lunes, 31 de octubre de 2011

LA NARANJA MECÁNICA (1971)

"Hemos nacido de monos erectos, no de ángeles caídos y esos monos eran unos asesinos armados. ¿De qué vamos a asombrarnos? ¿De nuestros asesinatos, genocidios y misiles? No, sino de nuestras sinfonías, por pocas veces que las toquemos, de nuestros tratados, por poco que valgan, de nuestros sembrados, por poco que a veces los convirtamos en campos de batalla, de nuestros sueños, por más que sólo raras veces se conviertan en realidad. El milagro del hombre no reside en cuán bajo ha caído sino a qué altura se ha elevado". (Stanley Kubrick, en respuesta a los incontables críticos que le fusilaron a colación del estreno de este fantástico largometraje que, mira tú, cumple este 2011 sus cuarenta años de vida)





SINOPSIS. Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Alex (Malcolm McDowell) es un joven muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia desaforada y Beethoven. Es el jefe de la banda de los drugos, que dan rienda suelta a sus instintos más salvajes apaleando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el asesinato, Alex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial.



A FAVOR. La lectura de Kubrick (tanto desde el guión como desde el inolvidable uso de fotografía) sobre la novela de Burgess sigue siendo uno de los films más peculiares y fascinantes que se pueden ver. Tremendo el "solo de guitarra" interpretativo de McDowell, si, y aunque le estigmatice su carrera de por vida y acabara poco menos que odiando al célebre realizador por las perrerías a las que se viera sujeto (es conocido que Kubrick es por una parte un genio como realizador -mayormente por su sublime elección de imágenes-, y por otra un hijo de la grandísima por como solía tratar a sus actores).  El hacedor de "Paths of glory" y demás realiza aquí una crítica desgarradísima sobre la impersonal sociedad de masas y nos muestra a donde nos puede llevar la susodicha de seguir por donde vamos... Lo que confundió al personal de la época fue qué, y obvio siendo él,  en vez de susurrar, apuntar o denunciar desde una tarima, se enfanga las manos hasta los codos y nos sacude un patadón genital del que pocos se recuperaran jamás y ya desde la primera visualización. "Adelantada a su época" es uno de los clichés más odiosamente recurrentes pero con esto hasta como que hace corto.



EN CONTRA. El que algunos teenagers y post-teenagers con una remolacha en la golova la hayan erigido en un ícono de la violencia, generación tras generación, por esa inicial cuarta parte de su metraje total. Eso es un festival pop de imágenes a atesorar (puro Edwards pero con tetas y lechuzas a granel), meritorio de narices e impactante como ello solo pero, para muchos entre los que me cuento, la "masterpiece" empieza cuando eso termina. Claro, que explícales a los mentados "remolacheros" la diferencia entre la denuncia que és y la apología que ellos, sin saber posiblemente que significa, entienden.



CONCLUSIÓN. Que sería continuar en donde lo dejamos "a favor". Está claro porque el film en si es como bastante (o nada) intachable. Prodigio visual, escenas memorables que te acaban los dedos de las manos, el delirante uso de la música y un tan marcado como adictivo trato argumental que, por momentos, le asemeja casi más a una ópera por actos que a otra cosa. No lo alargo ya que ésta se la sabe de memoria, o poco menos, todo el mundo (no veo porque detenerme en otros aspectos como lo bien escogido de los secundarios, la inclusión de detalles como el dialecto nadsat y demás cuando se puede obviar tan ricamente). En lo particular, eso si, solo añado que aunque no entra en mi podio "kubrickiano" ("Senderos de gloria", "Atraco perfecto" o "Teléfono rojo..." son inalcanzables en base a mis querencias) si afirmo sin reservas que es mi predilecta del gran Sr. Kubrick desde que éste decidiera echarle color al tema. Imprescindible, faltaría.



GUZZTÓMETRO: 10/10

(Pd. Existen datos y curiosidades sobre este film como para hacer un blog solo dedicado a ello pero, para aquellos que aprecian tanto la novela original como el propio film, debe mentarse la mudanza a Inglaterra desde algún punto indeterminado de Europa del este -por no decir Rusia claramente-, la edad de los chelovecos ligeramente superior o, la madre de todos los dramas en su tiempo en cuanto a la relación novelista-cineasta, la no-inclusión del último capítulo del libro... Importantísimo para Burgess ya que acaba de redondear el círculo de la historia y rechazado fulminantemente y sin debate que valga por Kubrick)

12 comentarios:

  1. Una película brillante, desde luego, pero que, para mi gusto, ha envejecido peor que las obras maestras anteriores —"2001" y "Lolita"— y posteriores —"Barry Lyndon" y "El resplandor"— de Kubrik. Ya ves que opinamos diferente acerca del maestro.

    Saludos, Guzz.

    ResponderEliminar
  2. Uff....que pelicula. O se ama o se odia por igual. Yo la amo. De hecho, cuando estoy con mi hija de 9 meses suelo imitar a Mcdowell cuando come al final de la pelicula, todo escayolado je je je.

