viernes, 30 de septiembre de 2011

LA LEYENDA DE LA CIUDAD SIN NOMBRE (1969)

SINOPSIS. En una ciudad fundada por buscadores de oro, tienen lugar las aventuras y desventuras de Ben, 'Socio' y la delicada esposa que ambos comparten. (Western/Musical/Comedia)



A FAVOR. Lee Marvin. El tremendo acierto de elección paisajística  que supone esa "ciudad" que es más bien "poblacho" (y si alcanza) y alrededores. Algunos diálogos "coñones" de por si que dan más nivel a una historia bastante plana desde su punto de partida (tanto "la leyenda" contextual del título como el triangulo amoroso que sirve de motor argumental). Un Eastwood capaz de darle réplica, en cuanto a rudeza, a todo un Sr. Marvin a pesar de su juventud, secundados ambos por esa Jean Seberg, tan guapa como buena actriz (y que, por ejemplo, fuera musa de Godard en "Al final de la escapada"). Algún número musical concreto y mano firme por parte del director, Joshua Logan, a la hora de coregrafiar a un ingente número de actores, extra y figurantes (heredado ello, quizá, de la inmediatamente anterior en su filmografía "Camelot")... Y de nuevo Lee Marvin.



EN CONTRA. Las casi tres horazas que hay que meterse entre pecho y espalda de musical para poder disfrutar de una gran comedia que no llega a los noventa minutos... La intrusión de un género a otro (en determinadas pelis) ha dado grandes alegrías a la historia del medio, sin duda, pero si se fuerzan según que ingredientes... "Paint your Wagon" es una película que cuenta con muy buenos, y/o carismáticos, actores, así como papeles perfectamente dibujados que no requieren de tanto "numerito" que, al fin, acaban convirtiendo el todo en algo bastante tedioso (más si tratamos de valorar la cosa con cierta objetividad y olvidamos el cariño que podamos albergar por aquella ocasión que la vimos por vez primera en tv y después de alguna comida copiosa de domingo).



CONCLUSIÓN. Buena comedia, cargante musical (aún admitiendo el par de números que si funcionan en esta dirección), y al final: fallida intrusión de género. "Fallida" porque, a pesar de todo, la película nos entretiene (y mucho -de ahí la puntuación que, desde la humildad, le endoso-) en no pocos momentos pero, reitero, las dos horas largas que ofrece (y alcanza, merced a lo abusivo de la cantidad de canciones -y lo extensas que resultan algunas-) es un engrudo que nos demanda demasiada subjetividad y buena fe.



GUZZTÓMETRO: 7/10

7 comentarios:

  1. Me encanta este film, y el momento con Lee Marvin cantando Wandering Star me marcó. Siempre he visto este film como un clásico, por mi un 8/10.
    Saludos Guzz

    ResponderEliminar
  2. Sin duda el momento que menta Chals es lo mejor de esto (bien destacado), en lo musical, o así lo recuerdo yo y es, claro, uno de ese "par de números que funcionan". Y me parece perfectamente lícito y justo considerarlo como clásico si se quiere, pero el problema que tengo yo, a título personal, con esta peli (a la que en definitiva pongo un notable, ni que sea bajo) no es que sea lo que és, sino lo que de algún modo se intuye que podría haber sido. Guzzeros salu-2.

    ResponderEliminar
  3. buenos días Guzz, yo le subiría del 7 al 8,5 pero más por motivos sentimentales que de otro tipo. La vi varias veces aunque la última vez fue hace ya mucho tiempo, demasiado. Es también una de mis películas favoritas de todos los tiempos y es que contagia buen rollo, simpatía y además es que te hartas de reir. Junto a la Batalla de las Colinas Del Whisky, con Lancaster y Remick uno de mis westerns favoritos aunque no sean precisamente el paradigma de este género. Abrazo, espero que tengas muy buen domingo!!

    ResponderEliminar
  4. Buenos a tí también ned. Contigo y Chals ya son dos opiniones a tener en cuenta que estiman este film un poco por encima de lo que lo hago yo... Sin embargo, si algo me caracteriza (amén de ser un jugador compulsivo de backgammon y nefasto ajedrecista) es ser cabezón hasta la enfermedad. Así que insisto: me gusta tanto la parte cómica de "La leyenda..." que el abuso de la musical me corta bastante el rollo ("ritmus interruptus" -con la sandez que ello implica-). Guzzeros salu-2.
    Pd. Gracias por el recuerdo de "Las Colinas Del Whisky", film que tendré que recuperar porque: aunque Lancaster me parece un fuera de serie, lo mio con Remick es casi obsesión.

    ResponderEliminar
  5. Olé por acordarte de ella y no olé por no haberle puesto un 10 :-)

    No se porque pero me encanta esta peli, con sus tres horas y sus numeros musicales y hombres en gallumbos incluidos. El musical no me parece para nada cargante, tiene algunos numeros que me encantan y quizá es la diferencia entre tu percepción de "si pero..." y mi devoción ante Lee Marvin & cia.

    Un saludote

    ResponderEliminar
  6. Pues, definitivamente, me está empezando a caer la del pulpo (y además por un film con Lee Marvin !, que de siempre me parece la releche al cubo)... Algo en mi interior decía mientras escribía: "ten cuidaooo que es un film idolatrado por miles y tu eres muy cafre a veces...". Pero, ay, debo ser honesto conmigo mismo: le puse un 7 que en definitiva es algo notable, insisto (y alego la defensa, además, de que nunca dije que me parezca mal film en absoluto) y ahí se queda (con las "sorrys" que convengan a quien pueda verlo distinto).
    En cualquier caso, gracias Dr. por comentar.

    ResponderEliminar