sábado, 12 de junio de 2010

TWIN PEAKS (RELOADED)

Sigo con Twin Peaks...Why?: es hora de dejar claro porque es la mejor serie jamás vista en Tv de una vez por todas (pardiez !).

La mejor solución u opción para encuadrar la cosa es (directamente) explicar de que va realmente (siempre en la medida de lo posible) el folletín. No ha sido fácil. Me ha costado cinco visualizaciones de la serie, respescar la peli del propio Lynch (posterior a lo visto en Tv aunque sea una precuela -y que paradójicamente tiene que verse siempre "después de"-), y finalmente, arrebuscar por la web como un loco en busca de cualquier tipo de declaración de sus creadores al respective, así como rastrear todos los blogs y páginas especializados habidos y por haber del mundo este. Como resumen, en castellano, de toda la historia del tema recomiendo el documento de texto facturado por el tal "Makaveli6" (fácilmente ubicable -tanto como poner "twin peaks makaveli6" en google- y francamente currado -gran trabajo, si señor-).
Por mi parte, intentaré ceñirme a las cosas que (por lo leído y visto) fueron concebidas así desde su origen y tratar de diferenciarlas de las "interpretaciones abiertas" (aunque en algunos casos es poco menos que imposible -hay cosicas por ahí en las que coinciden catorce de cada diez acérrimos/fanáticos, y por algo será-).
Antes de empezar, debe explicarse fugazmente una cosa del contexto histórico-social de las emisiones (que como bien apuntaba el tipo cuyo texto copie en el blog en el post de hace pocos días -y a colación del vigésimo aniversario-: "Twin Peaks era como Lost con la diferencia que Twin Peaks si la veía REALMENTE todo el mundo"). Y esto va, básicamente, para los que viven convencidos de que el asunto va "de más a menos" sin haber horadado previamente en la materia. Lynch había concebido Twin Peaks como una trama coral pero EN SU ESTILO. Es decir, debe entenderse todo el tema como algo más parecido a esas pelis del mejor Altman (con dos mil roles distintos bailando cada uno a su bola y que van acercándose de alguna manera a un contexto/argumento común sin prisa ni pausa que medie) pero, repito, en "clave Lynch" (terror, humor absurdo, simbolismos triperos y demás jerigonzas). Ahora debe añadirse que el hombre acabo un poco hasta los cojones de los directivos de ABC con todo el show de "¿quién mató a...?". Le forzaron a desentrañar el asunto antes de lo que el pretendía (y además para el cineasta eso era importante, desde luego, pero a su vez "solo una cosa más", y le molestaba -y mucho- que se focalizara y reduciera todo a eso de cara a vender la burra). Eso fue un poco el motivo estrella a la hora de sembrar la discordia entre el artista y la cadena televisiva (que explica esas tan reiteradas apariciones/desapariciones de Lynch durante todo el periplo -amén de que estaba con lo del "Corazón salvaje" al unísono-). Pero no es lo único. La serie tiene en total una treintena de capítulos (con el mítico "piloto" inclusive), y los ocho de la primera temporada (los cabrones dejaron varios meses a Coop tiroteado en el suelo y al mundo en ascuas y comiendo donuts) se emitían en USA los jueves. Y lo veía hasta el gato. A partir del capítulo noveno algunos directivos de la cadena tuvieron la "magistral" idea de pasarlo a los sábados y bueno... aún seguía dando caña pero, lástima, ya no era la devoción global de unos pocos meses antes (pretender que las gentes dejen de quedar para ver el partido, salir a cenar, o dedicarse a lo que se les salga de donde te dije la noche que -por lo general- pueden hacerlo sin miramientos, fue una ínfula de lo más estúpida por parte de los mentados directivos y, posiblemente, uno de los errores de cálculo más brutales de la historia del catódico medio). Y doble lástima si atendemos a que, como muchos opinamos, la "juerga" empieza ahí realmente. De cualquier modo, Lynch tuvo que mostrarnos (por convenio directivo-divino) al asesino de la Palmer en el capítulo 14 y como la cadena se había dedicado de manera enfermiza a realizar sus promos -a nivel mundial- con la consabida frasecita, parece que lo que sigue sea un mero "añadido". Error fatal, si se quiere exprimir lo más que se pueda el universo Twin Peaks. Su genialidad solo se evidencia al entender su argumento y razón de ser real. Su auténtico significado, al menos hasta donde su genial/esquizoide creador nos deja ver (cosa que he conseguido -ni que sea a medias- tras largos años y búsquedas varias... y si yo he podido no será todo tan "difícil" ni "raro" -menos endilgarle etiquetas "snobistas" por la curra, pues-). Y antes de seguir con el resumen por puntos, a caballo de todo lo anterior, se tiene que dejar patente que a pesar de todo, de que nueve de cada diez seguidores de la serie (y eso ciñéndonos a los que la aprecian y no tratan de ningunearla en modo alguno para más inri) se han enterado de la misa un cuarto -y con suerte-, ha quedado para los restos como una de las mejores series televisivas nunca vistas (frecuentemente "la mejor" de hecho). Al tema:
(Si nunca se ha visto la serie, que de todo hay, sería mejor no seguir leyendo...)

