viernes, 28 de octubre de 2011

EL HOMBRE ELEFANTE (1980)

SINOPSIS. A finales del siglo XIX, el doctor Frederick Treves descubre en un circo a un hombre llamado John Merrick. Se trata de un ciudadano británico con la cabeza monstruosamente deformada, que vive en una situación de constante humillación y sufrimiento al ser exhibido diariamente como una atracción de feria.



A FAVOR. El film con formato "presentación-nudo-desenlace" más lógico del gran Lynch es también el más triste y, para mí, siempre el mejor. El buen trabajo de actores, destacando a un inmaculado Hopkins -cuando todavía hacía de actor no de Hopkins- y a un todavía mejor Freddie Jones en uno de los roles más hijoputescos que pueda recordar, sin olvidarnos entre otros, de la siempre excelente Wendy Hiller. Eso sin ponernos a pensar en que debajo de todo ese amasijo imposible de maquillaje tenemos a un  monstruo del calibre de John Hurt  (por lo que, sin elitismo de pandereta que valga, se recomienda encarecidamente la V.O. para el caso). La fotografía, en desgarrado b/n circense, firmada por el tal Freddie Francis, la buena mano del creador de "Eraserhead" (que también participa del guión) y una banda sonora tan "alegre" como precisa ponen el resto. O casi... porque pensar que esto fue realidad (con los matices a argüir que se quiera -que por lo visto el original tenía bastante más dominio sobre su existencia de lo que aquí relatado... aunque, obviamente, al fin...-) sigue poniendo los pelos cual escarpias al más pintado.



EN CONTRA. Quizá que, al ser algo tan desoladamente triste, es un film que (en efecto) requiera de un estado de ánimo receptivo concreto (posiblemente mi film "triste" favorito junto a "Johnny cogió su fusil", puestos a ponerlo todo).



CONCLUSIÓN. Cañonazo de peli y en buena hora se le ocurrió a Mel Brooks (si, si, como leen, que hasta sale su sra. -la gran Bancroft- como parte del elenco) poner pasta aquí. Los ecos en honor a los "Freaks" y "Garras Humanas" de Browning que se marca Lynch ahí quedan también pero, por de pronto, ese final "estruja-almas", ya por si solo, es un recuerdo demasiado valioso como para obviar o tratar de relativizar esta maravilla de dos horas que ningún amante, por infiel que sea, al medio puede perderse en modo alguno. Clásico, si, añadan "moderno" o "de puta madre" (lo que prefieran) pero "clásico" sin duda. Estremecedora sin nada a añadir y de hacerlo sería gastar energía de manera innecesaria.



GUZZTÓMETRO: 11/10

11 comentarios:

  1. No volverá a emocionar Lynch de la misma manera hasta "Una historia verdadera". Estoy de acuerdo, es una película magistral "El hombre elefante", aunque mi favorita de Lynch sea "Terciopelo azul".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No entiendo como Lynch con la capacidad para emocionar que ha demostrado aquí y en la que cita Gonzalo no ha repetido más veces con melodramas "convencionales" como estes. No es que me disguste su otra vena, pero yo me quedo mucho antes con estas 2 cintas que con el resto.

    ResponderEliminar
  3. Precisamente tras ésta la otra que más me gusta de Lynch es "Una historia verdadera" (aunque el film que menta Gonzalo y "Corazón salvaje" me han gustado siempre mucho y bastante respectivamente). Guzzeros saludos y difícil estar más de acuerdo con ambos.

    ResponderEliminar
  4. A mí es que de Lynch me gusta incluso cómo se abrocha las camisas hasta el último botón. Y aunque pierdo la cabeza por sus films más bizarros ojalá hiciese más "Hombres elefantes" e "Historias verdaderas", de lo mejor de los 80 y 90 respectivamente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Jeje, no te pienses que algo ya me sospechaba yo de que te gustaba Lynch...
    El problema (que no lo és pero para entendernos) con las pelis menos formales de su obra, pienso yo, es que cobran todo el sentido e intención cuando las ves por x ocasión o lees entrevistas o biografías entonces te das cuenta y piensas: "qué enorme es este cabronazo". Lynch para mi es un maestro y punto pero, de cara a la inmediatez, sería un poco justo lo contrario de Spielberg (al que se pasa por la piedra lo que no está escrito en base a mis preferencias, obvio). Saludos guzzeros Dale !!

    ResponderEliminar
  6. Comparto el gusto de Mr. Cooper por las rarezas del Sr. Lynch, pero Una historia verdadera es bonica porque sí.

    PS. Me averguenza confesar que aún no he visto El hombre elefante.. no me lo tengan en cuenta.

    ResponderEliminar
  7. Y es que una road movie a ritmo de cortacésped, y que para más inri le quede de napias, solo podía darse en la impagable almendra del Eraserhead, claro.

    Nooo, mi estimada V, nunca confiese sus pecados en la blogosfera o será pasto de la intransigencia más intransigente... yo por ejemplo, por miedo a que me vengan a buscar con antorchas, nunca confesaré que no soporto oir cantar a Morrison, que los Floyd sin Barret me interesan tanto como Camela o que, por ejemplo, el cine de Jacques Tatí me parezca más aburrido que ver cracer un cacto... argh !... Qué no se borre ningún follower por favor, que es de cachondeo...

    ResponderEliminar
  8. Sr. Guzz, debería considerar una muestra de cariño que confiese mis debilidades en us bloj.. tampoc el llegeix taaanta gent.. I Tati no aburre, simplemente, no le entiende.

    ResponderEliminar
  9. Huy, qué faltona !

    Qué yo no entiendo Tatizzzz zzzz zzzz... (ronquido)....

    Pd. Además si em llegeix taaanta gent... Qué soy el bloj del mes en Mongolia !

    Pd2. Además Tati si me gusta, es tan detallista, tan sensible, tanzzzzzzz... (ronquido)....

    ResponderEliminar
  10. LLego tarde porque no habia visto esta entrada. Menuda actividad llevas Guzz. Tus seguidores no conseguimos seguir ese ritmo!!

    El Hombre Elefante es tras Una Hostoria Verdadera, mi pelicula favorita del sobrevalorado Lynch. Todo en esta pelicula es maravilloso. Una joya. Brutal John Hurt, en el papel que le pudo dar el OScar...pero se cruzó Lamotta en su camino.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Buenas Mansion. La desquiciada actividad del blog yo la asocio a una via de escape terapéutica por la presión recibida hacia mi persona por parte de todo cristo desde que se supo que iba a tener una descendienta para marzo... joder, en el curro parece que me vayan a matar más que a ser padre o que ofenda que no este taquicárdico...

    También son dos mis films favoritos de Lynch, si. Lo que no coincido en lo de sobrevalorado pero ya pondré un especial Lynch el día menos pensado en la chorrosección "a brochazos gordos" que dedico a realizadores de tanto en tanto.

    Un abrazo a vos también.

    ResponderEliminar