martes, 4 de octubre de 2011

PERDICIÓN (1944)

"A partir de Perdición las dos palabras más importantes del mundo del cine son Billy Wilder" (A. Hitchcock)



SINOPSIS. MacMurray es un vendedor de seguros que, en connivencia con Barbara Stanwyck, elabora un plan para asesinar al marido de ella y quedarse con el dinero de su seguro. Obra cumbre del género, uno de los ejercicios de suspense más fascinantes de todos los tiempos. (Cine negro/Intriga/Thriller)



A FAVOR. A ver... Los diálogos, la trama guionizada a cuatro manos con nada menos que con el Sr. Chandler, la tripleta protagonista... que a pesar de sus dudas iniciales (por dar la talla) MacMurray borda a este rudo vendedor de seguros más maleable de lo que él mismo sospecha, esa Stanwyck que saldrá a partir de aquí en miles de enciclopedias en las que busquemos el término "femme fatale" y, claro, un Edward G. Robinson que ya salió interpretando del útero materno al ser parido y, como no, a su nivel de excelencia habitual. Pero sigamos... El uso de la luz integrado como un elemento más on screen de forma constante, el ritmo del pulso dramático en crecimiento continuo (con esa tensión final que casi duele), la tremenda variedad de ángulos y planos de la puesta en escena, la increíble vigencia que mantiene y que, en definitiva, y amén de ser uno de los títulos de cabecera más insaltables del llamado noir (mi género predilecto, ya puestos), parece ser que además de un cineasta mítico el granuja de Hitch tenía poderes adivinatorios... puede que incluso más allá de lo que el mismo sospechaba (que, obviamente, poco no sería).



EN CONTRA. Que no exista una versión con cacahuetes...



CONCLUSIÓN. Por documentales que se vean y biografías (así como artículos de prensa -especializada o no-) que se lean lo de este film está condenado a hechizar a miles y miles de "cineros" ad eternum. Billy Wilder son al fin y todavía hoy, muy posiblemente, las dos palabras más importantes de la historia del cine para un incontable número de amantes del mismo (para mí siempre a la par con las palabras Fritz Lang, que nunca podría quedarme solo con uno de los dos, pero si se admite que la mayor universalidad de Wilder le pueda dar ese plus de cara a un ingente inabarcable). No es meramente "recomendable" esto, ya para terminar, sino llana y directamente "obligatorio"... ¿Qué la has visto 10 veces?. Te aguantas que son pocas y a por la undécima.



GUZZTÓMETRO: 11/10

3 comentarios:

  1. Buff...buenísima!!! Billy Wilder es la rehostia
    Hace lustros que no la recupero. Tal vez este fin de semana.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. He de reconocer (se me cae la cara de vergüenza....) no haberla visto jamás de los jamases. Pondré remedio, lo prometo, no sin antes ver la última del gran Chuck Norris.

    ResponderEliminar
  3. Y bien que hará ud Rockland.

    Nikochan: por esta y cosas como esta es ud. mi archienemigo definitivo... Lo de Sherlock Vs. Moriarty es una broma al lado.

    ResponderEliminar