miércoles, 11 de enero de 2012

EL BESO DE LA MUERTE (1947)

SINOPSIS. Aclamado film de gángsters en el que el convicto Mature debe infiltrarse en una banda dirigida por el psicópata Widmark -en su debut-, para poder obtener pruebas contra él.



A FAVOR. La historia y el guión realmente buenos (noir del directamente imprescindible para los amantes del género). La dirección del siempre impoluto Hathaway (quizá poco renombre, en general, para sus más de cuatro décadas de carrera donde se encuentran no pocas perlas a recordar/reivindicar) aún mejor, y valga lo bien que aguanta anacronismos en cuanto a narrativa visual la obra como principal ejemplo a destacar. Bien los secundarios (mención especial para el mismísimo Brian "Quatermass" Donlevy, protagonista por ejemplo de aquella virguería absoluta de Lang, "Los verdugos también mueren" vista tiempo a en el blog) y bien Mature, quien a pesar de su acostumbrado y gélido proceder encaja en el molde del atormentado protagonista sin problemas, pero claro... Es el estreno y la fiesta de un Widmark que detiene ciclones y mastica montañas. La risa/tic que utiliza aquí como uno de los rasgos (más) diferenciables de su pérfido personaje le estigmatizará casi para el resto de su carrera y, aunque sea ciertamente injusto por la calidad interpretativa del canalla, miles de amantes del cine nos alegramos lo indecible justo por ello. Y se entiende, coño si se entiende... Lo de la "estigmatización" me refiero. El final con el cabroncete vaciando el cargador del revolver mientras se descojona es una de las grandes imágenes de la historia del medio para muchos. Como el que suscribe, claro está.



EN CONTRA. La narración femenina en off de bienvenida/despedida. Tan necesaria como Darth Vader pelando pistachos en "El mago de OZ", en mi opinión... Se puede dejar pasar que, al fin, no estropea nada de lo realmente importante pero, la verdad, ¿qué narices pinta ahí?. Del remake impresentable con Cage ya mejor no pongo nada...



CONCLUSIÓN. Título a reverenciar del "género negro" en su década de oro que, más allá de ser el km. 0 de uno de sus rostros más aplaudidos e indebatiblemente ligados, por si fuera poco sigue resultando hoy una película excelente se mire por donde uno/a quiera. Festín de Widmark a las muy finas hierbas... Ay, esas escaleras, vaya hijo de puta... Qué monstruo !



GUZZTÓMETRO: 9/10



6 comentarios:

  1. ¿"Darth Vader pelando pistachos en "El mago de OZ"? Impresionado me dejas. ¿Qué te parece "Ozores y Esteso ligando con una tía en una escena de "Stalker"?

    Saludos, Guzz. Me has hecho reír para el resto del día.

    ResponderEliminar
  2. Esta pelicula es brutal. Increible ver a Mature en ese rol. Y Widmark sentando catedra.

    Buena reseña.

    ResponderEliminar
  3. Pobre Tarkovsky Gonzalo ! (aunque el reto en guión para meter a ese par en ese film tiene su rollo pythoniano interesante, si, e irreverencias al margen). Nada, nada, contraataco con Louis De Funes en el Manantial de la Doncella ! (¿tablas?, jeje)

    Pienso que no te decepcionará en absoluto Sidhe y otro abrazo (guzzero para el caso) para La Noche de los Wasabis Verdes Fritos.

    Historia en movimiento del cine negro del joligú dorado sin duda Mansion. Y Widmark para mí es EL MALO, con todas las mayúsculas y que quien toque le bendiga por ello.

    ResponderEliminar
  4. Tengo que ponerme a ver esta peli de una vez, siempre la acabo aparcando. ¡Mal!

    ResponderEliminar
  5. La semana que viene la veré si o si!

    Un abrazo Guzzero :)

    ResponderEliminar