que le dieron para todo a la expresiva y temperamental actriz. Bordándolo con "grandes maestros" o haciendo paripés televisivos la Winters nunca dejó de currar...fuera dirigida por Cukor o en una peli con Chuck Norris, lo suyo era interpretar y punto. Mucho se lo curró y ya tuvo en vida el gran reconocimiento que merece como una de las grandes actrices que ha dado el mundillo este del cine. No era de "las más grandes" (Davies, Crawford, Baxter...) ni de las más guapas (aquí no acabaríamos) pero Kubrick vio en su fuerza y expresividad la combinación perfecta que el muy poco amable papel de la madre de la niña requería y, una vez más, le salió de puta madre. Más grande aún es James Mason. Perteneciente a ese exclusivo grupo de grandes, grandiosos, actores británicos (superado, para mí, solo por Olivier y Laughton, y empatando con gente del calibre de Niven o Guinness) realiza aquí para más inri la interpretación de su carrera (¿le dice Stan a Kirk: "esto es actuar mamarracho"?...mmm). Ver como la flema inglesa va desapareciendo y degradándose cada vez más y más durante las dos horas y media del metraje para acabar convertido en una concha vacía, un conato de ser humano sin voluntad es todo un libro de estilo de lo que debe ser una interpretación intachable. El desarrollo que Nabokov y Kubrick dan a este Profesor Humbert es devastador y el denuedo de Mason al enfrentarse a él imborrable (la escena donde empieza a aflojarle pasta a una Lolita casada y embarazada ya al final de la peli seguirá rajando el alma del más insensible hasta el fin de los tiempos) .
El resto de aportaciones que realiza el gran Kubrick en este film, en el que no pasa nada pero no paran de suceder cosas, dan para hacer otro megapost solo para ello. Me quedo con el detalle de empezar la peli con la resolución final de la historia reforzando así la sensación final de pequeño/gran cuento basado en evolución de personajes por encima de cualquier otro elemento.
A FAVOR: todas las cosas...hasta el póster es historia.
EN CONTRA: por mencionar algo, el reiterar lo de la suerte que corrió la carrera de la Lyon tras esto pero...siendo honestos, ¿cuantos niños-adolescentes actores lo consiguen después?. No me parece que la mujer tuviera nada que reprocharle a Kubrick (más bien al contrario), le puso un resorte dorado en los pies y la muchacha saltó para atrás...que hi farem.
GUZZTOMETRO: 10/10

7 comentarios:

  1. No pienso aguantar cihiquilladas en mis posts de cine.

    ResponderEliminar
  2. ...mmmmm.... chiquilladas??????, parece que además del desodorante te abandpnó el sentido del humor..... si es que culé tenía que ser. Yo por si acaso ya he pedido la nacionalidad japonesa y me cambio el nombre por el de Shunshuke. Apa noi, que te sea leve, no te aburras y descansa. AH, por cierto, uno de estos días quenos veamos, te tiraré de lospelos de la nariz por no llamarme mes sovint. Mindundi!!, que me tienes abandonaico y este mes estoy mu sensible

    ResponderEliminar
  3. pd: suprime los comenatrios "para siempre" asi no salenq ue han sido borrados.

    pd: peliculassssooo

    ResponderEliminar
  4. Si que es verdad que lo de borrarle el mensaje al nicho no estuvo nada bien. Pero obviando las disculpas, por aquello que la confianza da asco y que a los vecinos siempre hay que marcarlos para que no se te suban a la chepa, el suceso fue meramente víctima de las circunstancias...Sea por la calor, la crisis u otras varias cuestiones llevo sin dormir una noche entera diox sabrá cuanto, por tanto me pego unas siestas maratonianas de las que me despierto siempre tarde, sudao y con bastante mala leche... En esas circunstancias no estoy muy abierto a críticas y chanzas...lo que demuestra que nadie ni tan siquiera yo -aunque sea el que más se acerque de la historia- puede ser humano y perfecto a la vez (eso si, cabe decir para autoinculparme más, que el mensaje del nicho era muy light para lo que esta uno acostumbrado).

    Pd:Igualmente también aclaro que uno espera debatir/discutir de cine desde un post de cine o de rock desde un post de rocanrol...Por eso también pongo cosas de algo tan chorras, provocador y gratuito by the face como el fútbol para desviar ahí si se tecia todo el tema descalificaciones, insultos, broncas, etc...

    ResponderEliminar
  5. Y además, que narices, que me acoste de día tras currarme la entrada del blog esta. Uno esperaba un superdebate kubrickiano against the nicho (sabedor que el tipo también es fan del cineasta y que no opina igual que yo con lo del Kubrick post-Strangelove) y el ínclito no se lo curró nada...veremos si con una provocación directa se anima: "Eyes wide shut" es una mierdacaaaaaaa !!!

    ResponderEliminar
  6. Es qu eno hay debate que valga. El puto Kubrick era un genio, no tiene peli mala, y todas, absolutamente todas son obras maestras, ni un resbalón tiene el condenao. Bueno, se le puede criticar el contratar a Cruise para su último film, pero hasta parece que el tipo es buen actor, y es que su última película después de vista una decena de veces me parece absolutamente cojonuda. Y te digo mas: F-I-D-E-L-I-O!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues si hay que verla diez veces vamos bien...yo solo la he visto tres o cuatro y cada vez me pareció peor que la anterior (esperaremos a ver). En lo que repito que no estoy de acuerdo es en que toda su obra sea "maestra". Para mí indiscutibles son: "Senderos de gloria", "Lolita", "Dr Strangelove..." y "Atraco Perfecto", luego están la naranja, la chaqueta, "Espartaco" y la del Nicholson que me parecen excelentes pero de las que albergo dudas (hoy igual me lo parecen pero mañana no -cosa que no me ocurre con las otras cuatro-) sobre si merecen esa denominación o no. Las demás (obviando la última) se tienen que "conformar" con ser notables para mí.

    ResponderEliminar