jueves, 1 de diciembre de 2011

LOS CONTRABANDISTAS DE MOONFLEET (1955)

SINOPSIS. Gran Bretaña, siglo XVIII. John Mohune es un joven noble pero pobre que es enviado por su madre moribunda a Moonfleet, para mque se ponga bajo la protección de Jeremy Fox. El chico descubre que Fox es, además del antiguo amante de su madre, el jefe de una banda de bucaneros. Entre los dos surgirá una extraña amistad y juntos vivirán apasionantes aventuras.



A FAVOR. Lo primero el tan logrado formato de aventura clásica a lo Stevenson, Verne y demás. Seguimos por un Granger, con su tono hierático habitual, que encaja de miedo en el rol de jefe extraperlista (ese Fox de ira fácil y como bastante fullero) y el niño-actor Jon Whiteley que le da réplica para crear esa relación poco convencional que, realmente y más allá de la trama, ejerce de motor del argumento. A sumar el Sr. Sanders destacando y encabezando una apreciable retahíla de secundarios, un final de lo más memorable (de los de moco colgando) y la tremenda concreción en el metraje que se logra para que la sensación de "film redondo" sea aún más palpable. Lo último por eso es para echar de comer a parte... Es un film del maestro Lang. Y como bastante peculiar en su tan extensa trayectoria. Un film de aventuras nada menos, género por el que parece cogió cierto gusto al final de su carrera (a los pocos años volverá a las alemanias para cerrar su singladura con el díptico de Esnapur, justo antes de dar carpetazo definitivo con una última visita a su querido Mabuse). Y por supuesto alguien que puede presumir de ser un nombre referencial y reverenciado dentro de dos monstruos como son el expresionista y el noir clásico tenía que aportar algo de su bolsillo. Para el caso "Moonfleet" está rodada de manera íntegra en estudio (si si, parece mentira pero es lo que hay -y ruego se recuerde ahora el género que estamos tocando-) lo que logra esa atmosfera tan peculiar de cuento entre neblinas que para si quisiera el mejor Burton multiplicado por cincuenta.



EN CONTRA. Aunque visualmente la película aguanta sin excesivos problemas (volvemos a lo particular de su propuesta visual) y solo algunas caracterizaciones huelen un algo a formol, debe señalarse que quien espere duelos a espada cada cinco minutos se va a llevar un chasco... Es un film de aventuras, si, pero claramente centrado en esa complicada relación paterno-filial entre sus protas antes que cualquier otra cosa. Los fans de los entretenidos films con Flynn o Lancaster, por ej, se quedarán con ganas de gresca. Que ello no es algo puramente "en contra", de hecho hace resaltar aún más lo diferencial y peculiar de "Moonfleet" (que proyecta una "senasación aventuril" mayor que docenas de pelis en las que no paran de sucederse secuencias de acción, espadachinas o no), pero hace de buen aclarar de cara a las expectativas (sean en la dirección que sean) de quien se acerque por vez primera.



CONCLUSIÓN. El enésimo motivo para acercarse a la figura del enorme Lang. Otra colección de planos de todas las clases y ángulos que, para más inri y a pesar de su aparente -y falsa- ligereza, encierra una historia de esas realmente bonitas y de napias (y por no mentar otros apéndices). Aunque solo sea por lo visual, me repito cual morcilla, "Moonfleet" y su puesta en escena es de esas cosas que "et llaman l'atenció".



GUZZTÓMETRO: 9/10

9 comentarios:

  1. No la he visto. Tomo nota. Por sierto, ya te has mudao???? Si es que..., no me cuentas nada....

    ResponderEliminar
  2. Ya la he visto 2 veces, en ninguna de esas ocasiones le he encontrado la gracia que la mayoría de la crítica le atribuye. Será porque suelo odiar las peliculas con niño...

    ResponderEliminar
  3. ¿Has dicho bucaneros?. Tiene una pinta estupenda, un saludo Mr Guzz :)

    ResponderEliminar
  4. Archienemigo. Posí. Ya me mude y ya tengo la espalda destrozada again (y de aquí un par de meses "san volvamos"... si es que me lo paso genial yo). Por cierto que esperaba algún comentario sobre la última frase del post, tan sentíamente dedicada...

    Sr. Fernández. Thanks x comentar y, le aseguro, tampoco sería yo un amante de las "pelis con crío"... Lo que a su vez me hace aún más estimable éste film (por lo de la excepción... aunque de hecho una de mis pelis favoritas destacadas de siempre, "La noche del cazador", también es una peli con niños, y aún se me ocurren otras ahora que reparo...).

    Mr. Destruct. Cuidao compañero que a mí este film me gusta como bastante pero ruego se tenga en cuenta lo de "en contra", no quisiera pecar de crear falsas expectativas...

    Agradecmientos guzzeros a todos.

    ResponderEliminar
  5. Mi película favorita de Lang y del cine de aventuras. En lo referente a lo visual, apuntar que la película es en cinemascope, un formato que a Lang no le gustaba nada, y que solo utilizó aquí, y aún así le quedó de maravilla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Desconocía el dato, muchas gracias Toni. Y cuadra mucho, no cuesta imaginar que a un amante de planos fijos en el que son los personajes los que "bailan" alrededor el concepto "cinemascope" para "grandes exteriores" se la tenía que traer al pairo.

    ResponderEliminar
  7. Hace lustros que no la veo, tiene que estar en video en casa de mis padres, mañana la busco y me la veo en casa este superpuente, la recuerdo poco pero recuerdo que me gustaba.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Quizá mi favorita de Lang. He tenido, además, la suerte de verla ¡tres veces! en la gran pantalla y alguna más en la tele. Como dices, es una película que va mucho más allá del género, llena de matices complejos.

    Saludos, Guzz.

    ResponderEliminar
  9. Pues, recordando ya solo esos cielos que nos planta Lang, más que de suerte yo hablaría de puro privilegio Mr.... Y por triplicado además !. Saludos envidioguzzeros Gonzalo.

    ResponderEliminar