viernes, 7 de octubre de 2011

NOCHE EN LA TIERRA (1991)

SINOPSIS. Película dividida en historias independientes a través de las cuales Jim Jarmusch presenta el panorama nocturno de cinco grandes ciudades (Los Angeles, Nueva York, París, Roma y Helsinki), con un taxi, y lo que en él ocurre desde el anochecer hasta el amanecer de un mismo día, y obviamente con diferentes personajes, como hilo conductor.



A FAVOR. Es uno de los mejores "films episódicos" que se pueden ver. El baile de sentimientos/sensaciones al que te somete Jarmusch con su sobriedad (obsesiva) habitual que te obliga a ver más allá del "me gusta esta historia, la siguiente también pero la otra no" (secundada aquí, para más inri, por la tenue banda sonora de Tom Waits). Lo bien que te sabe susurrar o lanzarte estereotipos a la jeta (según le convenga) y embutirlos en la trama que toque.  Y que, en definitiva, veinte años después de su estreno sigue siendo mi peli predilecta (no sé si la mejor, pero si mi favorita) de uno de los más interesantes y fiables directores de las últimas tres décadas... Buenooo, valeee, y lo que te llegas a partir el hojaldre con la historia de Roma y ese Benigni desatado y con patente de corso. Mi favorita que recuerde ahora (por eso) es la de NY con el siempre fuera de serie señor Muller-Stahl y el también bastante popular Giancarlo Esposito (uno de los actores fetiche del Sr. Lee en aquellos días por ejemplo), aunque cuidao... no me pregunten mañana, que lo mismo digo otra.



EN CONTRA. Del film en si nada pero te puedes encontrar a más de uno/a que guarde cierto sabor agridulce por acabar la cosa con la que ellos/as consideran la historia más depresiva, la de Helsinki (que, contrariamente y siempre para mí, es la más puramente bonica de todas). Salvada la chocarrada pertinente solo queda lo obvio de lo complicado que resulta, si se és mínimamente honesto, calificar de "masterpiece indebatible" a un film de episodios/cortos hilvanados y sin relación entre si (o más allá del marco contextual -y "taxitero" para la ocasión-). Aunque, quede cristalino, de no serlo pocos se han acercado tanto como el amigo Jim.



CONCLUSIÓN. Indispensable peli de Jarmusch que le diera el empujón definitivo (con ayuda de la anterior "Mystery train") del "valor emergente" a "rotunda realidad", cinco años después de la también insaltable "Down by law". El término "clásico moderno" puede generar cierta indignación por según a que se vea endilgado a la brava (que soy de ese sector que opina que tampoco es que haya tantos realmente "merecedores de ") pero, con (contados) bichos como "Night on earth" no hay sino admitir que le queda como un guante... Futufum, futufum !



GUZZTÓMETRO: 9/10











2 comentarios: