miércoles, 30 de mayo de 2012

LOS MEJORES FINALES DE DISCO DE TODA LA HISTORIA DEL MUNDO

Que importantes resultan muchas veces los temas de cierre de álbum. Son frecuentemente los que acaban de redondear una "masterpiece" (o algo capaz de considerarse como tal al menos) o no. La listilla, improvisada solo hasta cierto punto, de hoy trata pues de homenajear humildemente a esas valientes y aguerridas piezas que, cual último chutador de una tanda penaltis o tirador de perímetro designado para jugarse el último basket antes la bocina, asume la responsabilidad final para cárgarsela en la chepa como si tal cosa y en pos de la victoria definitiva... Por supuesto que si mañana escribo de nuevo el post (o a los pocos minutos de editarlo quizá me suceda ya) podría cambiar/matizar algo pero, claro, el encanto de hacerlo en modo "aquí te pillo" también tiene lo suyo. En cualquier caso, son cinco más que ilustres finalistas que le han puesto la cosas realmente peliagudas, hasta el último instante, a la supercampeona que veremos al cierre... ¿dónde si no?, faltaría.


5. "Train in vain" (de "London Calling"/ The Clash, 1979). Pensar que en varias ediciones está sin acreditar... imagínense comprarse este disco en su momento y al final sin contar previamente con él  para nada aparece este saltarín bicho a traición... Recuerdo eso que escribieron en el Ruta hace unos años de "¿sería una blasfemia considerar new wave al "London Calling?". Gran apreciación, si. Porque su diversidad y matices, bastante alejados de la militancia punk-rock de su igualmente mítico estreno y su honrosa continuación, así lo puede proyectar. "Spanish bombs", "I'm not down", "The right profile", "Clampdown"... Bueno, todo el festival variopinto y de putísima madre de siempre, que tanto apreciamos unos pocos de millones y más de gentes y gentuzas de este mundo desde hace más de tres décadas... Y al final... Did you stand by me, no not at all... Strummer es la cara y alma de los Clash, si (y como se le añora !), pero que nadie le diga nunca al feucho Sr. Jones que él no fue, al menos, igual de importante.


4. "The ocean" (de "Houses of the Holy" / Led Zeppelin, 1973). Si vale, los discos numerados fueron más populares y el (básico) doble "graffitero" supone el insuperable broche a una de las etapas más grandes que ha dado o dará jamás esto del rock (el incostestable periplo zeppelinero 69-75). Incluso hay quien pretende echarle mierda a "Houses" por ser "menos cañero" o por no gustarle "d'yer mak'er"... Pos mira, a cascarla. Es mi disco favorito de los Zep de la mano con el mentado doble. Ese ramillete inicial "the song remains the same", "the rain song" y "over the hills and far away" es algo destinado únicamente a una clase de talento muy (pero que muy) señalado. Y, cómo si debiera aclararse, estos lo tenían a espuertas. El disco (discazo !) sigue sin desfallecer durante el viaje que propone y al final, of course, llegan al océano... Y Plant es El cantante de hard rock por definición, si, pero lo que hacen Page, Jones y Bonham aquí te deja con la boca abierta y el moco colgando. En el 73 y mañana (ese cambio del final me mata en crudo... cabrones).


3. "Rock & Roll Suicide" (de "The Rise & Fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars" / David Bowie, 1972). Me temo que nunca sabremos a cuanta altura se alzó exactamente para después esmocharse Ziggy pero, eso si, Bowie le arreó un sopapo al mundo entero, con este álbum,  que de tan arriba que le puso ahí que sigue el tio. El díptico "Hunky"/"Ziggy" (que si me pongo uno me pongo el otro a continuación o me muero... es un pacto con nadie en concreto que también me ocurre, por ej's, con "rubber/revolver" o "surfer/doolittle") es una salvajada tal que solo podía acabar así supongo... Con la superestrella de marras retorciéndose de dolor en su agonía mientras implora a berreo limpio lo de "gimme your hands", pero... ¿quién salva a quién ahí? ¿nos llevará Bowie a la tierra prometida o és más bien un grito de socorro de un ser absolutamente perdido y desquiciado?. Al final todo son pajotas mentales si se quiere, si, pero la icónica imagen de Bowie con la rodaja pepinillo esa en la cabeza muriéndose en el escenario... Historia rocanrolera en movimiento, sras y sres.


