martes, 24 de abril de 2012

ED WOOD (1994)

INTRO. Tim Burton es de esos personajes que divide al personal cosa seria. Los hay, aún ahora, dispuestos a perdonarle lo que sea, los que nunca o casi nunca han tragado, los que nos aburrimos por el camino o los que (siendo más ecuánimes) el pájaro este se la sopla a la hora de considerarlo a según que niveles pero (por otro lado) aprecian su vertiente de cineasta de mero y puro entretenimiento fantástico sin más ínfula que valga.
La canción, en la lectura que yo hago del asunto, no es nueva: artista (cineasta para el caso) que empieza sus primeros años de carrera haciéndose un nombre y cierto prestigio para después, en algún  momento, perderse en el bosque y no regresar jamás. Y es que (en mi opinión, faltaría) toda la obra post film de hoy en el caso de Burton es un descenso continuo al que resulta complicado vislumbrarle el fin por optimista que sea uno... Me entretuvo "Sleepy Hollow" a pesar de su ligereza, y hasta puedo aplaudirle la ominosa y potente ambientación de la (por otro lado) bastante innecesaria "Sweeney Todd". Se puede hasta correr el velo de marras para la frikada (carísima por cierto) de la de los marcianitos ni que sea por lo chorra y gratuito que envuelve el tema/concepto. Y las que son de cariz abiertamente infantil... pues, bueno, en eso quedan (aunque "La Novia Cadaver" parezca una fritanga con el mismo aceite ya aquí quemado de la infinitamente superior "Pesadilla..." -que mola pero la produjo que no dirigió, recuerdo- y su "Alicia" que, argh, se la mire él que yo no puedo pasar de la primera media hora ni cobrando).
Pero es que, al fin y la verdad, entre tanto remake truñoso que el tipo se viene marcando desde su horrible "planeta de las monas" y hasta hoy, pienso que el escudarlo siempre (eterno argumento para sus fans) en lo de que es "cine de fantasía" o "juvenil" que no debe ser juzgado fríamente ya no cuela, definitivamente... Porque será "cine de fantasía", si. Pero "cine de fantasía infumable" puestos a decirlo todo y mayormente... Y el asunto "Big fish", claro. Que hay quien se entesta en pretender que este film es lo más grande desde la rueda pero, mira, a muchos (y aún a pesar del inmenso Finney) ese Munchaussen de pacotilla como que no nos estuasiasmó precisamente. Es más, de hecho confieso abiertamente que a mi ese film se me antoja un bosta de cuidado (el tal Cudrup hace que Damon parezca el mismísimo Olivier !).
Pero, caray que lo mismo te digo una que la otra, echada toda la caballería sobre el despeinado tipejo ahora cabe reconocer que sus primeros pasos ahí quedan (no seamos tan cafres y, sí, las realizó el mismo tipo pese a quien lo haga). Que "Eduardo Manostijeras" está bonita de mirar (sin ser un tercio de lo que algunos/as pretenden para mí, pero lo és al fin), "Bitelchus" tiene/tenía su coña, sus dos "batmanes" funcionan (aun hoy) bastante bien o/y que, sobretodo, el film de cabecera de hoy es una pelicula de narices. La mejor en mis cuentas y de forma tan abusiva que hasta duele (demasiado superior al resto, y he ahí otro drama -¿cómo alguien que se despacha esto puede firmar según qué inmundicia a posteriori?-).
En resumen, finiquitando ya la "intro", para mi Burton es un director con un ojo para los diseños de producción muy interesante pero que en algún momento decidió, consciente u inconscientemente, anteponer ser el personaje Burton, al realizador Burton y dejó que eso salpicara por entero a su obra de ahí en adelante... Y la cagó. Y ahí sigue enquistado desde hace no poco y por lo menos hasta que, a muchos, se nos demuestre lo contrario (que no pinta vaya para corto la cosa, por desgracia). He dicho.

SINOPSIS. Ed Wood es un joven director de cine, un visionario sin ninguna formación académica, aficionado a vestirse de mujer y con muy pocas oportunidades de hacer películas en un gran estudio. Sin embargo no ceja en su empeño de convertirse en un director famoso. Tras reunir a un curioso grupo de personajes, realiza películas de bajo presupuesto, excéntricas y no muy cuidadas técnicamente.

