martes, 15 de mayo de 2012

THE YOUNG FRESH FELLOWS / "ELECTRIC BIRD DIGEST" (1991)

Hace días que redescubrí ese "bright yellow bright orange", que ni recordaba que tenía, de los Go-Betweens. Como ya es de esperar tras varias (nuevas) escuchas constaté, por enésima vez, que estos tipos no hacen un disco malo ni intentándolo con toda el alma... Pero, de alguna manera, quizá por ese sonido cálido y clásico a la vez que viaja desde Wilson (filtrado por Chilton) me descubrí a mi mismo, en un momento dado, preparando un posteo sobre los Teenage Fanclub (un "vs" en concreto, en el que proponía un posible ataque del "Grand prix" hacia la intocable corona del imprescindible "Bandwagonesque")... Pero tampoco. Porque al acercarme a la fantástica formación de Blake y cia. me acordé que tenía pensada, de hace la tira, una entrada/dossier sobre la tremebunda conexión escocesa: Orange Juice, Pastels, BMX Bandits y los ya mentados TF... Aunque eso se antoja muy largo ahora mismo y, en definitiva: "como todo eso ya caerá tarde o temprano", me podía limitar (cruzando el charco) a reseñar la noticia del inminente nuevo álbum de los McDonald... Si sras. y sres. los Redd Kross de las narices sacan disco nuevo al fin !! (que ya tocaba, cagonla). Aunque, ay, ¿no sería más lógico esperarse a que salga y/o hacerme con él para hacer las cosas un poco como se debe?... "Researching the blues" que se llama el asunto, por cierto (quince putos años después del "show world" !). Nada, nada, que lo dejamos aparcado hasta hincarle diente. ¿Qué postear pues?. Pues mira, me decido por una de esas pequeñas/grandes bandas del rock independiente yanquiloide que tanto me agradan,Young Fresh Fellows (la banda de Scott MacCaughey y Kurt Bloch)y su mejor disco a mí entender: "Electric bird digest".

Pedazo disco que tiene la virtud de aunar garageo del bueno (pedazo guitarrazos por ahí metidos) y melodías almibaradas en justas proporciones. Todo un manjar para un "flamingroovero" de pro como el que suscribe, y con más guiños a la "gran estrella" que el copón. Tremendo para alternar con los dos primeros de los Posies a los que, en mi opinión, supera con holgura. Y es que no es tan baladí como pareciera toda la parrafada anterior... como a veces digo: "mi subconsciente es mucho más espabilado que yo que nunca me entero la misa un cuarto", y este disco (más que esta banda, dígase todo) es el resultado más parecido que se me ocurre al sonido que resultaría de meter en una licuadora a los TF y a los McDonald a la vez. Y ojo a los ecos biteleros de "whirlpool", al recuerdo "ramoniano" para "sittin' on a pitchfork", a los cuarenta segundos de "teen thing" que suenan a hit 60's que te caes de culo, a "hillbilly drummer girl" (mi favorita) que huele a Chilton cosa seria, y si con la novena canción ("fear bitterness and hatred") os pasa como a mí que la señaláis como la más prescindible del disco, con diferencia y absoluta crueldad, pasa nada porque la traca final con las cinco restantes arregla con creces el asunto... y aunque la definitiva, "swiftly but gently", no sea seguramente tan buena como las otras cuatro da lo mismo por el buen rollo que transmite y el buen cuerpo que deja. Y es que el gran problema de los Fellows es que nunca se tomaron demasiado en serio (se han cansado de repetir tanto lo de que ellos esto lo hacen a nivel lúdico o para disfrute personal y poco más, que al final será verdad y todo...), porque con "electric bird digest" lo intentaron con algo más de intención que de costumbre y mira que joyita les quedó a los jodios... Mucho más que la banda del tipo que tocaba con los Rem y su colega el de los Fastbacks, en cualquier caso. Se recomienda, humilde y especialmente, arrebuscar sin complejos por entre la obra de sus años más prolíficos (85-92).

1 comentario:

  1. Si que tienes cosas interesantes pendientes. Veremos a ver lo nuevo de los Redd Kross, me surgen sensaciones e intuiciones algo antagónicas. No recuerdo este disco, yo tenía el "The men who loved music" que me apetece desempolvar, pero bueno, tú tenías que acordarte de este bueno grupo, claro. Saludos.

    ResponderEliminar