jueves, 10 de diciembre de 2009

ENEMIGOS PÚBLICOS (2009)*

*Firma "invitada": Nikochan
Texto (en cursiva) de la crítica extraído directamente, y por la cara, del blog vecino: nikochanisland.blogspot.com


SINOPSIS: Basada en el libro de Brian Burrough "Public Enemies: America's Greatest Crime Wave and the Birth of the FBI, 1933-43" narra la historia de Melvin Purvis (Christian Bale), el agente del FBI que en la América de los años treinta lideró la búsqueda del legendario atracador de bancos John Dillinger (Johnny Depp) y su banda.

Bueno, por donde empiezo? Vale, empezaré por la historia, real en este caso, que está algo sobadita ya, el policía que tiene que atrapar al ladrón, en este caso el ladrón es Dillinger, un tipo escurridizo más difícil de encontrar que el chocolate en el bollicao, inteligente, calculador pero que al conocer a una mujerzuela se le funden las neuronas de hacer el mal. No es que el director y productor Michael Mann haga mal su trabajo, ni que la ambientación no esté lograda pero es que te encuentras un film pilladico, a veces incluso soporífero de metraje interminable e innecesario que, eso sí, logra despertarte a golpe de ametralladora. De Mann no tengo mucho que decir, tal vez que siempre me ha parecido un tipo sobrevalorado y regulero que al menos últimamente se tapaba haciendo de productor de mierdacas o medianías, Mann es un director de segunda fila, entretiene y eso a la hora de la cena, domina el thriller, las tramas de polis, pero a sus personajes siempre les falta un puntito de interés, a Mann siempre le falta indagar en la mente de su protagonista y aunque éste es normalmente una mina en sus films siempre lo desaprovecha. Para muestra un botón, Mann desaprovecha en este film a Dillinger, interpretado por el afamado, aclamado, envidiado y todos los “ados” Johnny Depp.
Depp borda los papeles estrambóticos, borda a los personajes fantásticos, a los de cuento, a aquellos que para interpretarlos necesitan gran cantidad de maquillaje, por eso es el actor favorito de Burton, y los borda con categoría, con clase y con éxito, de eso no hay duda. Pero otra cosa es cuando Depp decide ser “actor” serio y deja el maquillaje a un lado, se desprende de los disfraces de payaso y nos muestra su cara y su faceta de hombre normal, en estos casos baja al regulerismo absoluto, y sé que ahora me he ganado un montón de detractores pero es que sus interpretaciones exageradas e impostadas no se las cree nadie. Ni él. Menuda jeta tiene el tipo, tal vez le hubiese gustado interpretar a Dillinger con uñas postizas, y una peluca púrpura pero claro eso sería difícil de explicar al personal. En cuenta a su actuación en “Enemigos públicos”, que es la película que comento y es que aún no la había nombrado, es de lo más mediocre que le he visto junto tal vez: The Libertine, Secret Window, Once upon a time in Mexico, Blow, The astronaut’s wife, etc, etc… En esto de las interpretaciones “humanas” se salva en Chocolat y Donnie Brasco por poner un ejemplo. Pero no hablaré más de Depp porque para ser justos sólo con sus interpretaciones freaks ya se ha ganado el mundo, así que puede ser perdonado. Y… le seguiré dando candela a Mann, como se puede tener a tantos actores de caché y desaprovecharlos de esa manera, por ejemplo: Christian Bale, Billy Cudrup, Stephen Dorff, Stephen Lang, James Russo, etc, etc. A mi particularmente Bale me empieza a resultar cansino, el tipo no sé como lo hace pero se coloca en todas las películas susceptibles de reventar la taquilla, Cudrup es un cutre regulero que me recuerda a Dennis Quaid, y es que se mete en mil mandangas pero siempre será un actor secundario de medio pelo, y lo de Dorff, eso es de risa, el tipo prometía como el nuevo guaperas de Jolibú, luego como el nuevo héroe de acción, luego como el secundario perfecto y ahora.., ahora el tipo se limita a compartir plano con la estrella de turno durante unos breves segundos y a decir algunas frases del tipo “vas a morir, je, je”… Tremendo.
Bueno, ya os he contado algo del film. A mi particularmente me aburrió de lo lindo. La verdad verdadera era que me esperaba más y mejor, y a pesar como he dicho que está bien rodada, bien ambientada y el cartel , a priori, es de lujo, todo está desaprovechado. Una lástima porque me apetecía ver un film de gangsters o de policías, así que por un lado y para ver bien a Depp me he propuesto ver otra vez Donnie Brasco que también es una historia real, claro que aquí sale Pacino, Madsen, Russo, Kirby, Heche y Giamatti!!! Y lógicamente y de forma indispensable volveré a ver esa obra maestra que es “Miller’s Crossing” de los Coen, con Byrne, Finney, Polito, Turturro, Freeman, Aiello, Buscemi, etc, etc… Eso sí es cine de gangsters y lo demás son tonterías.