2. "A day in the life" (de "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" / The Beatles, 1967). La madre que los parió... La última canción que escribieran mano a mano (o eso cuenta la conocida leyenda) Lennon y Macca es este pequeño/gran milagro: "yo tengo esto"..."pues yo esto otro"..."pos lo juntamos que seguro queda bien"..."no tiene nada que ver lo uno con lo otro"..."da igual, que somos los Beatles, coño, un poco de ruido de orquesta para terminar y a otra cosa"... "Ah vale, it's true"... Y así es como termina el disco con la portada más recordada de la historia del rock, amén de uno de los mejores (como ya ocurre con los cuatro de antes y los dos de después de estos muchachos). La mitología a cuestas, no ya del disco si no de la propia canción, es ingente en datos varios si uno se pone a buscar por los sitios pero, particularmente, me quedo siempre de forma especial con ese fade in de John "I'd love to turn you on" que detiene tiempos y espacios pasen los años que pasen y sucedan las cosas que sucedan.. Y gracias infinitas por ello.


1. "Redemption song" (de "Uprising"/ Bob Marley & The Wailers, 1980). Pocos meses antes de su fallecimiento  presentaba el hijo de la Sra. Nesta este "uprising", el último disco que viera editado en vida. Y la última canción, por algún tipo de carámbola cósmica, es la que señalo... Mas hiriente y memorable no podría haber quedado ni contratando a todos los publicistas de la Tierra. Un tipo que desde un estilo de folk minoritario (recauchutado, por si alguien se empecina en tocar las napias, o no pero al fin... ¿qué otra cosa es el reggae?) se convierte en ídolo mundial para un sinfín de generaciones ad eternum. Y se nos va el tio con una acústica de único acompañamiento, con una de esas sencillas pero directas letras que rigen de constante en su carrera, en la que nos pide además  que le ayudemos a cantar "estas canciones de libertad, canciones redentoras"... De Marley se pueden leer y escuchar muchas mierdas: que si su reggae está prostituido para el gran público occidental y no es puro, que si no fuera por la simbología y filosofía porrera que integra no se le recordaría tanto... hasta suele ser moneda corriente verlo en camisetas (rollo Che) de repelentes  niños de papa, fans de Chao y Macaco, que visten harapos de diseño queriendo pasar por homeless dios sabrá porqué. Todo un montón de solemnes gilipolleces de las que Marley, uno de los mejores músicos de la historia del rock o de la música popular si se prefiere (trascendiendo más allá del reggae), no tiene culpa ninguna. Y "redemption song"... no se donde lo leí y ya lo había recreado alguna vez, pero es que no podría estar más de acuerdo: "la mejor manera de poner final a una carrera musical y a una vida"...

... Y que ahí estuvo hasta el último momento pero, finalmente, le juega en contra el no pertenecer a una "masterpiece" incontestable como las otras del posteo (no es tampoco "uprising"  un "catch o fire", "exodus" y alguno que otro más, está claro) y la supercampeona guzzera definitiva en la modalidad "mejor última canción de disco de all the times" és:


"Jungleland" (de "Born to Run" / Bruce Springsteen, 1975)
Visto ahora, con algo  de mínima perspectiva, ya me vale para desdecirme de algo que puse en el primer párrafo... Esto no es tan "aquí te pillo" como había pensado previamente y lo cierto es que aunque cambiara alguna de las dos o tres primeras que puse (las tres últimas son innegociables para mí), estas no saldrían jamás de mi top 10 en ciernes... Y, disculpándome por el lapsus estructural, vamos ya con "jungleland".
"Born to run" es seguramente el disco de rock perfecto y definitivo. Tal cual. És y suena auténtico, tiene la duración perfecta y, sobretodo, su tracklist todo-singles-potenciales (y con apreciable diferencia entre si) abruma al más pintado. Pero eso es "solo" por lo que toca a las siete cancionacas que preceden ya que, además, al llegar al final nos esperan de impagable recompensa los prácticamente diez minutos de gloriosa épica callejera, con ese carismático cantar/recitar, los piano y violín de entrada, el saxo del añorado Clarence y esa alegría que sin saber explicar muy bien porqué te atraviesa el alma cuando el de NJ dice casi al final lo de "tonight..."... Y tantas cosas más. Quizá se limita todo en que, sencillamente, es mi canción favorita desde el año el botijo de un músico tan absolutamente descomunal como és el Boss y, además, la canción con la que cerraría cualquier selección de temas favoritos de mi vida. Los requiebros, subidas y bajadas de "jungleland" son pues, siempre para mí y para cerrar posteo, la mejor manera de terminar un disco que yo conozca... Guitarras como navajas y pelos como escarpias, maestro.

