martes, 27 de diciembre de 2011

CRISTAL OSCURO (1982)

SINOPSIS. Hace mil años el Cristal Oscuro fue dañado por un Urskeks, comenzando un periodo de caos para todo el planeta. El cristal ha de ser reparado, si no el demonio Skekses se quedará con el control absoluto para el resto de los tiempos. Jen, el último superviviente de los Gelfings, quiere devolverle al cristal su poderoso resplandor, iniciando así el día con la peligrosa búsqueda de una solución para restaurar el orden en el planeta.


A FAVOR. Aquí destaca cual faro guía la tan lograda sensación de aventura que transpira (ayer, hoy y siempre) la muy puñetera. Porque desde luego, merced a esa tripera y desbordante fantasía elegida para la ocasión, su propuesta en imágenes es como bastante potente pero, al loro, es en su tan peculiar argumento (y según lo veo yo) donde se esconde la última y definitva mano ganadora que presenta "Dark Crystal". Y que quien toque me libre de ningunear en lo más mínimo a los sres. Henson y Oz por su titiritera y contextuante labor on screen (que tan chalado no estoy) pero creo que el guión firmado por el tal David Odell y la imaginación de la historia en si (intrínseca, para los amantes del crucigrama), ideada por el propio Henson, merecen al menos la misma consideración (para mí más de hecho). Y, además, ese "no-se-cómo-explicarlo" que me deja siempre... De que es un film bastante más importante de lo que a todos nos parece, por así decirlo (esto lo amplio en la conclusión, mejor... o peor, según lecturas de cada uno/a).



EN CONTRA. Pues que a pesar de su tono, por momentos, abiertamente infantil es ésta una peli que pueden ver los niños pero, atendiendo a lo enrevesado del cuento, no es para niños o no "para los más pequeños" en cualquier caso (y galimatías que te crio y recurrente de narices, si, pero nos entendemos todos). Ah, y no me parece error alguno las limitaciones lógicas en las expresividades y reacciones de los personajes-muñecos que podamos encontrar. De hecho, el esfuerzo por disimular/camuflarlas no deja de ser en parte uno de los activos del film... Hay que ser un poco "puñetitas" (o toca cojones, si se prefiere) para centrarse solo en criticar al pistacho cerrado que cuenta diez cuando te has cruspido nueve de puta madre y, paralelismos de baratillo con frutos secos al margen, la proporción acierto/error de esta bonita historia computa a su favor en lo primero, de calle y por goleada abusiva.


CONCLUSIÓN. Vuelvo sobre eso de que me parece un film que merece (incluso) mayor consideración dentro del medio. Cuando hago la astracanada ésta del Guzztómetro tengo muy claro siempre lo de la  "opinión subjetiva" (maxime porque soy de los que tienen diáfano que aunque al opinar me autorregale "derechos de consumidor" -lícitos y gratuitos a la par en ese consumista aspecto, pero sobretodo lo segundo-, al fin: ¿quién cojones soy yo, por fan "cinero" que sea,  para valorar según qué a según que niveles ?). El dar importancia o tener tan presente ese concepto "subjetivo" me da la explicación (y libertad) de porque le pongo un 9 a un film que, de pretender ser éste un espacio objetivo/serio, jamás le pondría, o también, el ponerle un 6 o 7 a un film que para nueve de cada diez cinéfilos (que no pistachos) es "una puta obra maestra sin discusión que valga, que te rajo si me lo discutes joder (etc)"... Y tras la empanada (he bebido bastante alcohol en las últimas horas, se ruega comprensión) vuelco todo eso en lo de "valorar las pelis por lo que son/ofertan, en su contexto por género y no a granel". Y vuelvo a "Cristal Oscuro".  Y, curioso,  ya que pajas mentales al margen se me encaja todo. Subjetivo: es un film al que le tengo un obvio cariño generacional (tenía siete añitos en el estreno y la ví varias veces en el cine -aún sin enterarme de nada flipaba con los "pajarracos esos"- y a posteriori, en VHS del videoclú, que ya ni te cuento). Objetivo: sencillamente, un film que si entramos a valorar las "pelis con títeres" en la historia del cine no veo como narices se puede bajar del excelente (y por infantiloide que  pueda resultar). En resumen, se puede argüir que "este tipo de cine no me interesa" y ahí nos callamos todos por el derecho a tener los gustos que le salgan de donde proceda a cada uno/a (faltaría), pero escuchar (cosa poco probable, por otro lado) que "Cristal Oscuro es mala" así a saco y sin el matiz antes apuntado, es como para cagarse en algo (un poco como la diferencia entre "a mí los westerns no me van" -y en tú derecho estás, y que te digan misa- y "La de los centauros esos me parece una mierda"-olé, artistaso/a-). Y, ojo ya al cierre, que habrá quien prefiera los nítidos y cantarines diseños de Burton (que tampoco están mal), pero mira, yo me quedo (y por mucho) con mis Uskeks estos que, además y entre otras cosas, son infinitamente más hijos de puta.



GUZZTÓMETRO: 9/10

6 comentarios:

  1. Un peli muy hermosa, Guzz. La vi reestrenada en cine hace unos años y me encantó. Tiene momentos sobrecogedores, muy poco "para niños", como dices.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡La de veces que la he visto! Me volvía (mejor dicho, sigo) loca con Cristal Oscuro y Dentro del Laberinto jeje


    A cuidarse!

    ResponderEliminar
  3. No la vi, pero siempre tuve en mente hacerlo, porque la portada me fue familiar durante toda mi infancia, y no recuerdo porqué... así que la veré, :) Por cierto, sobre tu plática sobre lo subjetivo de tu crítica, y sobre quién coño eres tú para criticar, te diré que la figura del crítico hoy en día es tanto odiada por mí como respetada... es injusto que la obra de alguien sea criticada por alguien que tenga a veces más influencia que la obra en sí, o que precondicione al espectador, pero puestos a ser críticos, tanto tú como Boyero, para mí, tenéis la misma importancia, por lo subjetivo del trabajao; es más, me gustas más que él en lo poco que leí, :)

    así que créetelo, y no cuestiones tu función de crítico,

    ResponderEliminar
  4. Sabes muy bien que este film es una de mis debilidades infantiles. Una maravilla que a pesar de sus efectos especiales desfasados de deja ver con gusto y facilidad pues la historia es tan buena que al final ni te das cuenta de que todo son marionetas. Fantástico film!!!!

    ResponderEliminar
  5. Esta película ratifica lo que pienso del cine como etretenimiento y la calidad, en los ochenta dió sus últimos coletazos con fantásticas obras artesanales como esta y en los noventa se divorciaron.
    me encanta. Hace mucho tiempo que no la he visto, se la pondré a mi hijo, creo que flipará.
    Saludos
    In Guzz I trust

    ResponderEliminar
  6. Quizás el clásico cinematográfico por excelencia de Henson y Oz, o al menos el más profundo seguramente, dentro de su empaque infantil.

    Y además, los skeksis rockean duro.

    ResponderEliminar