1. La premisa central de la historia no es "¿quién mató a Laura Palmer?" ni mucho menos... Son los personajes de Bob y Mike, y todo el asunto de la Logia Negra (y la Blanca).
2. Las llamadas "logias" (o "casas") en la serie son la encarnación del infierno y el cielo según toque. Por esa regla de tres los espíritus "buenos" al cascar van a la Logia Blanca y los hijoputas a la otra.
3. Ambos lugares quedan separados por la llamada "habitación roja" ("un espacio entre dos mundos"). Suerte de "purgatorio/sala de espera" donde además , todo indica, pueden acceder los habitantes de ambas "casas".
4. Más sobre la "logia blanca". El personaje que ahí habita más recordado es "el gigante" que va ayudando a Cooper en sus pesquisas. El final del periplo de Laura (ese plano interminable del final del film con la tipa llorando delante de un ángel) es ni más ni menos que su entrada a la "Logia Blanca/Cielo" (vamos que, al final del todo, la cosa acaba bien para tan famoso personaje... aunque eso si, mal para el pobre Dale que, todo indica, pasa a tomar su lugar).
5. Más sobre la Logia Negra. Primordial controlar esto para disfrutar el capítulo final de la serie como merece... Cuando vemos a un personaje con los ojos en blanco y cara de cabrón/a es porque su alma/espíritu ha pasado a formar parte de esta "Casa Negra". Es lo que Lynch llama "el doppelganger malvado"... Así en el último capítulo, cuando tenemos a Cooper corriendo como un loco perseguido por si mismo, básicamente, vemos como está luchando/huyendo por su ingreso en el cielo o el infierno... con los conocidos resultados. Por lo visto los espíritus malignos de la Logia Negra tiene algún tipo de ascendencia o se pueden servir de estos "doppelgangers" (no hay más que mirar la wikipédia de las narices donde te dejan claro que es un término alemán para recrear el mito de "el gemelo malvado") de alguna manera, lo que nos lleva de cabeza a Bob y Mike.
6. Bob y Mike son sendos espíritus malignos que habitan en la Logia Negra. Durante largo tiempo se han dedicado a las mil y una putadas para con la especie a fin extraer el alimento o substancia que requieren para subsistir (la llamada "garmonbozia" que se menta en algún que otro pasaje onírico -y que, en efecto como pone Makaveli en su tremebundo dossier, todo indica que se simboliza con el maiz-) y que nace directamente del dolor de los humanos.
7. En el mundo "real", Bob (el famoso cabrón greñudo) se mueve con el aspecto del Sr.Palmer (el personaje más triste y realmente trágico de Twin Peaks -amén del favorito de muchos-) y Mike (el enano) hace lo propio como Gerard (el manco... o futuro manco, mejor).
8. Leland Palmer/ Bob. Como sabemos a mitad de serie, Leland fue "poseído" por Bob ya de niño. Y como Bob: asesina, tortura, viola, y lo que por ahí se le pasa, a la desdichada Laura. Esto nos da la pista para entender mejor la disoluta y extraña forma de vida que lleva la muchacha (dos novios del cole, reparte comida para el bar de Norma, ejerce de meretriz en Jack el Tuerto, se pasa la vida con el tontopollas agorafóbico ese de las flores -Harold-, contándole sus penas al pirado del Jacobi o lo que sea, en definitiva, con tal de no pasar por casa donde le espera su "candoroso papaito"). Por cierto, que lo de las letras en las uñas (que esto ya es más conocido pero se me había pasado) de las diversas víctimas es para ir formando la palabra "Robert" cuyo diminutivo hace la cosa bastante obvia.
9. Gerard "el manco"/Mike "el enano". Por algún tipo de epifanía Mike deja un buen día de ser tan malvado como su socio Bob. Su "avatar" en el mundo real se corta un brazo (para dejar de hacer el mal -recordemos que tenía un tatuaje en dicho brazo que dictaba el conocido "Fuego camina conmigo" y es fácil realizar la analogía con ese fuego y el infierno, más con algunas sentencias a recordar de Bob por medio-) y queda confinado en su Logia (y/o en la Habitación Roja cuando le apetece marcarse un "zapateao" ). No me queda nada claro que, como se asegura en algún sitio, Mike ayude abiertamente -junto al gigante- a Cooper, me parece que este más bien va a su bola (sigue necesitando la "garbanzofobia" esa en definitiva) y solo le interesa controlar a su antiguo socio para que no rompa el acuerdo pactado...
10 "El pacto". Cuidado que ESTO es lo más parecido al "detonador real" del asunto, la idea madre sobre la que gira todo ("¿quién mato a...?", inclusive). Por lo visto Mike tiene, o cree tener, algún tipo de poder sobre Bob. Así, cuando se vuelve "menos malo" (cuando decide acabar con alguien solo cuando lo necesite realmente para poder seguir existiendo -y de paso romper el equilibrio de convivencia hijoputesca que tiene con el greñas-), se llega al siguiente acuerdo: cuando Bob mate a alguien que tenga en su poder un determinado anillo, la esencia vital será para él (para Mike). Obviamente Bob le pega el pirulón, lo que crea esa divergencia entre ambos... Bob se desmadra, y al ser la parte digamos "menos cerebral" y salvaje de la antigua sociedad sus pasos empiezan a resultar "perseguibles" y más notorios (por lo brutal). El que de eso quiera extraer que Mike es "bueno" o "ayuda al Agente Cooper" está en su derecho, faltaría, pero por mi parte creo que es ser un tanto demasiado benigno con el bailongo personaje.