    Me parece brutal. Estoy con Gonzalo en que ha envejecido, pero sigue siendo una obra maestra absoluta.

    Mis favoritas de Kubrick:

    - Senderos de Gloria.
    - 2001
    - La Naranja Mecanica
    - Telefono Rojo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Sobre todo la inteligencia con la que se aborda el tema, Kubrick denuncia la violencia sin recurrir a mil y un tópicos panfletarios, va un paso más allá. Gran reseña si señor.
    Saludos guzzeros

    ResponderEliminar
  4. Ultimamente me muevo bastante por los blogs y estoy encontrando unos cuantos muy interesantes, ademas me estoy animando a intervenir y alegra hacerlo, siempre he sido mas de escuchar en silencio. Este acabo de descubrirlo y me ha dado muy buena impresion, si no fuese por la musica el cine seria mi gran pasion, es la segunda, y eso que mi nick es bastante cinematografico. Bueno al grano, a mi La naranja mecanica me encanto cuando la vi por primera vez, pero la vi otra vez hace 6 o 7 años y me dio la impresion de vieja, asi que he preferido quedarme con el recuerdo de aquella primera vez y no me he atrevido a volver a verla. A lo mejor estoy equivocado no se...
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  5. Si me hubiesen preguntado hace 15 años o más sobre mi film predilecto de Kubrick seguro que hubiera respondido La naranja mecánica pero me temo que hoy día coincido con Gonzalo y Mansion en que ha envejecido y personalmente opino que bastante además, lo que no creo que pueda decirse de Atraco Perfecto, Senderos de Gloria, Dr. Strangelove o Barry Lyndon.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias muchas a todos por comentar y vaya eso por delante.
    Particularmente en base a mis gustos y querencias, y como ya pongo en la entrada, me quedo con "senderos", "teléfonos" y "atracos" (ya puestos, para comletar el póker, me quedo con "Lolita" antes que con otra). Pero se insiste... Quizá ésta sea demasiado deudora de esos 60's que recien quedaban atrás, si, pero ciñéndonos a sus pelis en color me quedo con ella. Quizá sea por esa condición de "no parecerse a nada" (o casi) o su crudeza visual/argumental pero, honestamente, siempre me ha parecido el film más magnético y audaz del "kubrick coloreado". En cualquier caso no creo que nos peleemos mucho con este artista de por medio... ¿De cuantos directores/maestros hay tantos amantes del cine, en distinto grado, que se sepan la filmografía de pe a pa -y por exigua que sea- como con éste?.

    ResponderEliminar
  7. Leí la novela a posteriori, y me sorprendió el cambio del final. Sería el único En contra que pondría a la peli. Pero Kubric podía modificar todo lo que quisiese, y más.

    ResponderEliminar
  8. Tema espinoso dónde los haya Mrs.V cuando se atiende a la explicación del novelista: para él era importante acabar con ese capítulo porque por número es también el de la mayoría de edad de Alex y el que da fin a su vida no-adulta con el que acaba de cuadrar la historia. En mi modesta opinión la historia en verdad queda más trenzada con ese último capítulo pero, de cara al film, al omitirlo Kubrick refuerza esa sensación de crítica a la "impersonal sociedad de masas" que pretende (de la otra manera, quizá, hubiera sido dejar entrever una cierta esperanza hacia el "sistema establecido" y, claro, Kubrick más de pimienta que de azúcar, por ahí no pasa). Kisses guzzeros.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, esto es un clásico en toda regla que no deja indiferente a nadie. La primera vez que la ví (eso hace muchos años), me dejó sin habla.
    como tú bien dices, da paar mucho...
    De Kubrik, me quedo con "2001".
    Por cierto, te enlazo que siempre se me olvida, ¡copón!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Thanks Rockland.
    Sin duda lo de "clásico". De hecho hay quien, echando cuentas, ubica directamente el principio del "cine moderno" en el momento que Kubrick deja el b/n (esto és la naranja y la 2001 inmediatamente anterior que mentas). Poca coña.
    Saludos guzzeros directos para Graceland !

    ResponderEliminar
  11. Como dice arriba Gonzalo y los demás es más que posible que haya envejecido peor que otras. Sin embargo para mí tiene un recuerdo imborrable, una de las pelis que me hizo amar otra clase de cine en la adolescencia, rarito que ya era uno.

    Sigo con especial devoción tus apartados en contra, son estupendos. Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por eso último Johnny. De verdad que a veces, con cosas tan geniales como ésta, buscar algo "en contra" me cuesta lo mio (y, por lo general, debo acudir a algo fuera del mismo film en si). Aunque, claro, hasta las obras más grandes tienen puntos negros, subjetivamente, si uno se empecina y se pone a buscar a mala leche... No sé, quizá los Conciertos de Brandenburgo de Bach o la revisión del pirado de J Mascis del "Maggot brain" de Funkadelic... En fin. Saludos guzzeros Mr.

    ResponderEliminar