martes, 10 de enero de 2012

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES (1993)

INTRO. Me permito hoy, como ya me gusta hacer de tanto en cuanto, cambiar la inercia optimista general del espacio por un poco más de, pongamos, acritud. Y es que apetece meterle una coz burrera a alguien, vaya, y no me importa (o no hasta cierto punto) que sea impopular o que pueda recibir tirones orejiles por ello (de hecho hasta los espero). En resumen: a por el Kenneth Bragas !. Y la gran contradicción, que no llega a paradoja, que tengo con este tipo es que salvo en algún caso puntual ("Celebrity", por ej., es de lo peor del admirado gafotas neoyorquino para mí y buena parte de culpa es, en mis lecturas, de Brannagh) cuando le veo dirigido por otros directores el tipo me parece un muy buen actor. De verdad. El problema, siempre en IGWT, es cuando se dirige a si mismo... Narcisista, pedante, sobreactuado, autocomplaciente, pijo... Qué fácil resulta imaginarlo viendo el copión de "Hamlet", "Frankenstein" o ésta de hoy mientras se dice mentalmente: "soy el cineasta más grande de todos los tiempos, joder, y qué guapo...". Quizá no sea del todo culpa suya, claro está. La siempre exagerada (sobretodo con "lo suyo") prensa y crítica británica se hartó de "elevarle hasta" o "comparar con" nada menos que Sir L. Olivier. Y claro... el asunto da risa. O pena, pues puntualmente (ni que sea y en aquellos primeros noventa) el individuo tuvo el poco seso de creérselo... Manda huevos, si. Por suerte, para su propia salud mental, cabe aclarar que con el tiempo y la madurez el tipo ha reconocido y abrazado lo que sería su nivel real como director de cine. Como su último film firmado, "Thor", así demuestra... Por supuesto el Sr. Brannagh tiene fans y hay gentes (buenas o malas) que siguen ignorando (o prefiriendo ignorar) que su film más aclamado, "Los amigos de Peter", es un refrito de dos o tres referencias concretas al que añadió el por entonces recurrente tema del (maldito) SIDA. Pero aquí uno no está por la labor, no... Eso si, una última cosa diré en su favor: no és su ex. A esa la detesto, directamente, y ni la nombro (no le veo empaque ni medida alguna... en papel cómico es de un histrión insufrible y en drama es de un sobreacfectado que no me proyecta credibilidad alguna). En cualquier caso, damas y caballeros, si se acercan a la campiña inglesa a finales de otoño y pegan bien el oido a la ventana oirán una risotada lejana que acompaña al rubor del viento... No, no es el Fantasma de Canteville, es Sir Laurence Olivier partiéndose el páncreas de puro descojone, el puñetero.



SINOPSIS. Adaptación de una comedia de Shakespeare. El Príncipe Don Pedro de Aragón (Denzel Washington) regresa victorioso de una batalla acompañado de su hermano bastardo Don Juan (Keanu Reeves), de Benedicto (Kenneth Branagh) y de Claudio (Robert Sean Leonard), un joven florentino que ha sido colmado de honores por el gran valor mostrado en el campo de batalla. Son recibidos con gran regocijo por el caballero Leonato, que vive con su hija Hero (Beckinsale) y su sobrina Beatriz (Emma Thompson) en una paradisíaca villa de la campiña siciliana (Mesina). En el siglo XV, Sicilia formaba parte de la Corona de Aragón.



A FAVOR. Los papeles cómicos de Keaton y Elton, ver trabajar al inmenso Brian Blessed que siempre es un placer (e independientemente de lo chungo que sea a veces el donde aparezca), y el esforzado rol de Washington (que, aunque más desubicado que Terminator 3 en La Cenicienta, es el que mejor da el pego). Bueno, también la villa donde pasa todo es bastante chula, si, y (es de cajón) los textos, que son de quien son... (el problema, generalizando, es el uso que de ellos se da...). De hecho, siguiendo lo sugerido en ese último paréntesis y siempre para el menda, otra cosa a favor sería lo tan acertado del título del film a tenor de lo que ofrece...



EN CONTRA. El resto de interpretaciones. Y por no cebarme más en el par (más) protagonista, diré que unos por entonces muy jovenzuelos Sean Leonard y Beckinsale le dan toda una nueva orientación al concepto "cursi" o que Reeves demuestra (one more time) que tiene unos registros interpretativos afines a (por ejemplo) los de un manojo puerros. Ya la canción central, o la interpretación de ella utilizada, y el "happy end" sobreexagerado hasta la arcada (solo faltan pompas de jabón y los osos amorosos follando sobre un lecho de gominolas), es como para demandar sangre a la salida del cine y cuchillo charcutero en ristre.



CONCLUSIÓN. Ya me veo venir las defensas a ultranzas de este film (y sus responsables más reconocibles) y las críticas, más o menos exhaustivas, hacia mi persona (o peor, la "ignoración" total que aún es más dañina). Ojalá, para terminar, me equivoque y hayan más personas que vean en "Much ado about nothing" un film en absoluto "romántico" y si un empacho de azúcar bastante ramplón y de lo más gratuito... Si Billy levantara la head...



GUZZTÓMETRO: 4/10

4 comentarios:

  1. A mi me gusto un poco mas que un 4 , mas bien un 6!
    Le he mandado un mail amigo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja,ja... Realmente divertida entrada, aunque me vas a permitir amigo Guzz que te diga que me parece un pelín exagerada, ojo, estando de acuerdo en muchas cosas... Ese Washington que pinta en medio de ese tinglado, y ese final haciendo la conga todo el personal por los jardines, y la cancioncilla (que creo recordar que sono en la despedida de soltero del amigo Urdangarin...casi ná). Pero tiene unos idalogos brillantes, (si, ya sé... William), y cierto romanticismo, un poco moña, hombre como para un 6 si dá, creo yo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tsi. Recibido, contestado y más contento que el enterrador del pueblo la Sra. Fletcher... Very Thanks Tsi !

    Addison. No pienses que se me escapa lo de exagerado que soy consciente, pero es que después al tipo lo veo según donde y: "pero si este tío es buen actor, leñe"... Y aún le cojo más manía... Igualmente, me mantengo, si a esto de "las nueces" le añadimos Julie Andrews tocando la pandereta pienso que la única solución loable que ya nos queda es gritar... y mucho.

    Abrazo guzzero a ambos.

    ResponderEliminar
  4. Mira que tengo un buen recuerdo pero además de ello también recuerdo que el resto de interpretaciones no tenían el caché de los que nombras. Saludos.

    ResponderEliminar