jueves, 26 de abril de 2012

EL FUNERAL (1996)

INTRO. Comentaba hace ya unos años uno de los críticos de cine más o menos famosetes de nuestra geografía (me parece que era el Figueras) que una de las imágenes más sombrías que recuerda haber visto jamás en un festival fue en Cannes y con Abel Ferrara de protagonista. Por lo visto el tipo, sentado al solete en una terraza durante lo que debía ser horario destinado a conceder entrevistas a la prensa a fin de promocionar el film del posteo de hoy, se limitó a ingerir un copioso plato de spaghettis sirviéndose de las propias manos (el guarro) para después quedarse frito durante horas, ahí tirado en la misma silla y borracho perdido... En fin. Ferrara, otro que iba para tenor y se quedó en corneta. Pero cuidao, "Bad lieutenant" (la original, la buena con Keitel, que el remake yo no lo veo mientras pueda evitarlo) y muy (pero muy) especialmente esta "The funeral" ahí quedan.

SINOPSIS. Los Tempios son un clan mafioso dirigido por tres ambiciosos hermanos. Cuando se inicia la historia, toda la familia está reunida para asistir al funeral de Johnny, el hermano menor que se supone ha sido asesinado por Gaspare Spaglia, su máximo rival en el mundo del crimen. Ante su ataúd, sus dos hermanos mayores, Ray y Chez, dos hombre torturados por su violento pasado, claman venganza. La vendetta ha comenzado y nadie está libre de ella.

A FAVOR. Tremendos los actores, todos ellos. Los tres hermanos (el gran Walken, Gallo y Chris Penn) son de traca, tanto intérpretes como personajes. Los secundarios como la Rosselini, la Sciorra o un entonces pujante Del Toro entre otros tampoco hay que saltárselos. Bestial (y honesta a su manera)la historia, cruda, desgarrada y adusta cual clavo en ataúd, con su cadencia a ritmo de flashback intercalado mediante. No es un film amable (ni pretende serlo en momento alguno) y su oscura fotografía, que inunda el metraje de cabo a rabo, no da remanso de paz que valga. Gran y sombrio film que hará las delicias de los amantes del cine gangsteril, sopranos y demás. Muy recomendable, si.

EN CONTRA. El aire pseudo-depresivo que se gasta no la convierte en la mejor opción si uno/a anda jodido/a de ánimo... Nada que ver (sin entrar en comparaciones) con el ritmo de ballet de "Godfellas" o la ligereza de "Una historia del Bronx" por mentar algunas del mismo subgénero y década. Y con ello colgando de la chepa, que no todo tiene porque ser fiesta en esta vida, remito a la última frase del anterior apartado. Sin duda.

CONCLUSIÓN. Magnífico y oscuro largometraje que marca la mayor cima de un director, Ferrara, que se perdió hace mucho (no he visto muchas películas peores que "The blackout"). Es como si el tipo, que se vendió en un momento dado como una especie de Tom Waits del cine por temas de imagen y poses, hubiera discurrido: "bueh, no voy a hacer nunca más nada parecido a esto o sea que a paseo con todo de aquí en adelante". En cualquier caso recordar de vez en cuando personajes y trabajos como el del finado Chris Penn o Annabella Sciorra en "El funeral" es de esas cosas que te reconcilian con el cine de hoy... O el de hace tres lustros, pero nos entendemos todos, creo.

GUZZTÓMETRO: 8'5/10

4 comentarios:

  1. La vi en su día y a decir verdad la encuentro de inferior calidad respecto a Uno de los Nuestros, Casino, o sin ir más lejos: El Honor de los Prizzi. No obstante, me gusta cómo actúa Walken. Y nunca pude con Benicio del Toro, a decir verdad.

    ResponderEliminar
  2. Normalmente estoy entre bastante y muy deacuerdo con usted, pero en esta te diré que la vi en su día y me aburrí tanto que no lo he vuelto a intentar, a lo mejor algún día...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Es una película que me obsesiona desde que la ví en el cine, para mi de las mejores de la década (no digamos ya "Bad Lietunant"). The Addiction y, sobre todo, El Rey de N.Y. también merecen una reivindicación.
    Y Annabella Sciorra....bufff!!! Qué mujer :)

    ResponderEliminar