miércoles, 27 de octubre de 2010

LOS CABALLEROS DE LA MESA CUADRADA (Y SUS LOCOS SEGUIDORES) (1975)

SINOPSIS. Segunda película de los Monty Python, donde abordan la historia del rey Arturo y sus caballeros que van a la búsqueda del santo grial.



Qué mejor para hoy, en el septuagésimo primer cumpleaños del enorme Sr. Cleese, que esto... Antes de seguir leyendo (aviso para navegantes) conviene aclarar que soy, no ya meramente fan, sino un auténtico enfermo de los Python. Es por ello que me disculpo de antemano ante la imposibilidad, por mi parte, de tratar únicamente y de forma exclusiva el film de cabecera en esta entrada (que es de lo que se trataría la cosa si este espacio fuese mínimamente serio). Y es que este enjambre de tarugos británicos (incluyendo a un galés y a un inmigrante yanqui amante de los dibujitos en stop motion) son junto a Groucho (que no "los Marx" en general) lo único que me resulta infalible de siempre, sea en el medio audiovisual que sea, a la hora de descojonarme lo que no está escrito (y hablo, claro está, de "tipos de humor", no de referencias concretas).

Como siempre digo/opino/escribo a mí parecer quien quiera conocer la auténtica "esencia pythoniana" debe remitirse -so pena de muerte, tras tortura con un cojín mullido- a las cuatro temporadas (o tres y media, según cuentas) de los Flying Circus televisivos (finales de los 60/principios de los 70). Fuera de eso, lo que mejor sintetiza al grupúsculo en cuestión sería aquella representación en el Hollywood Bowl de los primeros 80 (fácilmente ubicable en la red y obligatorio también). Pero vayamos a las pelis...

"Se armó la gorda" (la primera) es infalible ya que no es sino un pout-pourri de la serie televisiva. Después está la controversia de considerar como de los Python a "La bestia del reino" donde a Gilliam se la va la pinza (y todo el tenderero detrás)... si así se hace pues nada, lo peor que tienen con diferencia, si no (que es lo que toca, por la ausencia del 50% de la banda), se queda en una de las peores pelis del (tan) particular director (seguramente la peor, de hecho). La archifamosa "La vida de Brian" -ya comentada en el bloj, creo recordar- no creo que merezca mayor explicación (para mi, eso si -que si no lo pongo reviento-, tiene el mejor final de la historia del cine y por goleada) y, a su vez, "El sentido de la vida" me parece igual de buena y vendría a ocupar la plaza de la "infravalorada" del ramillete. Mucho antes llegó el film de hoy y a ello (finalmente) es a lo que voy.

Cuenta la leyenda que lo de los cocos imitando el galopar de los caballos es porque realmente no tenían presupuesto para caballos... no sé yo si a Geoffrey de Mounmouth le hubiera entusiasmado mucho la cosa... En cualquier caso (realidad exacta o ligera exageración) sirve para hacerse una idea de la tremenda austeridad de medios de los que se dispuso (para más información existen varios documentos al respective -el mejor, tanto para socavar información del film como del grupo en general, ese "Almost the truth", documental televisivo en seis entregas del año pasado y que celebraba el cuarenta aniversario de los camándulas-).

Dirigida a cuatro manos, de forma sucesiva que no simultánea, por los dos Terry, Gilliam y Jones, acaba cayendo en el caos de forma frecuente... Por lo visto Gilliam quería hacer cuarenta contratomas distintas de cada segundo de metraje y Jones pretendía terminar el largometraje en media hora (se puede explicar mejor seguramente pero ello es razón inequívoca de esa sensación de "a tirones" que empapa el resultado final).

