miércoles, 31 de agosto de 2011

CAUTIVOS DEL MAL (1952)

SINOPSIS. Magistral obra que bucea en los entresijos de Hollywoody. Un tiránico y manipulador productor de cine (Kirk Douglas), que ha caído en desgracia, pide ayuda a un director (Barry Sullivan), a una actriz (Lana Turner) y a un guionista (Dick Powell), a los que ayudó a triunfar, pero que tienen sobradas razones para detestarlo. Los tres le reprocharán su falta de escrúpulos para alcanzar el éxito sin reparar en las personas a las que traicionaba o engañaba.



El para mí  bastante irregular, cuando no claramente sobrevalorado (y con los perdones que toquen), Vincent Minelli tuvo a bien firmar ésta, su masterpiece incontestable, en los primeros 50's. Y es tan buena, tan enorme la hija de la gran puta, que le exonera (ipso facto y para los restos) de cualquier musical o comedia romántica/babosa que se cruce en su abastecida (en referencias) filmografía. Uno de los mejores films de "cine sobre cine" jamás parido, cuando no el mejor (directamente) siempre y cuando obviemos al "Sunset blvd." de Wilder.

Todo lo que se pueda comentar es positivo sobre este gran título (como corresponde a un "clásico imperecedero", que los llaman, de este calibre). El b/n heredero del noir de "joligú" de la década anterior que entra en vena desde en el segundo uno, la bso de campanillas, lo ajustado de un metraje que ronda las dos horas y parece la mitad, la narración estrictamente "flashbackera" partida en tres pero que no admite bajones en la trama argumental (con la dificultad que ello entraña), etc... y de los largos para el caso. Punto seguido, claro, para los actores: Lana Turner (que aunque de guapa pocas la pillan demuestra, una vez más, que de florero nada) y los sres. Powell y Sullivan con la siempre apreciable contribución de Walter Pidgeon envuelven, finalmente, a un colosal Kirk Douglas en uno de los mejores roles de su carrera sin duda que valga (y que poco, obvia y precisamente, no sería).

Mención a parte, también, para el tema "intergénero" del folletín. Que vale, sin duda es un "drama" pero, cuidado, que integra tics y guiños varios que van del mentado noir a la comedia pasando por el biopic (encubierto) y alguna que otra más... "Cautivos del mal", al igual que el carismático y fullero saco de ambición que la protagoniza, no se detiene ante nada y al final (sea la primera o décima vez) te deja esa sensación tan gratificante que solo consiguen este tipo de martingalas (que son bastantes, pero menos de lo que debiera por desgracia), esa de "joder... qué pelicula". Imprescindible-ble con todas las letras.

A FAVOR: menos los carteles/pósters oficiales absolutamente todo.

EN CONTRA: véase apartado anterior.

GUZZTÓMETRO: 11/10

(Pd. Atención a la nueva política -aquí estrenada- de intento de síntesis en el bloj, que no impresionara a nadie por supuesto pero que, para aquellos que me conocen un algo ni que sea, fácil o natural no me resulta... todo lo contrario en realidad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada