lunes, 1 de noviembre de 2010

THE RUTLES, ALL YOU NEED IS CASH (1978)

Me viene rodado poner esto tras finalizar la (ahora) penúltima entrada con el compadreo que se llevaban el Pyhton Eric Idle y el Beatle George Harrison...

Segundo lustro setentero aprox. O, para la ocasión, el intervalo de tiempo que va desde el momento en que los Monty Python se van cada uno por su lado tras su particular quest del Santo Grial hasta que, obvio, caen en la cuenta de que juntos les va a ir "algo" mejor... En el 79 llegará Brian, después "The meaning of life", la descacharrante actuación del Hollywood Bowl por en medio... En la segunda mitad de los ochenta dejan de trabajar todos juntos de nuevo al completo, y como es bien sabido, pero si lo hacen en pequeñas sociedades (las pelis de Gilliam, Wanda, Erik, ...) lo que de alguna manera siempre dejó la puerta abierta a una nueva astracanada conjunta a su mayor gloria (si es posible)... En fin, Chapman (el mejor cómico a la hora de cambiar de género jamás habido) fallece en el 89 y esa esperanza se va al garete (a no ser que nos creamos que esa tentativa de Jones de reunirlos de nuevo a todos en un futuro próximo va de verdad y en "serio" -ojalá qué si y aunque tengan un millón de años entre todos-).

Recuerdo, llegados a este punto, que los Python son una de mis debilidades más sentías... el irme por los cerros, si ya se me da bien de mena, es en esto peaje inevitable... trataré de ir al meollo a pesar de ello.

Tras las andanzas de los de la Mesa Cuadrada a Idle (auténtico prota del post) le da por ir a hacerse las Américas. No tarda en hacerse su hueco en el Saturday Night Live y en hacerse colega de una serie de futuros referentes de la comedia yanqui más alocada de los 80's (Murray, Belushi, Aykroyd...). Su contribución -que no sé si tiene otra- será una serie de pequeños sketchs que reproducía la leyenda (pretérita pero aún vigente) de una banda de rock de Liverpool que revolucionó no solo el ámbito musical de los 60's sino a toda la sociedad del mundo mundial en general... Me estoy refiriendo, claro está, a: The Rutles.

Tal era/és la (famosa) obsesión de Idle con los Fab-4 que la reproducción de los distintos momentos archiconocidos y documentados de Lennon y cia. es el descojone inmediato para los millones de fans que asolamos el planeta... Tanto material (e ideas) existían que, por narices, se tenía que acabar haciendo algo que no se limitara a pequeñas cápsulas semanales para el SNL. De esta forma, el autor de "Always look...", se asocia con Gary Weis (al que conociera en el doblemente mencionado programa y en cuyo haber se encuentran ya, por ejemplo, algunos documentos sobre Hendrix o los Beach Boys en los 60) y se curran en formato Tv-Movie un documental sobre las andanzas (vida, muerte y milagros) de esos Rutles... Que si te gustan los Python o los Beatles lo tienes que ver por narices (y si te gustan las dos formaciones ya ni te cuento Romerales).



Eric Idle se reserva a Macca/Dirk McQuickly, da a Neil Innes (escritor y músico británico de claras tendencias cómicas) el rol de Lennon/Ron Nasty, dejando a los más anónimos (que el anterior ya le sonará de cara a más de uno -ya tiene alguna colaboración anterior con los Python-) John Halsey y Ricky Fattar -músico de estudio de origen hindú, lo que huele a broma descubierta para con su gran amigo George y sus "iluminaciones" pasadas- para Ringo/Barry Wom y Harrison/Stig O'Hara, respectivamente.

No quiero extenderme demasiado porque es de esas cosas que el seguidor de la mítica formación musical agradecerá (por el factor sorpresa y eso), pero de todas formas lo de la (previsible) cera que se llevan Epstein y "la china" (los eternos malos del folletín no podían dejar de serlo aquí) es canela en rama... Recordemos que por entonces todos los integrantes de la banda "real" estaban vivitos y coleando, y no sé como le sentaría al Lennon auténtico verse en la pantalla del brazo de una nazi ataviada como tal... El propio Harrison haciendo de entrevistador con Michael Palin (el jefe de la célebre corporación creativa cuyo ícono pasa de manzana a plátano en esta ocasión), la complicidad de Simon o Jagger entre otros para con la payasada, ese Wood de macarra squater, las fugaces apariciones de los cómicos del SNL antes vistos entre paréntesis (impagable lo de Aykroyd), y muchas otras verbenas que, insisto, prefiero no chafar al futuro espectador. La guinda del asunto se encuentra, además, en que la música es "original" de los Rutles (ellos tocaban los instrumentos -amén de imitar todos los movimientos y tics originales tan reconocibles, ni qué decir tiene-)... Puede eso si, se admite y para terminar, que algunas melodías recuerden "ligeramente" a las canciones de los Beatles (además de las letras cambia algún arreglo e incluso un par de acordes en alguna ocasión...).

Existe una (especie de) secuela del 2002 donde otra nueva retahíla de famosetes vuelven a hacer el indio rememorando el impacto que The Rutles supuso y, quien además tenga una clara inclinación a lo bizarro, puede hacerse con el elepé existente del mismo 1978... En cualquier caso su mensaje, universal como pocos ("todo lo que necesitas es pasta"), ahí queda pa los restos... Lástima, como único punto negro, que la crítica fue muy injusta con "Tragical history tour", no lo entendieron los muy ceporros...



"I never said we're greater than God, I said that we're greater than Rod... Rod Stewart !"

1 comentario:

  1. Supongo que ya me lo has grabado para ayer.... Esto tiene que ser muy bueno.....

    ResponderEliminar