Y hay muchas otras cosas, of course. Que las lechuzas (que "no son lo que parecen") son un sistema de transporte para Bob (o los espíritus en general si se quiere) en su forma no-humana queda bastante evidente. Lo que no veo nada claro es lo de que también sirva para ese fin la electricidad. Mejor pinta tiene la teoría de que los espíritus quedan capturados al morir en la madera (por lo menos a las primeras de cambio)... La muerte de Yosi es la mejor y más clara pista, pero también tenemos a la inolvidable Lady Leño que asegura tener a su marido (o a su alma) en el susodicho peazo tronco que lleva a todas partes (también se nos recuerda en varios sitios que la primera aparición de Cooper en la serie termina con éste confesando su admiración por los "fantásticos árboles" de la zona a su estimada Diane... y alguna que otra cosa -ver apartado "Los Chalfond/ Tremond" en el dossier ya triplemente mencionado... ya puestos no dejar de leer tampoco lo del "caballo blanco" que me parece tremendo-). También tenemos lo de los extraños temblores de manos de algunos personajes en los últimos coletazos de la serie, y en eso si que me muestro afín a los que piensan que se trata de algún tipo de premonición malsana (los que lo sufren van a morir en medio telediario y menos). Que el personaje de Laura, con perdón porque es salirse de los temas mayormente argumentales, tiene ese nombre por la mítica peli de Preminger también puede ser (esa facilidad para que todo cristo le coma en la palma de la mano es común a sendas tocayas)... Y aquí lo dejo (que si me lio con otros hechos, teorías y elucubraciones varias la cosa se eternizaba lo que no está escrito -casi cada personaje tiene algún tipo de mitología, normal o paranormal -o subnormal ya puestos-, a cuestas). Lo señalado en los puntos es más que suficiente para volver a mirarse el tema con "otros ojos", y ver como cosas que pasan en el capítulo "x" no tenían sentido hasta ahora, o no todo el que realmente se le otorgaba, es motivo de "honda satisfacción". De verdad que esto no tendría fin (hay gente muy pirada con esta serie en este mundo y entre las conclusiones propias -erróneas o no- y lo leído en los últimos tiempos por los "puestus" -ídem de lo anterior- es como para pillar la madre de todas las embolias al cubo), pero para acabar de aclarar lo que viene a pretender esta humilde entrada es que, a estas alturas de la comedia, la próxima vez que os regaléis ver ésta serie se tenga en cuenta que (si se quiere sintetizar al máximo) la auténtica misión de Cooper es salvar el alma de Laura no solo el descubrir quién la mató... no es eso lo que impulsó a Lynch a crear todo el circo, si se prefiere. Entenderla del todo es imposible (no creo que ni el propio autor sea capaz) pero desde luego no es todo tan difuso como se quiere hacer ver por algunas gentes o se pueda oir por ahí, parte de una idea más concreta y definida de lo que (yo al menos así lo creía hasta hace no demasiado) se pensaba.



Pd. De todas las ingestiones de olla al respective que me vengo pegando de varios días para hoy, destaca últimamente lo de que, en uno de los sueños, Laura le diga a Coopie: "¿Nos veremos dentro de veinticinco años?"... es una de tantas, eso si, porque si a algún seguidor de (la infinitamente inferior) Lost le molesta eso de que por cada respuesta se planteen cinco preguntas nuevas, mejor que no se acerque mucho -y para nada- a los picos gemelos... anda mira, "gemelos"... el doppelganger ese... ¿un pico es la muerte y el otro la vida?. Riéte tú del monolito, si es que esto es un nunca acabar (viva la madre que parió a Lynch y Frost).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada