martes, 14 de febrero de 2012

SAN VALENTÍN SANGRIENTO (1981)

INTRO. "Soy minerooooo, y temple mi corasón con pico y barrenaaaaa".



SINOPSIS. Los habitantes de una pequeña localidad minera deciden celebrar el día de San Valentín por primera vez en 20 años. Se dejaron de organizar festejos porque en esa fecha, dos décadas atrás, se produjo un accidente en la mina, debido a que los responsables de la seguridad de la misma se encontraban en la fiesta. El único minero superviviente mató a los culpables y advirtió a la ciudad de que nunca se volviera a celebrar San Valentín...



A FAVOR. Justito, aunque popular y entretenido por momentos, slasher canadiense de la época dorada de los primeros ochenta (al tufillo de "vierneses" y cucurbitáceas). Buena introducción y mejor final, destacando por en medio las apariciones del minero psicópata en cuestión y (por supuesto)las escenas bajo tierra, que son lo mejor del film. El resto...

Muchísimo más entretenida, por otro lado, la versión "uncut" original (recuperable solo - o casi, atención "navegantes"- mediante compra del "deuvedese" yanqui de importación, y por desgracia) y aún sin dejar de ser en ningún momento este film eso que parece y vende, donde se haya la respuesta a todos esos momentos excesivamente laxos y sin tensión alguna que abusan en la parte media (y no media también, qué cojones) del metraje, con tanto teenager tontaina. Si tenéis intención de verla/recuperarla que sea dicha versión "uncut" (que es en definitiva lo que sus hacedores tenían en mente hasta que los tijeretazos -tristemente, como siempre- hicieron acto de presencia). En caso contrario, de volver sobre la versión del 81 tal y como se estreno en su momento, que aproveche la siesta, compañeros/as.



EN CONTRA. Los actores son chuscos tirando a definitivamente cutres. Y, recordando que en el posteo se menta -para ser justos- la existencia del formato más gore que sus hacedores pretendieron en balde pero que esto se cierne mayormente sobre la peli tal cual se presentó hace tres décadas con propina, las eternas e insulsas escenas intermedias donde no aparece el minero cabrón, que son francamente evitables. Del bastante reciente remake 3-D de hace poco no opino que no lo he visto, pero (eso si) lo pongo "en contra" por ser el enésimo ejemplo del "gran estado" actual de los guiones a los que se llegan a dar luz verde avezados al cine más o menos mainstream de un muy considerable tiempo para acá... Que uno ya está bastante hasta las narices de las precuelas, secuelas, remakes, versiones 3-D, cine sacado de videojuegos y cómics superheróicos (o no, que lo que se ha hecho con la excelsa obra de Moore no tiene nombre) y demás verbenas de a granel.



CONLUSIÓN. Cercenado film que por culpa de la censura queda solo para los muy románticos del sub-género al que pertenece. Haré hincapié una última vez y para terminar, eso si, de que a pesar de tener la originalidad de un manojo puerros (argumento trillado pero funcional con música acuciante cuando es menester y un montón de adolescentes salidos haciendo el gilipollas por doquier -y que van cayendo uno tras otro, claro-) la versión sin mutilar (que es todo lo contrario a efectos visuales pero nos entendemos) con más apariciones del asesino, sangre y tensión hace un entremés apreciable para los primeros films con Myers o Jason.



GUZZTÓMETRO: 5/10 (pero ojo, 7/10 en la versión sin cortes mentada)

2 comentarios:

  1. Joder macho, huele a cutrada de la hostia. Pero mira, ya tengo plan para esta tarde, ya que mi novia tiene clase xD.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hombre, estas pelis con unas cervezas por medio y la dosis necesaria de buen humor te hacen pasar un buen rato...O, por lo menos, unas risas...Saludos.

    ResponderEliminar