miércoles, 19 de octubre de 2011

SHINE (1996)

SINOPSIS. Basada en hechos reales, narra la historia de David Helfgott, un brillante y virtuoso pianista australiano cuya insoportable presión paterna le traumatizó hasta el punto de alcanzar estados de demencia y sufrir internamiento en un asilo.



A FAVOR. El film con el que el descomunal (que lo és, otra cosa es los discretos tiempos "cineros" que le han tocado) Geoffrey Rush se diera a conocer y que le valiera todos los premios habidos y por haber. Emocionante y triste historia la de este sr. Helfgott. Con una banda sonora clásica irreprochable y un plantel de veteranos actores de babero envolviendo al australiano (de Lynn Redgrave a John Gielgud, entre otros), el director Scott Hicks presenta la que (más que) posiblemente sea su mejor referencia. Mención a parte obligada para el monstruo llamado Armin Mueller-Stahl que como siempre multiplica lo indecible cualquier film con el que se vea involucrado, y también a ese venido hoy a menos Noah Taylor bordando aquí al prota en sus años de juventud y cuya contribución no debiera caer en olvido. Para aquellos poco amantes de "dramas" y/o "biopics" de más o menos reciente hornada, además, se les presenta aquí uno de esos inapelables casos de "excepción" para que puedan esconder la regla sin problemas.



EN CONTRA. Que puntualmente se pueda confundir con el eterno ejemplo de film con "discapacitado" que eclipsa cualquier otro aspecto argumental. Sin duda "Shine" es una peli muy completa y bonita de ver (no solo triste) pero, por motivos obvios desde el planteamiento inicial, no deja de tener pasajes de performance actoral por parte de su protagonista y, por tremebundos que sean, no dejan de focalizar en exceso... Aunque repito: "puntualmente".



CONCLUSIÓN. Como comenté no hace demasiado en algún blog archienemigo ví este film cuando se estrenó en una sesión matinal de los Icaria, en vose y completamente solo en la sala... Puede que por ello creara sin querer algún tipo de sinergia especial y no pueda ser del todo objetivo (o no tanto como debiera -¿qué quién puede realmente?... pero esa es otra, claro-). En cualquier caso, aluciné con Rush, con la historia, con el gran Mueller-Stahl, con los momentos de actuación musical que le tocan a Taylor, con el trato de la locura autista que se marcara el tal Jan Sardi desde el guión (crudo sin duda, pero sin rebozarse en lo afectado), etc. De acuerdo, no será una "masterpiece" o siquiera un film "excelente" a lo mejor, pero si es un film que llena, que te deja buen sabor de boca por su irrebatible calidad y que, al fin, si alguien pretende bajar de la tarima imaginaria de lo plenamente "recomendable" (con todas las letras) encontrará en este espacio a un aguerrido adversario.



GUZZTÓMETRO: 8/10

9 comentarios:

  1. Me encanta esta peli. Me parece de una sensibilidad abrumadora. Una muy buena película. Precisamente descubrí a Rush con este film. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. Coño, pues esta vez tengo que decir que no coincido. A mi me pone nerviosisimo la pelicula, Rush y todo lo que le rodea. No conecté con ella en el 96 y sigo sin verle la gracia.

    De aquel año me encantó secretos y mentiras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Chals: Bonita porqué si. Y cuidadín con las interpretaciones, al margen de la del prota -insisto-, que también son de traca. Guzzeros saludos.

    Mansion: Pues nada, que tenemos el día de "no-coincidencias". Que también mola, claro, así se alimenta el debate. "Secretos y mentiras" está tremenda, si.
    Un abrazo para vos también.

    ResponderEliminar
  4. Shine me gustó, y secretos y mentiras también. Todas son demasiado tristes y melancólicas.

    Alegre usted el bloj de cine, que el tiempo ya es pésimo per se.

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches Guzz... No la tengo fresca, pero recuerdo que me gusto mucho, el 'todo', el conjunto, para mi es notable. Además si te apasiona la música tienes mas posibilidades de que esta película te llegue. Es lo que dices, en estos tiempos Shine es un rayo de luna en la oscuridad.

    Por cierto, me interesa tu opinión, que te pareció el biopic de la vida de peter Sellers.

    Cuidate papa-Guzz y buenas noches.

    ResponderEliminar
  6. Mrs. V: Me estoy remoloneando antes de empezar con un especial por fascículos del alter ego del Sr. Kinsberg que tiene pinta de ser el Waterloo particular de esta cochambra... A ver qué pasa.

    Ned: Solo el momento en que el (joven) prota ataca en directo la "pieza maldita" de Rachmaninov y notamos lo que él siente interiormente me vale por muchas docenas de films.
    Al "Llámame Peter" le encuentro cosas tremendas (sale la Watson y eso para mi la convierte en visita segura, y por ejemplo Lithgow como "Blackie" está de órdago) pero también está esa sensación de estar viendo la vida del personaje en vez de la persona de manera tan abusiva que... no sé. Claroscuros que lo llaman.
    Un abrazo Mr.

    ResponderEliminar
  7. Para cuando un especial sobre Mel Brooks???? Déjese de dárselas de sensiblero (que le conozco bien) y ponga lo que realmente le apasiona. Vale, el Barbosa lo borda en Shine pero que me dice de John Candy en Spaceballs???

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, porqué siempre V le escribe a usted y a mi no? qué rabia me da, qué envidia..... Seguro que no se hace usted pasar por ella? Se de buena tinta que le robó algunos vestidos y se los pone por la noches mientras baila y danza al son del silencio de los corderos (melindru pa'dentro incluido)

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué yo no soy sensible?, lo qué tiene que oirse uno... Me cago en la puta !.
    Y Mrs. V, estimado archienemigo, se pasa por aquí en vez de por su espacio por una mera cuestión de gusto y savoire faire de ese. O mejor: cuando empiezas con el jabugo a ver quién tiene ganas de volver al choppet en oferta...
    Pd: como sin duda sabe el "especial" de Mel Brooks ya cayó en este espacio meses a... A cascarla !

    ResponderEliminar