Pd. Hay más gustos que botellines y, por supuesto, si alguien tiene a bien recoger el guante y poner sus alternativas/variantes quedamos al amanecer, con testigos o sin y en los comentarios.

11 comentarios:

  1. Grandes canciones todas ellas. Nos has pisado algunas que queriamos usar en un entrada que esperemos que no se retrase mucho...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. La verdad, papi, es que cuando hay un buen final se queda un regustillo en la boca que ni con el mejor fluor de pasta de dientes. Si tuviera que escoger un final que me deja muy tocado me iría al "Ten little kids" del "Tomorrow the green grass" de los Jayhawks, ahí levito y camino como Jesús por encima de las aguas. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. De los elegidos por ti, me quedo con Bowie, Beatles y Springsteen. Y añado "Desolation Row" de Bob Dylan y "Highway 61"; "Oh! Sweet Nuthin'" de la Velvet y "Loaded"; "Skunk (Sonicly Speaking)" de MC5 y "High Time"; "Gouge Away" de Pixies y "Doolittle"; y "Mona Lisa", de Bored! y "Negative Waves". Por ejemplo.

    Abrazo, Guzz.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la lista.... pero.... sin peros leches!

    ResponderEliminar
  5. Muy buena la lista, y añado "Freebyrd" de Pronounced Leh-Nerd Sky-Nerd, de los Skynyrd.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Anda usted sembrado, un gusto leer y aprender. Cuidesé!

    ResponderEliminar
  7. Me quedo con todas, cada una ha tenido su momento en mi vida!Por cierto Mr Guzz, le noto en forma!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Curioso post amigo Guzz, todas me gustan, pero si me tengo que quedar con una, Redemption Song tiene un especial significado para mi...

    Yn saludo.

    ResponderEliminar
  9. Todas son excelentes, me congratula ver a los Clash en cualquier lista. Pero Jungleland me toca la fibra. Ecelente idea esta. Saludos, in guzz I trust

    ResponderEliminar
  10. Gata con gafas. Estaré al quite de ese posteo, vive diox, y que él me libre de pisar nunca a gatos y leones...

    Johnny. Anotado queda por la gloria de Louris y Olson.

    Gonzalo. Anotados todos también por la gloria de los Asheton (y que cojonuda "gouge away", si)

    Nikochan. Pues te reto a que te copies el asunto por la curra, estimado archienemy, que las variantes pueden estar interesantes.

    Addison. Ahí quedan los Skynyrd, por supuesto (nivelaco tiene ud Mr).

    Ned. Según lo veo yo, en cuestión "aprendizajes" la dirección es 100% contraria... de aquí hacia el decibelio.

    Tsi. Gracias master, y gran alegría tenerle aquí que desde el cambio nombre y demás no se había pronunciado por aca y ya se echaba de menos y no poco.

    2Heads1Brain. A mi esa canción me derrota siempre y no se puede evitar. Estuvo ahí hasta la última curva y fue en verdad el hueso más duro para el Boss.

    Clash, perdón, Chals. Los de Strummer y "jungleland"... Sinergia total con la mejor Ruta de la blogosfera !

    Abrazos guzzeros a tutiplén !

    ResponderEliminar
  11. UHmmmm, rico!!! Gracias por la selección. Me encnatan todos estos temas

    ResponderEliminar