lunes, 21 de junio de 2010

FANTASTIC MR. FOX (2009)

SINOPSIS: La historia se centra en un astuto zorro llamado Fox, que parece llevar un vida idílica con la señora Fox y su hijo Ash. Pero por las noches, el señor Fox roba las gallinas, los patos y los pavos de los granjeros Boggis, Bunce y Bean. Cansados de esta situación, los granjeros deciden poner remedio al asunto y cazar a Mr. Fox para que no les siga robando...



Parece que alguna alarma despertó el "Darjeeling limited" en la cabeza de Wes Anderson. Y ha sido para bien.

La carrera del cineasta fue un cohete hasta su tercer film (sobre todo por ese tercer film, y poniendo en el limbo la inicial "Bottle Rocket" cuya función -conseguida- fue meramente el ponerle en el mapa y poco más). Forma parte de esa camada de "nuevos directores que prometen" que se hicieran un nombre en algún momento del segundo lustro noventero (con los Mendes, Jonze, Payne o el "otro Anderson"). Esas gentes debían pasar por el relevo generacional de los que hicieran lo propio en los ochenta (siempre aprox.), los Jarsmuch, Coen, Lynch y algunos que otros más (quien quiera añadir ahí al posterior "Guarrantino" allá él/ella... para mí el traje le queda demasiado grande por mucho que su única peli realmente grande lo sea sin duda, y bastante). Más de una década después "los niños" se han hecho mayores y ya se creó una perspectiva que invita a posicionarlos (y posicionarnos al respective) en un grado u otro. Hoy toca Wes Anderson (sigamos) del que, confieso, pienso es el más interesante de todos ellos (ahora que Jonze ha perdido la chaveta sobre todo, y aunque todos tengan al menos un par de pelis de aquí te espero).

Tras esas tres primeras pelis el tío se descolgó con la peculiar "Life Aquatic". Y aunque coló más o menos por la (siempre innegociable) banda sonora cojonuda de turno y, especialmente, por el tremebundo solo de guitarra interpretativo del fiel Murray, la sensación de "paso atrás" se hizo notar por vez primera en la carrera del director. Eso empeoró, para muchos, con la posterior "Viaje a Darjeeling" de la que bastantes pensamos ya en terminos de "decepción" puta y dura... La intro (la de verdad la del film) con Murray pateando en balde en pos del tren que perderá al son de "This time tomorrow" de los Davies, la aparición casi al final de la Huston y el magistral montaje -también al agonizar el metraje- con el interior del tren no pesa lo suficiente para mantener el total restante. Y lo peor es la sensación acuciante de que esto parece más firmado por la tontorrona Coppola, con su gélido estilo "megacool" propio de catálogo de Ikea, que al ilusionador genio emergente de las fantásticas "Rushmore" y la que le sigue (sobre todo la que le sigue). Y así estaban (para mí entre tantos al menos) las cosas antes de la peli de cabecera de hoy.

El "reset" le ha sentado bien (se insiste) al canalla. Y más por salir por donde bien pocos podían sospechar previamente: el cine de animación. "Fantastic Mr. Fox", cuento de Roald Dahl (el de "Charlie y la fábrica de chocolate" o "James y el melocotón gigante" entre otras), es un sumamente entretenido film del género mentado a base de stop-motion (a lo Harryhausen -su creador- pero con muñequitos -a lo "Dark Crystal"- en vez de plastelina plasmada en pantalla y tentetieso -puto croma, con lo que molaba descojonarse del actor que, era evidente, luchaba contra el aire generando cuadros de lo más choteables...-).

Lo menos satisfactorio de la peli sería para mí ese tono que cambia efervescencia por el, ya esperado por otro lado, carrusel de moralejas bien intencionadas y moralinas tocahuevos varias que arranca en algún momento de la segunda mitad del film. Tampoco empaña del todo y se entiende que (obvio) es un film de animación ("para todos los púbicos") a fin de cuentas y que hay que llevar a la canallada al cine (que ahí están los cuartos, leñe). El resto hace honor al título. Es más, incluso se llega a pensar que el "mejor W.A." está por volver... Y ello no por servirse, en las voces de los bichos, de su retahíla de actores y actrices fetiche acostumbrados (más el Clooney y la Streep, en esta ocasión), sino por el ritmo narrativo sin tregua que (al fin, de nuevo) integra. A sumar la selección de canciones que es como siempre impresionante (el tipo es definitivamente la leche en este apartado) y nos regala algún (nuevo) momento puntual a recordar por mucho tiempo (la pateada campestre del zorro al son de "Street fighting man" o ese final con la festiva "Let her dance" de Bobby Fuller Four -que se puede escuchar desde el Guzzbox del lateral del blog-). Particularmente lo que más me ha gustado, además, es esa manera de presentar las imágenes desde planos frontales (como si fuera una casa de muñecas y metiendo a veces muchos personajes a la vez), que da una impresión de cercanía en su manufactura muy superior a cualquier digitalización por la curra que se pudiera haber urdido. Bastante recomendable, y es bueno ver que hay vida en el cine de animación tras Miyazaki o la puntual virguería ("Coraline"o "Vals con Bashir", por ej.) que pueda aparecer de higos a brevas (la Pixar, con permiso de Wall-E y los "Toy Story" -que todo debe admitirse-, se la regalo sras. y sres.).

A FAVOR: a la tercera va la vencida y para la ocasión Wes Anderson vuelve a reunir sus activos más celebrados en un solo film (con la "recuperación" del ritmo de narración, que algunos ya veíamos peligrar, por montera). Y, si desde luego, la zarigüella que es la repanocha.

EN CONTRA: las puntuales pero notorias claudicaciones hacia los tópicos políticamente correctos del género (que no "des-recomiendan" el asunto pero ahí están).

GUZZTÓMETRO: 8/10

Pd. Nikochan says:  http://nikochanisland.blogspot.com/2010/04/fantastic-mr-fox.html

1 comentario:

  1. Para mi Rushmore y The Royal Tenembaums son clásicos modernos. Sólo por eso Anderson se merece alguna que otra licencia. Particularmente la ida de olla rollo jack custo no me acabó de gustar. Pero "Viaje a Darjeeling" me parece fantástica, ves, en eso discrepo contigo, por lo demás más o menos estamos de acuerdo. Y esta del Mr Fox es simplemente espectacular.

    ResponderEliminar