A FAVOR. Fantástica parábola a costa del proclamado "peor director de la historia del cine", con un envoltorio de lujo tanto en lo artístico como en lo técnico. Muy bien el Wood de Depp en la que con toda probabilidad sea la mejor colaboración de las tantas habidas con Burton, y tremendo también el carrusel de secundarios a ver desfilar... desde el "rescatado" aquí Landau (brutal lo de este señor y su Lugosi), hasta Murray, pasando por el siempre bienvenido Jeffrey Jones o, entre otros/as, apariciones de quilates como un D'Onofrio convertido en Welles por un par de minutos ("ahora quieren que hagan una de polis corruptos con Charlton Heston"... impagable). Cojonuda la música de Shore que sustituye aquí al no menos genial, y habitual de Burton, Danny Elfman. El tono de humor socarrón, entre lo negro y lo absurdo (parece más un Coen de los buenos que un Burton esto en no pocos pasajes), la fotografía en brillante b/n o la cadencia rítmica del guión también centrifugan de narices (si señor). Vaya, que todo funciona de narices en esta "Ed Wood" cuyo visionado y revisionado se recomienda a ciegas. Y por manía que se tenga, de darse el caso, al famoso realizador que, por si todo ello fuera poco, consiguió que el "Plan 9..." de las narices del controvertido director sobre el que gira todo el engrudo fuera recuperada del olvido en un sinfín de festivales y revivals varios.

EN CONTRA. La parte cómica en el tono general, y aún a pesar de lo peculiar de buena parte de su humor, es tan lograda que los muy contados giros dramáticos que se pretendan quizá se logren, si (no seré yo quien lo discuta), pero tal vez, puedan descolocar un poco a alguno/a. A sumar un final correcto, en el que Burton homenajea a Wood otorgándole un triunfo que no se dio, pero algo precipitado en su forma... Bien poca cosa, en cualquier caso, que no enturbia el fantástico todo logrado.

CONCLUSIÓN. Para mí, insistiré hasta perder el aliento, el mejor film de Burton (y el que paradójicamente  más le aleja en toda su carrera de aquello con lo que se le identifica o de él, en general, se espera) pero no solo eso... es mucho más. ¿Me atreveré a decirlo?... Pues si:  es que casi no parece ni suya de lo puro cojonuda que és !. Burton tiene quizá demasiado de las dos cosas, tanto fans incondicionales como detractores sangrantes, pero esto, ésta "Ed Wood", debe darse de comer a parte por siempre jamás, se mire por donde uno/a quiera y dejarse (definitivamente) el personal de antipatías/simpatías absurdas y por la curra para ser disfrutada como el pedazo de film que sin duda és.

GUZZTÓMETRO: 9/10

5 comentarios:

  1. +1 a todo.
    También es verdad que entre 'Ed Wood' y la deplorable 'Alicia en el país de las maravillas' hay un lapso de 14 años ma o meno. Demasiado tiempo para conservar la... ¿dignidad?
    El tipo tiene muchas películas que más que cine de fantasía parecen el mismo producto solo que barnizado visualmente con distintos colores (más primaverales o más tenebrosos).
    Y muy grande el momento del falso Orson Welles, sí xD

    ResponderEliminar
  2. Este film es genial..... pero Burton.... Me cansa mucho. Con lo de los "Simios" rompimos, me fue infiel, me engañó.... Donde se ponga Heston!...... Estoy cansado de que haga siempre el mismo film, con el Depp disfrazado de mona de feria.

    ResponderEliminar
  3. Estupenda película. A mí Burton no me gusta, sinceramente, siempre abusa del mismo tipo de personajes, siempre usa a Johnny Depp para sus películas -actor que no me gusta nada, por cierto- y siempre hace el mismo tipo de películas. A mí sólo me gustó Sleppy Hollow. ¡Un abrazo, crack!

    ResponderEliminar
  4. A mi con esta película me pasa como con Muerte entre las flores, me da la sensación que se la hizo un amiguete y no el, sino no lo entiendo. De acuerdo en todo lo que dices de Burton, a mi no me gusta ni Eduardo Manostijeras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. De lejos (lejísimos) lo mejor de Burton, totalmente de acuerdo.
    Saludos.

    ResponderEliminar