Seguramente también, y a pesar de su fama, es la menos brillante o redonda de las cuatro pelis (y recordemos que la primera tiene trampa). Algunos gags no funcionan todo lo bien que debería, hasta los más "enfermos" debemos claudicar en la evidencia, pero claro... El film se acaba, se hace recuento, y cuidadín con la de cosas que hemos visto: vacas lanzadas desde un castillo para evitar un asedio, a un Cleese haciendo de Merlín apocalíptico, a un conejo asesino ("la Bestia") que puede con la mesa redonda/cuadrada al completo ("retiradaaa"), a un Caballero Negro reducido en el suelo sin extremidades con ganas de jarana, a Cleese de nuevo al rescate de "la doncella", el "conejo de Troya", o ese final súbito con la pasma haciendo una redada en directo... Esto es, ¿irregular?, sin duda y de narices, ¿recomendable?, pues también porque sin llegar a los mayores niveles cómicos de M.P., si integra algunos gags de lo más mondante solo por ellos reproducibles.

A FAVOR: son los putos Monty Python !

EN CONTRA: son los putos Monty Python... sin un chavo. Quizá si Idle le hubiera pedido pasta a su colega George Harrison como en Brian... (como mola, en "Almost the truth", cuando el beatle explica que "La vida..." se hizo porque: "sencillamente, era una peli que tenía que ver...", y después sale Eric Idle diciendo: "Y aún hoy, es la entrada más cara que nadie ha pagado jamás por ver un film")

GUZZTÓMETRO: 8/10

lunes, 25 de octubre de 2010

THE LOVELY BONES (2009)

SINOPSIS. Basada en la novela "Desde mi cielo" de Alice Sebold, trata sobre una niña de 14 años llamada Susie Salmon (Saoirse Ronan, "Expiación") que es asesinada, y que ve desde el cielo cómo la vida de su familia y amigos cambia tras el terrible suceso. Un detective intentará resolver el caso, mientras el asesino borra todas las pistas y se prepara para volver a matar.



Será por el síndrome post-vacional ese supongo que no me apetece mucho meterme en el tema bloj últimamente... Voy mejorando (o menos es nada, según se mire) aunque de momento, en este octubre, todo se limita de momento a cuestiones rocanroleras... o hasta ahora... y por desgracia...

A Peter Jackson le debemos gratitud todos los fans de la famosa novela de Tolkien. Pienso que hay tantas pelis posibles como trillones de acérrimos tiene la trilogía -que en verdad es "hexalogía", pero ese es otro tema-, así que a pesar de las virtudes y carencias (y el si la cosa se decanta para un lado u otro) que hay en la saga pepetrada por el neozelandés, no queda otra que tragar... ver a Gollum y cia on screen resulta, y se debe admitir, bastante impagable (siempre desde la perspectiva del seguidor del libro, reitero). Tiene además el tipo un par de referencias de gore cachondeoísta (las conocidas "Bad taste" y "Braindead"), de hace aprox. un par de décadas, que han ascendido a íconos freakies pa los restos... Si me apuras, hasta la astracanada de "The Frighteners" (traducida aquí -que ya es tenerlos gordos- como "Agárrame esos fantasmas") tenía un cierto reverso cómico que, aún siendo innegable su condición de payasada total, la exoneraba (o podría llegar a hacerlo, al menos) de alguna manera. El problema de Jackson (según yo lo veo) és, "sencillamente", todo lo demás... O, si somos benévolos, las otras tres pelis que ha dirigido.

A "Criaturas celestiales" ya le dí pal pelo, en este mismo espacio, tiempo a (resumen: peli repelente e insufrible tan necesaria como una pedrada en la zona genital y con una protagonista a la que matarías con tus propias manos del asco que llega a dar que, para más cojones, pretende pasar -la peli- por un deleite de fantasía y sensibilidad... pota asegurada, vamos). Lo del remake de "King Kong" no le va a la zaga (lo que darían supongo la Watts y el Brody para que esto desapareciera por arte de magia): pastelazo de grandes proporciones que promete emoción a tutiplén y solo genera violencia a raudales para con el espectador, por la gratuita pérdida de tiempo vital que genera... Y ahora, o el año pasado mejor, completa el (vomitivo) hat-trick con esta "The lovely bones" que no hay por dónde agarrar.



