domingo, 22 de enero de 2012

UN DIOS SALVAJE (2011)

SINOPSIS. Adaptación de la obra teatral homónima de la autora francesa Yasmina Reza. Ha sido rodada en Europa, pero la historia se desarrolla en Nueva York. En la obra original, los protagonistas son dos matrimonios que se reúnen, en principio de manera civilizada, para hablar de la reciente pelea que han tenido sus hijos en un parque. Pero el encuentro se complicará hasta límites insospechados.



A FAVOR. Ajustadísimo metraje y correctas interpretaciones (no veo porque destacar a una u otro especialmente), que transmiten una lograda sensación de dinamismo de cabo a rabo. Esa síntesis de Polanski que guioniza el asunto a cuatro manos con la autora de la obra teatral original (Yasmina Reza, y de ahí el origen y final del secreto en lo que a esa "síntesis" toca) es sin duda lo más notable del, entretenido (sin más), film...



EN CONTRA. ... que por otro lado no me merece tantos elogios como se puede leer o escuchar según donde. Y no hace falta para nada, es de buen puntualizar, jugar a las comparaciones con los numerosos logros pasados de alto calibre firmados por el famoso realizador (entonces, aclaro, el posteo tendría un tono todavía algo menos... comprensivo, dejémoslo ahí). En cualquier caso para los amantes de "Repulsión" o "El quimérico inquilino" conviene precisar que, para el caso, ésta "Carnage" la podría haber dirigido cualquier cineasta profesional/patrocinado sin excesivos problemas... Se agarra la cosa al texto original y se deja todo en manos de unos intérpretes -en plano/contraplano estándar continuo- que, en verdad, no parecen haber requerido de una excesiva "dirección actoral" (no se necesita a Roman Polanski -y da igual que "se pidiera" él hacer ésta peli, ese es otro debate- para hacer esto, si se prefiere ver así y si se enfoca la producción en la forma que se ha hecho, y aunque luzca más en los pósters promocionales y a priori se entienda su concurso al ser un consumado "maestro de espacios pequeños"). Esa es una.

La otra es que... a ver, es muy "ligera" (para hacerlo lo más gráfico posible). No veo esa fina mala uva tan cacareada por ninguna parte (ni la finura, ni la maldad -y apenas veo la uva, según como-). Y no dudo que ya habrán tesis defendiendo que "Un dios salvaje" es una "muestra magistral del comportamiento humano en las grandes urbes occidentales de nuestros tiempos" (y jerigonzas similares varias). O también, que "el tono en subida continua con esas interpretaciones, de lo contenido a lo histérico, es de la nota más alta" (más con ese rollo, esnobista-modernete y chupiguay, de tres cuartas partes de los personajes). Pues bien, yo me quede algo templado con lo uno y lo otro.. E insisto que amena lo és (no da tiempo a aburrirse nadie con setenta y pico minutos que dura) pero, francamente, esperaba algo mucho más hilarante, mucho más desgarrado o mucho más de las dos cosas. Mucho más en general (y sangre, metafóricamente hablando o no, especialmente). Y esto parece más una reunión clandestina u improvisada de una APA de turno patrocinada por el catálogo de IKEA que algo similar a las animaladas de referencias en críticas que se pueden leer por ahí (ya en el mismo Filmaffinity, por ejemplo rápido y como me he encontrado al "tomar prestada" la sinopsis)... Que se pasan de halagadoras y demasiado a mi entender. Además, tampoco me ayuda que (curioso) me suelen encandilar especialmente esos films que transcurren de forma íntegra en un mismo contexto/ambiente (o con pocas variaciones) y éste de hoy, mmmm... Como que no.



CONLUSIÓN. Recuerdo haber mantenido una conversación, tras ver por enésima vez algún gag de turno del Flying Circus, en la que se llegaba a la resolución que, aunque parezca mentira por las décadas vertidas, "eso hoy sería imposible"... Y ya puestos hasta puede que alguna frase de Groucho y, en cualquier caso -y bajando lo indecible el level-, a Benny Hill lo hubiern ajusticiado al amanecer tras emitirse el capítulo piloto de su show... Hoy día hay grupos de protesta hasta para la gente que no hace doble nudo en las bolsas de basura... Un poco de locos "todo plegado", y pienso que esto se salió de madre hace ya no poco tiempo (el otro día, sin ir más lejos, leí en un espacio de críticas amateurs varias, y en diversas reseñas, que el cine de John Ford era -con distintas variantes que venían a significar lo mismo-: "denigrante para la mujer y un ejemplo deleznable de xenofóbia gratuita a evitar"... ahí queda eso). Bien, en mi humildísima visión de las cosas, solo en dicho marco social algo como "Un dios salvaje" puede verse como algo transgresor, como algo con el más mínimo atisbo de auténtica y real mala leche. Y que nadie saque conclusiones por la curra... Aquí el menda si creyera lo más mínimo en los políticos (cosa que hace varios lustros que no ocurre) votaría a lo más izquierdista y progre que encontrara, estoy a favor del aborto y de la eutanasia, del matrimonio entre congéneres del sexo que sea y, ya que me pongo y por su propio bien, cuando algún compañero taruguín del curro hace algún comentario de estos que ya confunden la gracia gratuita con el machismo flagrante no dejo de señalárselo... Vamos que, aunque fume a veces en pipa y tenga gustos en algunas disciplinas culturales con tendencia a lo más bien "remoto", no me considero un "carca" al uso y, aclarado todo ello (y perdón por el rollo no exento de egolatría, si), sigo pensando que nos estamos pasando tres o treinta pueblos en algunas cosas... E insisto, retomando el hilo aunque me haya ido al Nepal pasando por Caracas, considerar algo tan ligero y "de diseño" como "Un dios salvaje" como algo susceptible de proyectar términos como "hiriente" o "malévolo" de forma seria, es algo que se me antoja como mero producto del "espíritu de los tiempos", o sino, una gregaria percepción globlal de la sociedad moderna que, la verdad, no veo demasiado clara....

Y resumiendo todo el taco letras que precede (y centrándonos en el film): no está a la altura habitual, y que conviene exigirle, al pedazo de artista firmante... y, ojo -para ya ser honesto del todo-, aún sigo buscando en ésta "Carnage" los esquizoides cambios de latencia en el biorritmo tan aplaudidos (y que se venden).



GUZZTÓMETRO: 6'5/10 (iba a poner un 7 porque "entretenida" a pesar de todo -y como ya apunté- lo és, pero  mira, como el principal mérito que le veo a la hora de lograrlo es la pura y dura brevedad y no mucho/especialmente más...  hala, por "sobrevalorada" !)

8 comentarios:

  1. No la he visto aún y eso que es un Polanksi! Todo el mundo sabe mi predilección por Roman es por eso que pongo en duda la nota de Guzzest, seguro que es un 8 y le pone un 6,5 para provocar mi ira.... Dentro de unos años, con las churumbelas,me veo discutiendo por lo mismo.

    Pd: todos sabemos quién sería C. Reilly..... y no miro a nadie...

    Pd2: tú si que estás sobrevalorado!

    Pd3: esta semana la veo y te digo, sacrílego!

    ResponderEliminar
  2. En este caso, quizá estoy más de acuerdo con Sr. Nikochan. Todavía no la he visto, pero, seguro que no se merece algún punto más?? Ya caerá algun día de estos y lo comentamos.

    ResponderEliminar
  3. A: "No la he visto aún y..." Y (por ello mismo) mucha chorraflautez by the sideburn, vaya.

    pero ojo,

    B: ..."quizá estoy más de acuerdo con Sr. Nikochan. Todavía no la he visto, pero...". Conformidad "a ciegas", brutal (y encima en temas de cine y con el Nicho... con lo limitadito -por ser amable- que és...).

    En fin, al menos se ha puesto el listón a un nivel que aunque ahora aparezca un "anónimo" y deje como comentario la palabra "Hola" el asunto mejora... Gracias a lot.

    ResponderEliminar
  4. hehehe, quin humor de diumenge que gastem, no? jejee

    ResponderEliminar
  5. Limitadito?

    Señor, eso es un insulto. Exijo una satisfacción, le reto a un duelo!

    ResponderEliminar
  6. Yo estoy completamente de acuerdo con todo lo que has dicho. No es para tanto y ni es hiriente ni tiene mala uva ni nada. Lo único que tiene son cuatro actores extraordinarios y un metraje corto que hacen que la película sea aceptable sin más. Un 6,5 me parece excesivamente benévolo. Yo lo dejaría en un 5,5 ó 6. Sobrevalorada, sin duda. Pero también es cierto que a mí Roman Polanski nunca me ha parecido nada del otro mundo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar