jueves, 29 de octubre de 2009

SI LA COSA FUNCIONA (2009)

SINOPSIS: La película se centra en un excéntrico y maduro hombre de Nueva York (Larry David, co-guionista de "Seinfeld") que abandona su acomodada vida para llevar una existencia más bohemia. De este modo conocerá a una bella joven del sur (Evan Rachel Wood), desembocando todo ello en una serie de enredos familiares y sentimentales.

Venía el Sr.Allen de hacer la peor película con holgada diferencia de su lóngeva carrera (y para más cojones siendo uno seguidor como és del famoso gafotas de hace la tira, y como escribí hace tiempo, rodada en la ciudad que habito). Es por tanto de recibo el suponer que hiciera lo que hiciera a continuación sería un paso hacia adelante. Y, claro, "Whatever works" sin ser comparable a las grandes reseñas del sujeto (y por las que me considero ese "seguidor de" que ponía antes) lo és. Es más, probablemente es la peli del cineasta que más me gusta de la presente década junto a "Cassandra's dream" (con la que no tiene absolutamente nada que ver -e insisto, lástima de McGregor porque la cosa es mucho mejor de lo que parece y el escocés casi se la carga por entero-), pero vayamos por partes. La última peli abiertamente "recomendable" de Allen sigue siendo, para mí, "Desmontando a Harry" (1997), eso debe quedar claro. Pero tras ella el tipo ha hecho pelis que, se admite, sin ser la repanocha a mí al menos me han entretenido (debe ser cosa del tipo de humor utilizado tan descaradamente heredero de Groucho, junto a los Python el tipo que más me ha divertido en toda la historia de lo audiovisual que, de momento, he podido catar). También alguna peli regulera sino mala ("Todo lo demás"), algun truñazo sin excusa a valer (la ya sugerida "Vicky..." de los huevos) e incluso una peli sumamente sobrevalorada ("Match point" que está bien pero, a día de hoy, me parece la peor de la llamada "trilogía londinense" de largo). Eso si, igual que esa última me parece "sobrevalorada" hay otras que no por inocuas, faltas de mala leche o salir escaldadas en comparación con cimas pretéritas, merecen que se les endilguen el adjetivo de "malas", así a saco y a granel (ya se sabe que generalizar es de género estúpido... por lo general). "Si la cosa funciona" es pues la peli que más me ha gustado de primeras en tiempo del reputado director. ¿Qué no és "Manhattan?. De acuerdo, ahora pregunto yo: ¿lo és la "miss sunshine", "Juno" e incluso alguna de los Andersons o "Entre copas" ya que nos ponemos?. Lo de pedir más al que más sabe o cobra está bien en el fútbol pero esto es cine, pardiez. Un poco más de ecuanimidad y eso... El film huele a cosa ya vista (no acabaríamos nunca de referir tics del pasado del propio autor que retroalimentan esto) y, al menos para mí, empieza con más fuerza de la que acaba (sin llegar a desmoronarse del todo en ningún momento que eso también es de recibo), e íncluso por momentos parece acomodarse y funcionar con el piloto automático puesto (pero funcionando en definitiva) y acercarse, incluso, con cierto peligro a la comedia romántica (se queda en el umbral por eso). Pero entre tópicos, mensajes democráticos y liberales de los de a duro la docena a mansalva y demás el tipo tiene tiempo de hacernos sonreir de vez en cuando... y eso en el Woody actual es todo lo que a sus fans nos queda (otra cosa es que si este film lo hubiera firmado el tipo de la "sunshine", por ejemplo, no faltarían entusiastas diciendo que es lo mejor desde vete a saber qué, pero insisto, eso es otra cosa).
Visualmente la película es lo de casi siempre en Allen cuando filma en N.Y. No hace falta decir más en ese sentido. Los actores de reparto, los que cuentan, están todos bien (tanto la Clarkson como el recuperado Begley Jr., así como la joven Rachel Wood) y además, por suerte (para mi, ya que así la videe), están muy bien doblados. No deja de ser cierto que el papel de Evan R. Wood es muy similar al de la Sorvino de "Mighty Aphrodite" (por poner un ejemplo de varios posibles) pero funciona bien al darle los pies a Larry David, que es en definitiva el amo del cotarro.
Quizá el misterio de la peli (el único) es que hacía bastante tiempo que Allen no construia un papel cómico tan bien parido. El tipo es detestable, con esos pantalones cortos (que son más bien calzoncillos largos), la cojera, la calva y, sobretodo, el grotesco super ego que le lleva a convertirse en un misántropo ultrahuraño peleado con el resto del planeta al que considera meramente "submental". Así, las constantes cebadas hacia el prójimo en general y hacía su nueva compañera de piso en particular, algunos breves pseudomonólogos (que en algunos se dirige directamente a nosotros -el espectador- ya que es tan listo que tiene "visión global" de todo y todo lo sabe) y algún que otro gag francamente resultón (el tipo enseña ajedrez a los niños y no los trata demasiado bien...), le dan un airecillo "buenrollista" al asunto en términos generales que aboga por ese Allen menos combativo pero también disfrutable de prefiero una media sonrisa de hora y media que tres carcajas aisladas en hora y media. Y de verdad que el personaje recreado con gran acierto por Larry David (como claro alter ego del otro, faltaría más) vale la pena. El tiempo dirá si es por comparación directa con la bazofia de la que venía o por que realmente el asunto se defiende solo. De momento a mí me ha hecho pasar una velada agradable y me ha dado, insisto, todo lo que Allen me puede dar a estas alturas.
A FAVOR: La familia pueblerina llegada por separado a la gran ciudad -y sus ulteriories circunstancias-, pero siempre supeditados y muchos pisos por debajo del prota absoluto, Larry David y su Boris Yellnikoff, sin duda (no confundir con "Sr, Montecristo" y, ya que estamos, aclarar que nunca jugó en los Yankees).
EN CONTRA: algunas andanadas "pro democrático-liberal" en boca del prota que, en este periodo de la historia, ya parecen estar un pelín de más y suenan, lástima, a tópico recurrente. Cierto bajón (controlado -que no se hace pesado, vamos, pero bajón al fin-) por la vertiente romántica del asunto que, eso si, no llega a embrutecer el todo resultante.
GUZZTÓMETRO: 7/10

3 comentarios:

  1. La veré, lo juro, pero tengo la mosca detrás de la oreja.... y la veré no por Allen al que ya no me creo, la veré por Larry David y es que su "Seinfeld" me marcó mentalmente para siempre, ya te digo.

    ResponderEliminar
  2. Pues por lo visto Larry David tiene una serie del mismo nombre que tira de hace tiempo (y de la que no hablan precisamente mal tras mirar un poco por los puestus), y en HBO para más cojones... Y yo aquí, de campo y beach !

    ResponderEliminar
  3. http://nikochanisland.blogspot.com/2009/11/si-la-cosa-funciona-2009.html

    ResponderEliminar