domingo, 13 de noviembre de 2011

MUERTE ENTRE LAS FLORES (1990)

"Breve" intro y Miller's Crossing (la hora de la verdad "coeniana").



Esto es un espacio de mera opinión, claro está, y por tanto no tengo problemas en ejercer en plenitud mi derecho como consumidor/admirador de la historia del medio sin más, como fan en definitiva. Así si en la astracanada del "guzztómetro" le pongo un "8" a un film que para todo el mundo es un "puro 10", o vicecersa, me queda siempre al final el argumento de: "epa, que esto es un vehículo de opinión de tres al cuarto, no el boletín de prensa de Bergman o Kurosawa... No nos póngamos nerviosos, plis".

Y entrando ya al trapo, si, los Coen son una de mis grandes debilidades (y aunque suene ya a tópico el tema). De las que me nublan la objetividad cosa mala. En verdad mis cineastas favoritos del último cuarto de siglo.

No han sido/son infalibles está claro (aunque casi: solo el remake de la maravillosa "The ladykillers"de MacKendrick que no hay por donde pillarlo y "Crueldad intolerable" que es infumable con ganas, son sus únicos viajes al pais de lo inexcusable). Y además, no hay porqué engañarse, su momento de mayor auge en cuanto a calidad es el ya algo lejano (aunque incontestable y muy contundente) periplo que nos lleva de su siempre recuperable escopetazo de salida con "Sangre fácil" hasta el séptimo film con las desventuras tan esperpénticas de los sres Lebowski. Y para mí especialmente, puestos a sintetizar al máximo aún dentro de esa crema, esa pentalogía predilecta que acaba en el mismo sitio pero empieza algo después, con esta virguería de hoy: "Muerte entre las flores".

 ¿Y por qué "la hora de la verdad", a todo esto?. Se explica rápido. "Simple blood", fantástica intriga que golpeó los cimientos de la serie B (donde podría haber quedado relegada) a base de puro talento les canjeó la posibilidad de rodar una comedia alocada, estilo looney tunes, que no por divertida y brillante tenía porqué darles a priori patente de corso, necesariamente, en proyectos inmediatos... ¿O quizá si?. ¿Acaso la célebre secuencia de los bebés en "Rising Arizona" no se lleva estudiando en tropecientas academias de cine desde casi el momento de estreno del film?... En cualquier caso, de la duda surgió confianza (en ellos) por parte de los productores ejecutivos que tocaran, y de dicha confianza se parió la peli de hoy, que a la postre (aplauso) sería su primera "masterpiece", o para muchos como el que suscribe lo és al menos, y la tercera favorita en discordia para fans y no fans de los Coen en la mayoría de recuentos a fin de valorar su obra. Aunque (se insiste) vuelvo, desde toda la modestia que se requiera, al concepto "fan" que se sabe y reconoce nada más que eso sin mayor ínfula, y al concepto "pentalogía"...  porque para mi excluir a la brava "The Hudsucker Proxy" y "Barton Fink" en el ránking de preferencias sería algo "reglamentario" quizá (vale), pero también algo impreciso.





SINOPSIS. Año 1929. Entre dos amigos surge una gran rivalidad a causa del amor de una mujer. Leo, un gángster que domina la ciudad, y Tom, su lugarteniente, se enfrentan en una guerra abierta que desencadenará traiciones, conflictos políticos, corruptelas y escisiones internas.



A FAVOR. Un casting para morirse de gusto uno viéndolos interpretar. Muy difícil con quien quedarse aquí. Aparecen secundarios como el grandioso Buscemi, Polito o J.E. Freeman por primera en tu vida (o eso nos pasó a muchos cuando la estrenaron) y sin olvidarnos de la sra de Joel, la siempre enorme McDormand. Gabriel Byrne lleva el peso del protagonista con una sobriedad brutal pero no por ello sin dejar de aportar matices en los que fácil se descuenta uno. Del monstruoso Finney ya qué decir... A este tipo le sale un aura cuando interpreta, de mayor o de joven, fíjense bien. Para más inri sale una de mis actrices preferidas de los muchos últimos lustros: Marcia Gay Harden. Con babero se tiene que ver trabajar a ésta señora (me niego a pensar que en la casilla "profesión" esta bestia interpretativa ponga lo mismo que la Bullock y demás cuchufletas más "actuales" -que son legión-, adalides y heraldas de la naderia y repulsa más absoluta). Aunque claro... John Turturro... el bosque... el paseito... Sin palabras que me deja usted ya aquí... "Jesus" !. Pero hay más. Todo lo que se quiera en realidad. Una de las mejores partituras del, innegociable para los Coen, Sr. Burwell. Un ritmo adusto e "indetenible" a partes iguales (relojería pura por momentos)  que trasciende a lo de "otra de mafiosos" para alcanzar el mejor noir clásico versión de luxe y del santo copón bendito. Y secuencias y planos, y/o al revés, a atesorar para los restos que te acaban los dedos en las cuentas. Una pena que no se hiciera cuatro o cinco décadas antes, así nadie pondría en tela de juicio o sometería a debate (o al menos no tan alegremente) a algo que, para mí al menos, es una "POM" de manual como dicen en otros sitios más ilustres de la blogosfera.