El reparto no está mal. Y nadie lo hace mal (o desarrolla mal su oficio si se prefiere), de hecho: Wahlberg y la Weisz como los sufridos padres resultan la mar de resultones, la Sarandon a pesar de lo absolutamente gratuito (para la trama) de su personaje le da una cierta sangre a la cosa con su acelerado proceder, Tucci (lo mejor) como el malo maloso queda de coña y hasta sale nada menos que Michael Imperioli (el sobrinísimo de los Soprano) que tan de narices me cae haga lo que haga y haciendo -como no- de poli (que parece que tras la perla más brillante de HBO se está especializando en ello el cabrito). Además la niña-prota del folletín, Saoirse Ronan (vista en la bastante entretenida "City of Ember"), tiene la virtud de vender inocencia sin resultar cargante ni insufrible (nada que ver con la hija de la gran puta de la "Juno" -relevo generacional en la vertiente "yanqui pija zampabollos repelente hasta la extenuación"de la también abyecta, para mí, Portman a la que odio por igual sino más, y ni que decir tiene-). Dicho todo ello, y retomando la primera frase del párrafo, toca decir que da lo mismo... No sirve para nada. El film es sobreedulcorado, plano y falto de enjundia se mire por donde uno quiera...



Jackson se limita a vender planos oníricos que al principio resultan sugerentes pero que acaban rallando lo indecible (un poco como aquella "Más allá de los sueños", de hace más o menos una década, con el nefasto Robin Williams), por el desbordamiento de azúcar y babosería en el que se acaba metiendo el barbas.

Hay, además, una serie de cosas concretas (tanto en la manera de explicar la historia como en la susodicha propiamente -que esto, aprovecho para señalar, viene de una novela que ya digo que se la va a leer el Tato-) que apestan a rebajas, a saldo "topiquero" de lo más evitable y que (muy) maldita la gracia. Ejemplos: la machacona, cursi y persistente narración por parte de la niña-prota (en off o no -que la cuestión es "taladrar" al personal-); la pareja compuesta por la "gótica veo muertos" y el chaval (atención al pelucón a lo Boney M) que agradaba a la niña fiambre antes de su asesinato; la resolución del personaje de Tucci (forzado, cutre, torpe, desafortunado... y todo -siempre malo- lo que se quiera mentar)... Y estaríamos un rato, pero me detengo que lo suyo es irla olvidando cuanto antes y no al revés (no fotem).

En resumen: un pastel de aquí te espero que pretende ser "fantástico" y de "suspense" al alimón, pero que se queda en "horror"... y no, por desgracia, es de tipo de género de lo que hablo. Solo para fans de anuncios de compresas o/y seguros de vida.

Por último: ¿me lo parece a mí o, tras los ochenta kg que ha perdido el tipo, Jackson parece directamente un clon del tito Espilbé?... si es que diox los cría y... y más vale que el Hobbit te salga bien, Peter, o (lamentándolo en parte por lo de ESDLA -que a mí las otras fricadas como que me la pelan bastante, siendo honesto-) pasarás a la lista negra de este espacio sin remisión y aunque me envies a casa a los Nazgul vestidos de bailarinas del can-can...

A FAVOR: los actores que hacen lo que les toca y no tienen la culpa (más allá de lo evidente de "pensar con la cartera", claro), y que la peli empezar, se admite, empieza bien... lástima que a la media hora o así se traba y de moverse hacía alguna parte ya solo lo hace hacia peor y hasta el fin (que resulta una enorme alegría, eso si, aunque no por lo acertado sino por lo que supone como espectador, está claro).

EN CONTRA: blandengue, ñoña, bastante tonta y, además, sumamente pesada... todo un señor ladrillo, en realidad.

GUZZTÓMETRO: 3/10 (un punto para Tucci, otro para el resto del elenco -menos para Boney M- y el que queda por algunas fotos/paisajes innegablemente bonitas -y "evocadoras", que pondría un crítico de los que cobran- por mucho croma que medie y aunque al hombre se le acabe yendo tantísimo la castaña en su afán)