jueves, 20 de octubre de 2011

CICLO Mr. ALLEN: 1. "TOMA EL DINERO Y CORRE" (1969)

SINOPSIS. A través de una serie de entrevistas con quienes le conocieron, la película nos introduce en la vida del incompetente atracador Virgil Starkwell, que desde el comienzo estuvo abocado a la delincuencia. Después de pasar una infancia a merced de los chicos más fuertes que él y tras descubrir que su carrera musical no tenía futuro, Virgil comenzó a robar. Pero su escaso talento pronto le conduciría a la cárcel.



A FAVOR. La primera y mejor de la tripleta inicial  del cineasta ya como único director firmante, al menos (y como siempre) para mí.  Los primeros 20-30' de film son de una velocidad y elasticidad cómica del caerse de culo (los padres con gafotas de broma a lo Groucho, por ejemplo, me tienen robada el alma de siempre). Después de eso el film se estabiliza/decae según lecturas al cambiar argumento lineal, aún dentro de lo absurdo (bien entendido), por una sucesión de gags de mayor/menor fortuna. Algunos de ellos, como ocurre en considerable parte de estos "primeros pasos", formando parte de ese bicho llamado "memoria colectiva"  (una de tantas cosas que pienso que no se agradece a Allen al nivel que merece por no pocas gentes). En fin: la peli de la pistola de jabón, del atraco frustrado por mala caligrafía, del afecto adverso al fármaco que le convierte en rabino y, entre otras y especialmente, el mentado inicio en clave falso documental que es canela en rama.



EN CONTRA. El tan palpable "efecto descompresión" cuando termina la ya doblemente mentada intro y el que, por ello mismo, la cosa quede un tanto abandonada a la rifa (te gustará el film más o menos en función de lo que conectes con los distintos sketches de ahí en adelante).



CONCLUSIÓN. Si se descuenta la inclasificable fricada "What's up, tiger Lily?", es la auténtica entrada al universo del Allen director de cine (al que se ceñirá este humilde ciclo/homenaje -más que nada porque uno tiene la iusión de terminarlo algún día y eso...-). Aclaro que hablé de "tripleta inicial" antes cuando, sin duda,  hay quien hablaría y habla de "quinteto inicial" (para mí, aún dentro de esa fase de apertura "absurda", se puede cribar porque las dos siguientes a "Todo lo que..." suponen ya una mejora a considerar). Con todo, las obvias irregularidades que encierra (mayormente), ésta "Take the money and run" tiene en su frescura y simpatía un comodín que de alguna manera la hace especial y, con la construcción de este sumamente ceporro Virgil por bandera, se alza algo por encima de las inmediatas "Bananas" y la peli por capítulos ya mencionada. Woody Allen ha llegado al fin y, guste más, menos o no guste, la Historia del Cine abre un nuevo apartado con nombre propio dentro de su carpeta.



GUZZTÓMETRO: 8/10

(Pd. Con "Midnight in Paris" del presente 2011 Woody Allen alcanza el film cuarenta como director de cine... Me he metido en un follón del morirse, en efecto)

4 comentarios:

  1. Para mi una gran película, distraidisima y descojonante. 9/10. Ánimos con el ciclo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ned, me van a hacer falta. Habrán directores en el mundo y la historia para liarme con uno que saca una peli cada año desde hace más de cuatro décadas... Bueno, yo nunca fui el cuchillo más afilado del cajón, además por Woody -y con sus contadas cagadas reales a cuestas- lo que sea. Saludos guzzeros.

    ResponderEliminar
  3. Tu si que eres cachondo, ladrón.

    ResponderEliminar