EN CONTRA. Nada que aportar en este apartado, la famosa "deconstrucción coeniana" de marras empieza aquí de todas todas... O, para dejar figurar algo ni que sea, que no se quiera entrar en el juego de desubicar el film al año 90 que pertenece para dejar que brille como merece en términos más generales (que no generacionales).



CONCLUSIÓN. Majestuoso film con el que muchos entramos en el universo de los hermanitos en cuestión y, faltaría, recomendable es poco (demasiado poco). Y para no repetir contenidos, resumir que:  Los Coen "renacidos" (y actuales) desde "No country..." son en verdad muy interesantes, los "iniciales" (los de las dos primeras) son de traca, si, y los "reivindicables" de "Oh, brother" y "El hombre que nunca..." cuidadín con ellos... Y, vale de acuerdo, están los "atufantes" del par ya mentadas pero, ojo... Los "definitivos" que, según el siempre humilde parecer de este espacio, empiezan aquí y nos llegan hasta el Nota, Walter y cia. son absolutamente imprescindibles-bles. Y vale, de acuerdo, muy paroxista todo (me consta que parezco un gruppie de los brothers estos de las napias) pero, ya se sabe... privilegio de fan.



GUZZTÓMETRO: 10/10







(Pd. Esta es una de las pelis que ya tuvo cabida, tiempo a, en alguna de las mutaciones anteriores del blog y cuya entrada se perdió en algún agujero negro de la blogosfera con tanto ir y venir. No me cansaré de disculparme por la repetición ante quien proceda pero, aclaro, en casos como este volver a "postear" es un siempre bienvenido y auténtico placer guzzero, no se dude y por la parte que me tocas)

6 comentarios:

  1. Muy de acuerdo en tu valoración de tan espléndida cinta. A mí, por otro lado, no me parece tan malo el remake de "El quinteto de la muerte", de hecho me gusta bastante.

    Saludos, Guzz.

    ResponderEliminar
  2. Para mi una de mis películas favoritas de gangsters junto con Erase una vez en América, todo en ella es maravillosa.
    Totalmente de acuerdo en los dos patinazos de Crueldad Intolerable y The Ladykillers. Lo tenían muy difícil por no decir imposible mejorar El Quinteto de la muerte de McKendrick, donde se encontraban dos de mis actores favoritos de siempre, el gran Peter Sellers y el no menos grande Sir Alec Guinness.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Debo confesar que no soy precisamente un fan de los Coen, pero lo cierto es que esta Muerte entre las Flores (incomprensible traducción), cada segundo que pasa se acerca mas y mas a convertirse en un indiscutible clásico entre clásicos dentro del cine negro. Pelicula realmente genial, como plasmas en esta brillante entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gonzalo. A mí la nueva Ladykillers no me atrapó en absoluto. Mira que ya la ví con ademán "antimitómano" de no comparar por respeto a los cineastas pero, caray, que no puedo con ella (sin comparaciones con la clásica, insisto, cosas como ese final digital o la aceleración de algun personaje...).

    2Heads1Brain. "Erase una vez en América" me parece buena buena, claro. Y, de verdad, que ya me mentalicé yo de no comparar este quinteto con el de la Ealing porque... y me encanta y mucho Sellers, pero para mí Guinness es el tercero en discordia a Laughton y Olivier como lo más grande habido en interpretación masculina on screen, directamente.

    Addison. Certero como siempre, o al menos yo coincido del todo. Lo bien que está "envejeciendo" hace que, como cantaban ciertos pájaros, el tiempo esté de su parte... Yes it is.

    Muchas gracias por comentar a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Llego tarde, como siempre, peo no puedo dejar pasar esta oportunidad.

    Muerte entre las flores es hermosa, elegante, dura, excelsa, tenebrosa, cruda....magica. Mi favorita de los Coen y una de las tres mejores obras gansteriles de la era post-Padrino.

    Ese plano del sombrero....bufff...todo en ella es impecable. Y está Albert Finney, uno de los mas grandes actores vivos. Asi de sencillo.

    Entradón, Guzz.

    ResponderEliminar
  6. La Mansion tiene el horario que le de la gana aquí sin explicación que medie, faltaría. Y coincidimos de lleno, el nivel de talento alcanzado en "Miller's crossing" por los Coen directamente asusta (a poco que le guste a uno esto del cine cada vez que se recuerda el primer intento de ejecución "tuturriana" te tiemblan hasta las canillas que se dice). Y si, Finney es uno de los últimos grandes (pero grandes de verdad) jinetes. Guzzers greetings.

    ResponderEliminar