sábado, 19 de noviembre de 2011

LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRA VIDA (1946)

SINOPSIS. Tras la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), los soldados supervivientes, algunos con taras físicas, regresan a los Estados Unidos. Aunque al principio se les trata como héroes, poco tiempo después comienzan a verse marginados.



A FAVOR. A parte del famoso manojo de actores con los que se regaló al Sr. Wyler (uno de los cineastas con una de las trayectorias más largas jamás habidas y en las que cabe de casi todo), y en el que destaca un tremendo Fredric March por encima de todos y puestos a destacar a alguien, el tono de reproche, para nada disimulado, para con la "consideración" que se otorga a la soldadesca una vez de vuelta y cumplida su ingrata labor. Eso por un lado. Y por otro que no es éste film, a pesar de su recalcitrante y "blanquísimo" happy end (solo faltan pompas de jabón y un par de hadas jugando al Tute con Julie Andrews en una esquina), el elemento pseudopropagandístico (que creo que es la palabra más larga que he escrito en mi vida) de postguerra yanqui pro-patria que alguien pudiera imaginar... El drama, que es lo que és esto -nadie se engañe-, se centra básicamente en la historia de estos tres soldados en su reinserción social y laboral y en como cada uno debe luchar, ahora en soltario, para dar un cierto sentido y motivo de ser a su existencia. Y lo pongo "a favor" esto porque, hasta cierto punto, puede sorprender (más necesaria y acertada mala leche de la que se puede esperar a priori) y desde luego se agradece. Quién espere ver un híbrido entre "Nacido el 4 de julio" (máxime por el rol de Harold Russell que, como es bastante sabido, realmente no tenía manos por un accidente en sus años de servicio) y "Sonrisas y lágrimas" (por algunos de los pósters promocionales donde salen todos riendo como si vinieran de un concierto de los Wailers, vete a saber porqué), ya se puede hacer con un sillón y de los cómodos... Ni es tan sensacionalista como la una ni tan rematadamente cursi como la otra. Pasajes como el del "cementerio de aviones", la cogorza en comándita casi inicial, o ese espiar al "monstruo" de los niños, son algunos de los varios momentos que no harán a (casi) nadie arrenpentirse de haberse acercado al film. A sumar a todo ello, faltaría, lo mejor a extraer que queda al final en remanente y como continuación omitida del título... "son los que nos quedan por vivir", si, un positivo mensaje al que aferrarse afín a todo bicho viviente, de cualquier edad y/o procedencia (y mientras quede alguien que lo cuente).



EN CONTRA. Un metraje quizá algo excesivo pero nunca enteramente cargante (póngamos que hay films de tres horas -o más- menos largos, si se me quiere entender). Y que, vale de acuerdo, tiene algún pasaje muy concreto donde se nota una excesiva búsqueda de la lágrima fácil por parte del (oscarizado) guión. Y lo del happy end, repetimos, y no por lo de "happy" (que tampoco soy yo tan cafre para que me moleste eso por si mismo) sino por las prisas con el "end" (tras tanto trabajo en hacernos empatizar con los protagonistas se antoja como algo precipitada la cosa).



CONCLUSIÓN. Dana Andrews, March, Russell, las sras. Loy, Mayo y Wright... Todos muy bien ajustados y desarrollados por el Sr. "Ben-Hur" y cia, si. Que a nadie eche para atras los tópicos a colectar porque: vale, es una sobre y superproducción de "joligú" (de manual incluso por momentos y si se quiere), lo del Oscar doble a Russell huele a "qué cojonudos somos todos" de los "grandes estudios" de la época cosa mala, el alargarle el papel a Myrna Loy porque en un origen no se esperaba que ese rol le cayera a una "star" ahí queda, la colección de estatuillas... y algunas otras, vale. Pero, rasquemos un mínimo siquiera: ¿acaso no son la historia del Sr. Kane o los "godfathers"  superproducciones?, ¿no lo hace bien Harold Russell aquí?, y si todos los problemas del mundo pasan por alargarle un papel a una actriz del calibre de la Loy pues apañados vamos... Y, por cierto, los putos Oscars (aunque hace décadas más que lustros que son tan fiables como un pedicuro ciego) antes eran algo bastante digno, y a pesar de los mil pecados por omisión que encontramos en su historia. Y así con cualquier cosa con este "The best...", todo lo "menos bueno" que no malo es fácilmente excusable (o al menos, según lo veo) por las bondades que ofrece (tanto de espíritu como de largometraje en si). "Masterpiece" para mí al menos no, pero, "recomendable" sin duda.



GUZZTÓMETRO: 8/10

5 comentarios:

  1. Me gusta esta pelicula. Como bien decias el otro dia, cuando Wyler estaba inspirado pocos le tosian. Aunque a veces se le veía venir y se pasaba de vueltas. Por eso nunca estuvo en la liga de los Ford o Wilder.

    Hace mucho que no la veo.

    ResponderEliminar
  2. No la he visto. I confess. Así que nada que decir, sólo que pondré remedio visto lo visto.

    ResponderEliminar
  3. Coincido plenamente contigo, esta es una de esas peliculas que yo califico como "bonitas", ademas yo la veo tambien con un toque romantico, (y no solo por la historia de Dana y Teresa), si te olvidas de ese toque "pseudoproga..." bueno la palabra esa que has utilizado, creo que puede ser mucho mas disfrutable, eso es, una pelicula muy disfrutable, muy recomendable.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo sí, la he visto, y me alegró que se mencionara este film en la última novela de Auster, Sunset Park. Un abrazo colega!

    ResponderEliminar
  5. Mansion. Puedo estar de acuerdo si, pero... ¿pones a Ford al mismo nivel de Wilder?. Hay debate guzzero ahí (jeje), y además presumo que no te faltarán aliados. Esto promete de cara al debate en futuros "postes".

    Archienemigo. Míratela que está muy bonita... y lo del título es una "ñ", que nos coñocemos.

    Addison. De acuerdo en todo. Y en verdad me pasé un poco de plasta en el post dando motivos para verla/recuperarla en vez de meter más bondades de las muchas que tiene, is true. En resumen ya es eso: "una pelicula muy disfrutable", sin duda.

    Mr. Noiser. No me he leído "Sunset Park" pero sin duda si Auster, que antes de poner siquiera una coma da la impresión de darle mil vueltas al tema, la menta es que en esta ocasión el "guzztómetro" ha atinado un algo.

    Saludos guzzeros x4 !

    ResponderEliminar