miércoles, 16 de noviembre de 2011

YO CONFIESO (1953)

SINOPSIS. Un sacerdote escucha la confesión de un criminal. Cuando las circunstancias implican al cura, y las sospechas de la policía recaen sobre él, entonces tendrá que afrontar una espinosa situación: no puede contar lo que sabe; tiene, pues, que encubrir al culpable porque está obligado a respetar el secreto de confesión.


A FAVOR. La manera de mostrar tanto la iglesia como los exteriores varios del Sr. Alfredo que es de manual. El colega de juergas de Brando, Clift, que borda a este sacerdote paradigma de lo reservado (sin caer en la "automartirización", gran trabajo de uno por enfocarlo así y del otro por saber llevarlo a cabo) logrando uno de los mejores papeles de su carrera. Seguimos buscando (en balde), también, una peli donde la Baxter no esté bien y por último (obviando cruelmente a secundarios varios -los roles de los sres Dann y sobretodo Hasse son tremendos-), cerrando el hat-trick de los actores más famosos, tenemos la imposible pero siempre fiable napia del Malden asomando que es gerundio. Y que, para postre, sin ser "I confess" una de las imprescindibles (o así se ve esto en ésta cochambra) si mantiene el pulso (simpre creciente y con nota) del "maestro suspensero" en su registro más reconocido... Del que yo (Guzz) confieso que me fastidia un algo tanto rollo con lo del mantra ese del "maestro del suspense", mayormente por pura omisión de méritos (si vale, un genio del timing que se dice a la hora de desarrollar guiones pero, ojo, que técnicamente es uno de los más grandes también y sin duda, comercial o no... ¿o nos ponemos a contar planos y otras jerigonzas de babero que nos regalara...?).


EN CONTRA. No es de las que mejor le soporta a Sir. Hitch las inclemencias del tiempo... Su trama, más abocada a lo social aquí que a lo aventurero o psicológico, se resiente en varios puntos por las reacciones (hoy como bastante anacrónicas) humanas que se dan. Es decir, "filtro clásico" en modo de visualización es lo que toca. Y el final, con McGuffin o no, aunque notable (gracias de nuevo Mr. Hasse), pelín precipitado. "La sombra de una duda" sigue siendo, para mí, la gran "tapada" de entre las más grandes al hacer recuento, si.


CONCLUSIÓN.  Buen film del maestro aún rallando un algo por debajo de su extensa retahíla de excelencias y "masterpieces". A destacar la contención en el papel protagonista de Clift, ya que otro cineasta hubiera hecho aquí un pandemonio de reboce sentimentaloide pero, claro, Alfred es mucho Hitch y no va a dejar que eso se interponga en su historia y en como nos la quiere mostrar. En definitiva: un Sir. Alfred más "ligero" no es poca cosa, ni entonces ni nunca, y "Yo confieso" no és "Vertigo", "Psicosis" o "La soga" (está claro y entre otras), pero "sencillamente" es otro film a recordar/recomendar del genio británico. Y con ésta van...


GUZZTÓMETRO: 8/10


Breve panegírico guzzero.
Fallecido a los cuarenta y cinco, hace cuarenta y cinco años, Montgomery Clift es uno de los grandes dramas del hollywood post-clásico. Con una biografía que es como para deprimir a un cacto (suerte de accidentes, enfermedades, adicciones y depresiones por doquier) y propulsor del llamado "método" -aunque en menor medida- junto a su amigo del alma Marlon, ha pasado a la historia, para demasiadas gentes (o esa sensación siempre da), como poco más que una cara bonita para que las zagalas de la época tuvieran algo que colgar en las paredes... Error. Muy buen intérprete, adusto y sobrio (que se dice), alejado de algunas estridencias y poses de otros de dicha generación que, por quedar mejor en los pósters de arena decorativos, y aún sin hacer mal su labor (aunque tampoco perdamos el mundo de vista ni mucho menos) son recordados infinitamente más... y aunque, incluso, solo hicieran tres putas pelis !. Alzamos hoy la copa por vos Monty, claro qué si.

9 comentarios:

  1. Alzo mi copa de agua lamentablemente (la salud!!) por Monty.Curiosamente a Monty le gustaba epinar el codo de buena manera, como a mi antes!!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Monty es un GRANDe en mayusculas. Dotado del talento de un Brando (dios) y de la belleza de un Paul newman, lo tuvo todo. Lastima su caracter atormentado y esa homosexualidad reprimida. James Dean, sobrevaloradisimo mito, estaba a años luz del bueno de Monty.

    Yo confieso, Rio Rojo, Un Lugar en el Sol, De aqui a la eternidad y 10 minutos antologicos en Vencedores y Vencidos. Pocos pueden igualar eso Guzz.

    Yo confieso me gusta bastante.

    ResponderEliminar
  3. La interpretación de Monty en esta película es ¡espectacular! sólo por eso, ya le pondría una puntuación mucho más alta, je,je.
    Gran film, sin duda!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mansion, de acuerdo con lo de Monty, yo añadiria si me lo permites De Repente el último verano, me encanta Tenessee Williams y creo que el papel le venia perfecto. En cuanto a Yo confieso hace años que no la veo y no la tengo en un buen lugar en la memoria, pero le daré una oportunidad en cuanto tenga un rato.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  5. Addison, 100% de acuerdo con De Repente el Ultimo Verano. Brutal pelicula (menudo impacto tuvo que causar en el año en que se estrenó).

    Y como me pone la Taylor en esa pelicula....madre mia....

    ResponderEliminar
  6. Pd: Oh! Acabo de ver a Silvio!!!! Qué grande!!!

    ResponderEliminar
  7. La peli es la que és (y de quién és) y veo que se tiene muy buen recuerdo de Montgomery Clift, hay consenso pues y solo queda que agradecer los comentarios one more time.

    Saludos guzzeros !
    Pd. con temas deanescos estamos bastante de acuerdo con el amo de la Hill, eso si...

    ResponderEliminar
  8. Y seguro que reparaste nikochan, en cuanto al gran Silvio, en la opción de lectura elegida... La madre que lo parió. Qué enorme, qué tupé, qué crack este D. Dante !

    ResponderEliminar