LA RÚBRICA GUZZERA (en negrita porque no se quitar la cursiva)**:
Poco o nada a añadir por mi parte más allá de alguna apreciación personal. Quizás yo me referiría a Depp como "resultón sin más" en vez de "absolutamente regulero" cuando huye de sus registros más celebrados, y tengo bastante mejor opinión de Bale como actor (dejando de lado si la peli que toque es buena, mala o un pastel intragable). Sería (todavía) más duro con Cudrup (de verdad... ¿este mamarracho es actor?) y estaría, eso si, completamente de acuerdo en cuanto a Dorff. Nada realmente reseñable por lo que discutir pues, y por ese lado. De añadir, ciñéndonos a los actores del film, lo absolutamente indestacable del rol de "la chica de la peli" (el propio Nikochan con las canillas depiladas y una peluca lo hubiera hecho igual de bien o mal que la Marion Cotillard esa... que, eso si, está bastante más buena que el Nicho) y que de poder destacarse a alguien para bien entre los secundarios la única posibilidad real nos la deja el británico Stephen Graham (tremendo actor el de Liverpool como ya sabíamos desde "This is England") con su "Cara de niño" Nelson.
En cuanto a Michael Mann, qué añadir... Es un sicario más de Hollywood como tan bien apunta el del blog vecino. Sus pelis (tan conocidas como prescindibles en gran medida) siempre adolecen de lo mismo: ritmo cansino (este tipo te tiene todo el metraje pensando en balde lo de: "bueno, ya arrancará esto digo yo..."), dirección de actores (a los que no entiende -solo Pacino le puso algo de sangre al coñazo de "Heat" pero, ante lo bucólico y soporífero del resto, hasta como que parecía sobreactuado... y de eso yo no culpo al monstruo italoyanqui, quede muy claro-) más que discreta y siendo amable, un desprecio en sus últimas referencia al protagonismo que debe de tener el tema musical que el buen Miguel le deniega por la curra (debe estar traumado porque de la interminable "The last mohican" lo único que recuerda la gente es la descomunal banda sonora de la dupla formada por Edelman y -cuidado con éste señor- Trevor Jones)... entre alguna que otra cosita. En el haber solo se le puede anotar la recurrente buena presencia/ambientación (fotografía, en definitiva) de sus films, muy por encima del resto de cualidades que se esperan de un film por la parte que le toca (una pena que no hubiera estado cuando el cine mudo o que no se dedique a la fotografía a full time y se deje de hacer otras cosas). Nada, a seguir viviendo, para mí, del cuento de "El dilema" (que para mí sigue siendo su única peli a destacar) y de la curiosidad de haber llevado a Lecter a la pantalla antes que Demme.
La peli, en sintesis, solo se la recomendaría a aquellos que tienen claro (por algún tipo de epifanía extraña) que quieren ser únicamente "director de fotografía" a toda costa y "pa los restos", denostando la posibilidad de currar en cualquier otra faceta de esto del cine.
Pd. Mentar "Donnie Brasco" o sobretodo "Muerte entre las flores" como para quitarse el sabor de ésta "Public enemies" ya es ensañarse con la pobre... caballerete.
A FAVOR: lo ya dicho del tema fotográfico y Graham.
EN CONTRA: todo lo demás de la peli que, sin ser nada puramente malo, tampoco transmite nada de manera especial... sopor, quizá.
GUZZTÓMETRO: 5/10

**(me acabo de dar cuenta que me gusta más como queda el texto en cursiva, nada, de ahora en adelante a leer en oblicuo damas y caballeros...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada