martes, 8 de noviembre de 2011

CICLO Mr. ALLEN: 4. "EL DORMILÓN" (1973)

- "Tiene que hacerse a la idea que todos sus conocidos murieron hace doscientos años".

- "Pero, cómo es posible, si todos comían arroz integral...".



SINOPSIS. Tras permanecer 200 años en estado de hibernación, Miles Monroe, clarinetista y propietario de una tienda de comida sana, despierta en el año 2.174 en una América regida por un estado policial que vigila día y noche a todos los habitantes del país, es decir, a aquellos que habiendo sido ciudadanos han dejado de serlo para convertirse en súbditos, en autómatas.



A FAVOR. Ahora si que si, ahora va a ir en serio la cosa... o todo lo contrario, pero nos entendemos. ¿Quién dijo que Allen era un director temáticamente limitado?. Aquí, cual ejemplar botón, tenemos su delirante incursión sci-fi y, desde luego, divertida es poco. Empezando por sus "cutreces ex profesas" (el diseño de los autos del futuro cual bricks lecheros gigantes o los propios robots -de lo más churriguerescos-  son impagables) y, por supuesto, a rememorar también ese choteo a costa de las clases pudientes y sus irrisorias costumbres y querencias (Woody ya nos vaticina que estemos tranquilos... nunca nos faltarán gafapastas de a duro la docena) al que tan recurrentemente acudirá (y que quien toque se lo pague). En la anterior entrada de la saga un contertulio habitual del blog, Mr. Mansion, señalaba con tino que quizá viendo el desarrollo de su carrera en perspectiva nos olvidamos de lo acojonantemente bueno que es Allen como actor cómico y, desde luego, cualquiera que eche medio ojo a "Sleeper" no tendrá otra que asentir "amén"... "Miles propietario de un restaurante de comida sana, La Zanahoria Feliz, va al hospital para un chequeo rutinario, la cosa se complica y acaba siendo donado para hibernación por su prima"... Brutal !. Como lo és también ver una peli de ciencia ficción futurista  a ritmo de jazz (interpretada por la propia banda del cineasta, por cierto). Y, sin entrar a valorar escenas concretas (aunque el lavado cerebral que le convierte en Miss América es impagable de todas todas, por ejemplo), y volviendo al principio de "a favor", el hecho de que con ésta Allen si cuadra un argumento (todo lo desquiciado y absurdo que se quiera, pero "cuadrado" al fin) de cabo a rabo lo que multiplica lo indecible los momentos más memorablemente cómicos para hacerlos entrar fluidamente en parte de un todo mayor (no solo meros sketches hilvanados, por divertidos que resulten, tenemos ya aquí). La "bola", el "orgasmatrón", los revolucionarios, la napia dictadora... la madre que lo parió !.



EN CONTRA. Aunque parezca mentira esto se planteó en un inicio como una superproducción de cuatro horas... Pero la productora les conminó elegantemente (a Allen y asociados) a que dejaran las drogas y, así, el remanente final vendría a ser un híbrido del segundo y tercer tercio de lo previsto... Esto vendría a explicar los "acelerones/desacelerones" que nos podemos encontrar de vez en cuando en su cadencia pero, claro, no problem. Los gloriosos "hypes" cómicos que integra (y con toda la intención ese "integra"), hace que se le perdone hasta la última deuda sin esforzarse uno mucho.



CONCLUSIÓN. Un Woody Allen henchido de confianza por lo bien que funcionó su último guión original a nivel crítico (esa tan recomendable "Sueños de un seductor" que escribiera pero no dirigiera -de ahí su no inclusión en el ciclo-) le dió el valor y, sobre todo, el descaro para tirar de la manta por lo que toca a su espíritu más anárquico o menos convencional. Recluta a su novia de entonces, Diane Keaton en la primera de todas las colaboraciones que vendrán, y desarrolla un guión a cuatro manos (las otras dos son de un tal Brickman) donde se acuerda de Orwell, de los diseños usados por Kubrick recientemente en el memorable cítrico y, entre otras cosas, hasta del mismísimo Buster Keaton en la parte más física de la comedia... Imparable.

La verdad, para terminar, es que cuando realicé el "a brochazos gordos" de Allen, hace la tira y como ya se corre el riesgo de que pase en este tipo de jerigonzas -tratar de calibrar de una tacada décadas de carrera sometiendo las cosas/obras -estúpidamente- a una puntuación de aquí te pillo...-, cometí la desfachatez de dejar en mero "recomendable" un film que, sin considerarlo uno "masterpiece", recordando todos los pasajes que contiene y atender ni que sea un algo a su particularidad (no ya dentro del mundo "allenesco" sino generalizando lo que se quiera), no veo porqué realmente debe bajar de la excelencia...  En resumen: más que recomendable, vaya. De "narices", never better said, en verdad.



GUZZTÓMETRO: 9/10

6 comentarios:

  1. Pues, ésta no la recuerdo haberla visto. Me la apunto con semejante presentación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Se me ha estropeado el orgasmatrón!!! no sabrá usted donde anda la casa oficial para ver si me lo reparan?, creo que ya no me lo cubre la garantía, mierda!

    ResponderEliminar
  3. Sr. Nikochan, si lo repara ya no es lo mismo. Le vendemos uno de los nuestros. Precio a negociar.

    ResponderEliminar
  4. Rockland. Está realmente divertida (el chachondeo padre, vaya), pero atiéndase a que parte de su anacronismo galopante (y que puede asustar de entrada) es hecho a posta lo que para mí le da un valor plus. Saludos guzzeros to Memphis.

    En cuanto al Nicho y Vio... Gracias, de verdad, por traer la teletienda porno a mi blog. Ahora si que tengo un espacio completo de verdad. Sublime lo suyo oigan.

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo que la primera vez (ha llovido) que la vi andaba con un cacharrito lisérgico entre mis labios. Creo que aquello fue determinante para sufrir una especie de colapso psíquico en el que dudaba entre quedarme atónito y descojonarme. Hoy valoro más tu conclusión, sea dicho, crack alleniano. Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ya es lo suyo ya, son los pasos que constan en el manual antes de empezar con "Sleeper": 1. Alucinar con la propuesta on screen; 2. Partirse el páncreas de la risa... Con ayudas adicionales, además, tuvo que ser la repera limonera. Saludos woodyjaggeros !

    ResponderEliminar