miércoles, 16 de noviembre de 2011

TAAAÁIM IS-ON-MAI-SAIT... YESITÍS !





Tras el breve tema introductorio del post, que me han interpretado unos colegas a la sazón y en exclusiva para el mismo, llega la explicación (esto és, lo mejor de la entrada ya ha pasado o lo estás a punto de terminar, "yesitís")...



Hoy, esta semana, va a ir de viajes en el tiempo la cosa. ¿A quién no le ha pasado alguna vez el despertarse de repente en la Edad Media, o bien, en una astronave rodeado de selenitas viscosos con bastantes malas pulgas?... Pues, vale si, a todo el mundo que no esté como una recontraputísima cabra, o como alternativa/complemento, afectado por algún tipo de intoxicación insalubre y de las gordas... Pero, ojo, esta suerte de inclasificable chorra-sección que me marco de tanto en cuanto (semanalmente a ser posible) tiene como único y principal objetivo el tratar de, cual panfleto de auto-ayuda, facilitar la vida a las buenas gentes del mundo (políticos y demás delincuentes abstenerse) en caso de verse en un brete de, póngamos, complicada comprensión inmediata. Se admite que lo de ésta semana es algo poco frecuente. Pero, precaución, no tanto como se pudiera imaginar... Cómo si no (de no existir realmente sucesos paranormales o propios de la sci-fi más chusquera) explicamos cosas como, por ejemplo rápido, el que todavía exista quien se cree realmente los programas electorales del Pepe o del otro, o por ejemplo también, que a un ser pluricelular le pueda gustar un mínimo el reguetón... y ello por no hablar de Carmen de Mairena...



1. CRONOVIAJE TIPO "CH" (de Chuarcheniano): Terminator, Cameron (1984).

Cuando una noche bajas a tirar la basura y aparece el ex-senador californiano (niano) en pelotas exclamando "yo matar" dirigiéndose hacia ti con las manos extendidas en alto bien harías en correr como alma que lleva diablo hasta la fundición siderúrgica más cercana... que no te despisten los chufarrayos ochenteros ni alguna yonqui histérica que se te pueda cruzar ("Soy Sarah Connor, help me !"... Empujón -"aparte golfa", se puede añadir aquí- y a lo tuyo que te juegas el páncreas cosa seria).



2. CRONOVIAJE TIPO "P" (de Pythoniano): Los Héroes del Tiempo, Gilliam (1981).

De repente te hallas rodeado de "gente pequeña" muy raramente acicalada y en frente a nada menos que al Sr. Cleese en mallas verdes... o bien a James Bond con corona a lo rey fenicio... o bien a Bilbo ejerciendo de Napoleón... o bien... etc. Puede que al fin, está claro, no entiendas una bosta de nada de lo que te está pasando. Lo de Palin y la Duval como víctimas de forajidos del bosque o los viajes por el espacio tampoco te ayudan, por ejemplo. Pero, ojo, que aquí estoy yo para echar un cable y decirte "psst, que es de Gilliam todo esto"... Solucionado. Ya es correcto pues que no se entienda nada o bien poco de primeras, solo queda esperar que el hacedor de "Spinny Norman" tenga el dia inspirado y (of course) a triunfar con el viaje.



3. CRONOVIAJE TIPO "W" (de Wellsero): Los pasajeros del tiempo, Meyer (1979).

Basándote en el viaje temporal original estás ahora persiguiendo a un Jack el Ripper, proviniendo de la época victoriana londinense (o más o menos), que (curioso) tiene una cara muy similar al del fotógrafo de "The omen" (-aprovecho para comentar que David Warner hizo de malo hasta en el video de la comunión de su nieta Paquita-). Tampoco te rompas mucho las cornamentas que, al final, la vibrante persecución acaba aburriendo en pos de un romance, bastante trillado, con la fiscal hijoputesca de "Philadelphia" que por otro lado tampoco te llevará muy lejos, no...







4. CRONOVIAJE TIPO "M" (de Marmotesco): Atrapado en el Tiempo, Ramis (1993).

O bien el "no-viaje", pues justo es todo lo contrario al resto. Aquí no hay trasteo ni viaje que valga pues es la inmovilidad por reiteración de las mismas veinticuatro horas lo que tenemos. Bien, dicho ello... a petarlo !!!. Puedes hacer lo que te salga de los huevos, o de dónde toque, y sin esperar ni temer consecuencia alguna... Anarquía con cerveza fría, de la de verdad y por un tubo. ¿Alguna vez soñaste en bajarte los pantalones en medio de un restaurante pijo y mearte en la moqueta?, ¿o escupirle en la jeta al director del banco?, ¿o decirle a esa persona -si justo a esa- lo sumamente rastrera, estúpida o falsa -según toque- qué en verdad te parece?. En cualquier caso, es tú oportunidad... y además vitalicia !. "Ay qué pena que siempre es el mismo día y así no tendré jamás una relación profunda con mis congéneres y no se que polleces más...". Uuuy que problemón el pobre... vale Bill, lo que tu digas...



5. CRONOVIAJE TIPO "O" (de Orgasmatrónico): El Dormilón, Allen (1973).

Que deriva de horror garrafal médico (puta S.S.). Son doscientos añazos hacía adelante en el tiempo (y por la curra) que te has pasado congelado cual calippo y que al despertar, para mayor desesperación, descubres eres uno de los criminales más buscados por las fuerzas del órden sin entender siquiera porqué... No hay más solución que hacerte parte activa de la resistencia y derrocar al dictador, si, aunque este sea solo una nariz... Y a todo esto: confiesa que te imaginabas el futuro más... futurista. Aunque eso si, unas risas te las hechas tan ricamente (con o sin "La Bola").







-BONUS TRAVEL-.

CRONOVIAJE TIPO "L" (de Lovecraftiano): El Ejército de las Tinieblas, Raimi (1992).

Que no contenta con ser temporal se trata de una variación interdimensional (hala toma). Además te falta un brazo, unos tarugos antediluvianos te erigen en superhéroe para que derrotes al malo de la zona y, para más inri, en un momento dado empiezan a salir esqueletos y no muertos varios de hasta debajo las piedras... Qué Ashco !. Tiene solución por eso, y si lo cuentas, porque el mago "merlinés" de turno se ha leído cuatro libros mal contados y se imagina como devolverte a tu plano existencial... si media algo de potra. Pd. klaaato-baradaaa-atchoooekto !.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada