sábado, 3 de diciembre de 2011

EL APARTAMENTO (1960)



SINOPSIS. C.C. Baxter (Jack Lemmon) es un modesto pero ambicioso empleado de una compañía de seguros de Manhattan. Está soltero y vive solo en un discreto apartamento que presta ocasionalmente a sus superiores para sus citas amorosas. Tiene la esperanza de que estos favores le sirvan para mejorar su posición en la empresa. Pero la situación cambia cuando se enamora de una ascensorista (Shirley MacLaine) que resulta ser la amante de uno de los jefes que usan su apartamento (Fred MacMurray).



A FAVOR. Todo.



EN CONTRA. Nada.



CONCLUSIÓN. Buenas noches.



GUZZTÓMETRO: 11/10





APÉNDICE. Un año después de "Con faldas..." el Sr. Wilder presenta otra de las mejores películas (comedia o no) que se pueden ver desde otro libreto original co-firmado con su fiel I.A.L. Diamond. Nadie podría haber hecho nunca-jamás-mejor el prota de Lemmon y nadie (ni la misma Audrey embadurnada de mirra) podría haber transmitido lo que aquí logra esta guapísima MacLaine. Wilder logró, y a qué extenderse (todo lo que ofrece el film es canela en rama reparando en lo que sea que a uno/a le de por mirar), que este trepa de cuidao y esta buscona de manual hayan quedado como dos de los personajes más queridos de los jamás visionados on screen. Y lo más raro es que, medio siglo superado, todavía no queda del todo claro si "El Apartamento" es una comedia con giros dramáticos o un drama con claros dejes cómicos... Para mí, entre infinitos otros mucho más eruditos en materias cinéfilas, ese misterio lo dejó encerrado a cal y canto el maestro dentro de éste film: su totémico (y sudando de como suene) Apartamento.


APÉNDICE II (la venganza). Es un dato conocido (sale en alguno de los documentales sobre Wilder más emitidos o más fácilmente ubicables) pero por si acaso... En la escena de la reunión con el jefazo, el pérfido MacMurray, en que Lemmon arrasta un resfriado de cojones se le ocurrió al genial actor entre estornudos y moqueos, in situ y sin venir a cuento, apretar el remedio nasal que tenía en la mano coincidiendo con uno de esos ruidosos estornudos haciendo saltar un chorrazo del contenido del potingue en cuestión... A Wilder esto le pareció una genialidad absoluta y se quedó con la toma, claro. Más cuando su colega Fred (uno de sus protas de la no menos inolvidable "Perdición" -ya aquí repasada-) y dios sabrá cómo, logró mantener la compostura siguiendo con la escena como si tal cosa. Por supuesto hay un atisbo de desconcierto en el actor, apenas perceptible si no se está en preaviso, pero para aquellos que no conocieran el dato se ruega estén al loro la próxima vez que se regalen ver el bombástico film.

11 comentarios:

  1. Solo diré una cosa Guzz: El Apartamento es mi pelicula favorita de todos los tiempos.

    Siempre que la veo (y van...) acabo sonriendo con lagrimas de tristeza en mis ojos. Es milagrosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Madre mia, el apartamento, que mas añadir a lo que has comentado, en contra: nada.
    Obra maestra total, la reina de las comedias, intemporal, cínica como ella sola, un trepa y una buscona que bueno...
    Efectivamente de las de 11/10.
    Y ese personaje del vecino medico es de traca, perfecta vaya.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Aun adelantando que Wilder me gusta mucho más que la media, me parece mejor como guionista que como director. Sus películas, por supuesto, tienen una puesta en escena que ya quisieran la mayoría de directores actuales, pero hay realizadores menos reconocidos (por no hablar de los grandes maestros) cuyas imágenes, cuando aciertan, me emocionan más. Por ejemplo, Richard Fleischer o Budd Boetticher. Dicho esto, "El apartamento" me parece una película muy notable e interesante, pero "El verdugo", sin ir más lejos, se la come con patatas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. "todavía no queda del todo claro si El Apartamento es una comedia con giros dramáticos o un drama con claros dejes cómicos" Yo creo que es todo eso a la vez y mucho más y sobre todo una pelicula que sigue siendo rabiosamente moderna (y diría incluso que tristemente moderna...cuántos C.C.´s habrá ahora en estos tiempos de crisis...)
    Respecto a lo que comenta Gonzalo aunque entiendo lo que dice no lo comparto, no lo digo por él (que si alguien medita y tiene una gran capacidad de análisis es él, Y NO ES PELOTEO!!!!) pero creo que ha terminado siendo una especie de "tópico".Me parece que la filmografía de Wilder está repleta de imágenes y hallazgos visuales que lo sitúan como el, para mí, ojo, maestro en el sentido total de conjugar palabra e imagen que es.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente imprescindible, ¡chorrazo incluido!

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno lo del chorro de inhalador. Esta película y 'Perdición' las vimos en una asignatura de mi anterior carrera, las dos del tirón. La verdad es que es normal que el cine y las series actuales sean por lo general tan mediocres cuando los futuros guionistas y directores en lugar de ver y estudiar estas películas se ponen a hacer cortos cutres con los colegas para colgarlos en internet. Bueno, que me desvío: una de las grandes películas que uno puede ver en esta vida.

    ResponderEliminar
  7. Esta pelí tiene todos los elementos para ser un ¡clásico!
    El que no le guste esta obra maestra, directamente a la ¡guillotina! por lelo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Es cierto, Guzz. Su indefinición en cuanto a género hace que gane. Para mí es algo como la vida misma, con sus alegrías y con sus tristezas, con su coña y con su drama, no sé, es una película cojonuda.
    Jajaja qué buena esa escena que comentas de un acatarrado Lemmon al que se le escapa parte del fluido del tubito. Estaré atento cuando vuelva sobre ella, una peli que siempre se disfruta cuando se ve. Yo ya lo he hecho unas cuantas veces, como con otras muchas pelis, costumbre muy habitual entre cinéfilos ;-)

    Hasta otra, Guzz. Estupenda entrada.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo en lo de a favor, en lo de en contra, en la conclusión y en el guzztómetro. Pleno. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos por comentar. Qué añadir de más... Quizá que no coincido con alguna de las cosas que comentas Gonzalo pero, al fin, ya dejas claro que la peli mala no te parece precisamente (y el gusto no seré yo quien se lo discuta a nadie -y menos a alguien que argumenta como lo hace ud-). Aunque una cosa si diré, ya generalizando, a pesar de lo que me encanta (gustar es poco) el film no está, al loro, en mi top-5 particular (que hacer el mastuerzo es gratis) del maestro. Y ahí queda eso.

    Saludos wilderianos !

    ResponderEliminar
  11. NOOOOOOOOOOOOOOOOO!! vaig tard... fins ara no he vist l'entrada!!! maleïdes manualitats i maleits compromisos múltiples... m'ho llegiré amb calma i amor, tal com toca.
    KSS.

    ResponderEliminar