martes, 22 de septiembre de 2009

BOSQUE DE SOMBRAS (2006)


SINOPSIS: Norte de España, finales de los 70, el verano más cálido de los últimos años. Norman (Paddy Considine) y Lucy (Virginie Ledoyen) son un matrimonio inglés que no atraviesa su mejor momento. Unas vacaciones junto a unos amigos, Paul (Gary Oldman) e Isabel (Aitana Sánchez-Gijón) pasa por ser la solución. Alejados de Londres, lo que se presenta como un idílico fin de semana de naturaleza y caza en el caserío recién comprado por Paul, no acabará como ellos hubieran deseado. El choque cultural con los lugareños encabezados por Paco (Lluis Homar) y el encuentro fortuíto de una casa abandonada, desencadenará una espiral de violencia entre ellos.

Siempre facilitaba la decisión cuando en los (cada vez menos visibles hoy día) videoclubs alguien se había molestado en separar las pelis por géneros (otra cuestión es las barbaridades que podías encontrarte según dónde). Lo hacía todo mínimamente más fluido dentro de lo tantas veces dudoso en la criba final ("¿alquilo este truñaco o este otro...?"). Puestos a etiquetar pelis a la brava, por otro lado, siempre he pensado que los propietarios, o currelas, de ese tipo de establecimientos se habrían ahorrado mucho tiempo de haberse sacado de la manga, en sus empeños clasificatorios, una subcategoría llamada "Cine para la siesta"... Y podrían haber puestos todas esas regulerías de "ni chicha ni limoná". Esos filmes que sin ser malos a rabiar te dejan absolutamente indiferente, que nos resultan gratuitos en el ánimo. Filmes como éste "Backwoods", primera reseña del realizador Koldo Serra, sin duda.

Lo primero, admitirle el gran activo que brinda esto -que lo tiene-. No tengo ni idea (y me da palo ponerme a buscarlo) de en que punto del norte penínsular se rodó la peli pero, desde luego, más que estar bien, o ser adecuado, es que está de puta madre. Las cerradas y boscosas localizaciones del film, huyendo del estigma meramente rural, son para mí lo mejor que se nos ofrece.

Dicho esto, nos enfrentamos aquí a una historia de medio pelo a medio camino del suspense, el terror y el drama, que precisamente por no saber ubicarse se acaba desdibujando quedándose a medio camino de todas las metas sin llegar a ninguna. Supongo que algún alma benevolente le puede poner paños calientes y endilgarle la denominación de "cuento", sin más, pero al menos aquí al nene eso no le queda nada claro... Los dos actores buenos que nos encontramos entre los principales (tan distintos en método y ritmo como lo és de donde proviene cada uno), Gary Oldman y Lluís Homar para el caso, no le quitan lo regulero al todo resultante por mucho que arrimen el hombro. Y es que uno de los principales problemas de "Backwoods" es precisamente lo estigmatizado y falta de proundidad de todos los roles que aparecen (hay un diálogo, por ejemplo, entre la Aitana y la otra actriz, cuando los muchachos se van de caza, que parece escrito por el peor enemigo del director, por la tremenda estupidez que supura por todos lados). Y, ya puestos, se nota que el amigo Koldo tenía su historieta la quería contar y punto... este hombre paga la novatada (y más vale hacer esa lectura por la parte que le toca ya que así lo exoneramos un mínimo) y deja claro que la dirección de actores es un concepto que le resulta completamente desconocido. Los personajes se (pseudo)desarrollan a velocidades distintas. Demasiado distintas. Así, solo en las escenas, sobretodo la última, en las que coinciden Oldman y Homar tenemos la sensación de ver algo mesurado y bien dirigido... Al comparar con todo lo demás te das cuenta rápido que ello se debe, únicamente, a que si juntas a dos personas que saben realmente de lo suyo, hasta el punto de poder realizarlo con el piloto automático, al juntarlos la cosa saldrá inefablemente bien por pura inercia. Del resto... nos vale con mentar la escena que acaba por detonar definitivamente la trama (el supuesto clímax de la no-violación) que esta horriblemente planteado. El presunto y grasiento violador más que dar miedo parece un extra de cualquier pastiche de los de Alex de la Iglesia, la chica inglesa es el paradigma de la inexpresión, el rol de Aitana Sanchez-Gijón y el del hermano (lento) del malvado nos acaban por calzar un encuadre más cercano a las martingalas de los Python que al suspense (que no estaría nada mal si por ahí fueran los tiros, pero no es el caso). Luego el "titafreda" del novio, que tanto repelús da, se descubre a si mismo como un híbrido entre Chuck Norris y Stallone y se dedica a soltar escopetazos... La repanocha, vamos. Y lo peor es la sensación resultante esa por la que, definitivamente, estamos ante un problema de poca definición y trabajo de los personajes (se debe insistir una y mil veces porque es, más que cualquier otra cosa, lo que otorga ese aire tan desangelado al evento en cuestión durante todo el metraje) . Si uno lo mira con frialdad, entre los actores ninguno lo hace tan especialmente mal... es los maniquís vacios y estéreotipados que les ha tocado en suerte/desgracia interpretar. Tampoco es la historia en si, con la niña con extremidades de jabalí y demás, un argumento bombástico a la hora de salvar al film. De hecho es bastante garrafero (se ha tirado de manual de género/s para el caso sin aportar nada ya visto antes con -mucho- mayor tino). Poco recomendable (de hecho tenía intención de ponerle un punto más al empezar a escribir, y ahora, al ir recordando..), aún para los fans del Oldman (que aunque tenga una tendencia natural -casi obsesiva- por la sobreactuación acelerada, para mí siempre serán pocos).

A FAVOR: los paisajes y localizaciones. Y, en menor grado, Homar y Oldman que hacen lo que saben y pueden...

EN CONTRA: ... pero que, al final, tampoco resulta suficiente. La mala dirección de actores y lo mal estructurado y definido de los personajes que una historieta, de las de a duro la docena, no logra hacernos olvidar. Lo dicho, para la siesta (y en el mejor de los casos). Sólo funcionará plenamente para aquellos que tengan "Hostel" y "El crimen de Cuenca" como sus pelis de cabecera (cuyo lógico problema mental no envidio, por cierto)

GUZZTOMETRO: 4/10

(Pd: lo que no he hecho, porque soy cabrón pero no tanto, es compararla con "Perros de paja", como me he encontado en algún lugar de las webs tratando de echarle más mierda encima a este film por parte del ventajista de turno... hombre alguna cosa toma "prestada" pero lo de "Perros de pana" tiene mala leche, la verdad...)

2 comentarios:

  1. Comparada con los "perros de pana" es una obra maestra aunque en la comparación con "los perros de paja" sale escaldada. Para mi el film que vi hace mas de un año, sino dos, no estaba tan mal como dice el amigo Guzz que pretende que cada día salga un Peckinpah de turno, pero yo le daría las gracias a Koldo por hacer este film y no el típico "Pagafantas" que suele caracterizar al cine español. No es la peli del siglo pero tiene muy buenas intenciones, pero por la intención, la belleza de las localizaciones, el relato y por supuesto Oldman la película se merece un visionado y que cada uno juzgue a sus anchas. Aunque previsible se agradece que el cine español adquiera otros registros que el de la subnormalidad a pesar de no conseguir del todo el objetivo marcado. 6/10 (correcta)

    ResponderEliminar
  2. Yo no pretendo nada. Pasa que unos somos más exigentes que otros. Además, que se sepa que la he puntuado al alza que como más la recuerdo...

    ResponderEliminar