sábado, 23 de junio de 2012

CICLO Mr. ALLEN: 12. "BROADWAY DANNY ROSE" (1984)

INTRO. Ne peut pas... Todavía no he puesto nada en todo el mes del interminable "ciclo alleniano" (y todavía estamos en los mid 80's... argh !). Nada, nada, allá que vamos con el Sr. Rose.
Tenemos a un Woody Allen en toda la mitad de su periplo más acertado y regular. Ese que, aunque con sus contados altibajos, implica desde "Annie Hall" hasta "Balas sobre Broadway" por consenso más o menos generalizado (que yo, particularmente, añadiría "sleepers" y "gruschenkos" por mucho que se insista, en no pocos medios y lugares, en relegarlos a un -y aún- "aquellos primeros alocados films"). Y uno/a puede debatir hasta perder el aliento sobre si "Interiores" o "La comedia sexual..." son largometrajes infra/sobrevalorados pero, está claro, las otras cuatro de la media docena que preceden, contando desde la oscarizada "Annie" en adelante, son los picos más elevados de la carrera del neoyorquino (a los que por suerte se añadirá alguno que otro más a posteriori, si). Es fácil pues que el film de la entrada de hoy se preste a un cierto "escamoteo" (qué venimos de "Zelig" !), lo que, según lo veo yo al menos, no sería del todo lo suyo...


SINOPSIS. Un restaurante de Broadway es el centro de reunión de un grupo de actores que intercambian viejas anécdotas sobre el mundo del espectáculo. Conforme la conversación avanza, recuerdan a Danny Rose, el representante de algunos de los artistas más desastrosos del gremio, el cual, en una ocasión, llegó a jugarse la vida para relanzar la carrera de un cantante pasado de moda.

A FAVOR. Pues, de entrada, que es un recuperar las formas y cadencias de sus primeros films pero, importante, sin olvidarse el entrañable miope de mostrarnos lo mucho y bueno que ha ido aprendiendo... Expresado de manera más gráfica (o más chorras, según): si "Toma el dinero y corre" y "Manhattan" tuvieran un hijo, éste sería "Broadway Danny Rose". Que, ante todo, es una comedia la mar de chula (y ágil) con todas las de la ley, y sin nada a añadir. Magnífico el pomposo, y bastante choteable, papel del cantante (que lo era) Nick Apollo Forte como ese Lou Canova como tercero en discordia y amante de una notable (y omnipresente en la obra "allenera" por aquellos tiempos) Mia Farrow como chica del folletín... o saco de boxeo de los embites dialécticos de Allen, si se prefiere. Pues en verdad el título no da lugar a engaño. Ese Danny Rose que encarna el actor/realizador/guionista y que titula el film es el eje, motor y junta de trócola de todo. Y de nuevo debemos detenernos para aplaudir lo fantástico actor que es este hombre, mirando más allá de las otras opciones posibles. Este promotor o manager de artistas de muy medio pelo cuya historia se nos explica en flashback desde el inicio del largometraje supura carisma esquizoide por los poros el cabrito... Muy divertida esta "BDR" en síntesis, con la calidad musical que conviene esperar (tan invariablemente innegociable en los films de Allen), un metraje muy ajustado (lo que tampoco deja de ser habitual, claro), una colección de perlas humorísticas a rememorar/reivindicar y un final más que acertado... Cuando el prota sale a la carrera a fin de atrapar a la otra no es sino otro rescate para con otro ser patético, igual que aquellos "artistazos" que representa o, especialmente, él mismo. Y ese proceder es, al fin, lo que mejor define a este Danny Rose

EN CONTRA. Siempre me da la impresión que este film lo podría haber hecho "más grande" el Sr. Allen. Funciona de coña por todo lo antes descrito (quede claro) pero, quizá, un mayor protagonismo a otros secundarios, o un expandir (y sin sacrificar por ello el tono cómico imperante para nada) el argumento a costa de la mafia, por ejemplos...  O quizá es todo tan fácil como que ese carisma del protagonista construido, y antes mentado, es tal que se antepone a la trama de la fuga y demás.

CONCLUSIÓN. Otra comedia más a disfrutar para los restos del señor Konigsberg con el añadido de su condición "reivindicable" por montera (y aún sin llegar al punto de las para mi superiores, en este "reivindicador" ámbito, de las "Días de radio" o "Sombras y niebla"). Recomendable, claro está.

GUZZTÓMETRO: 8/10

8 comentarios:

  1. Esta es de las favoritas del Sr. Flush. Yo la encuentro un poco demasiado triste.

    ResponderEliminar
  2. Me acuerdo que la vi en el cine. Sé que me había gustado bastante, pero no me acuerdo de casi nada. Es curioso!
    Tengo que volverla a ver.

    Un saludo, Guzz. Muy buena la entrada, como es costumbre :-D

    ResponderEliminar
  3. Una de mis preferidas, siempre le ví, salvando las distancias obviamente (y también en términos de "negrura"), cierto aire a El Apartamento.

    Abrazos, Guzz

    P.D.Qué bien que reivindiques "Días de radio"

    ResponderEliminar
  4. Vaya ritmo de posteo...
    Si, se echaba de menos sus palabras sobre Allen por aqui. Totalmente de acuerdo en incluir "esos alocado films del principio" en el tronco principal de su obra. El cambio de Diane por Mia siempre ha provocado que me pregunte si no hubiese brillado la primera mas en este ciclo con la "sosa hasta el hartazgo" (es mi parecer) miss Farrow (aunque en segun cual esta perfecta, "Hannah y sus hermanas"...)
    Saludos Guzz (sobra decir que aunque no comente, le leo siempre...)

    ResponderEliminar
  5. Siempre me gustó, me parece muy reivindicable, no es de las grandes pero es muy buena.
    Otro gran post sobre nuestro loco favorito...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. A mí también me gusta mucho; en mi opinión la década de los ochenta es la más interesante de Woody Allen. "Broadway Danny Rose" es, como "Comedia sexual", una pequeñaa joya a reivindicar. Así que gracias por hacerlo, Guzz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Reivindiquemos este material y algún día alguien nos lo agradecerá. También pensé que pudo haber sido más grande pero suficiente. Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Vio. ¿Triste?... Pero si es bien bonita con ese final y tal. Aunque quizá en esa lectura (encarnada en la figura del representado cantante) de que la vanidad y la avaricia se pasan la integridad por el forro... Según el prisma con el que se la abarque supongo.

    Mr. Simpson. Recuperable 100% para mí Don Guzzer del Mes, jeje, de verdad que si.

    Agente Cooper. Tiene este Sr. Rose esa particularidad de pasarse la dignidad propia por el arco del triunfo a fin de obtener el resultado deseado que también tenía Lemmon en el tótem que mentas... Aunque no sé, aquello es más una transformación, el rol de Allen es así por defecto. Eso si, si te hace pensar (por la razón que sea) en la de Wilder es que no es poca cosa este film de Allen, cuidado... Y "Radio days" a mi me parece de traca y pañolada en las gradas, Coops!

    Caimán. Yo también soy mucho más de Keaton que de Farrow, quede claro (aunque Diane de mayor...mmm, mal mal). Que la ex sra Allen tenía solo dos registros para mí: histérica de narices (como una Lange de imitación) o monjil hasta la tontuna (a lo Field o Andrews más lloronas o asexuadas). Espero todo vaya bien maestro y que pueda dormir de vez en cuando...

    Addison. "nuestro loco favorito"... Cojonuda manera de expresarlo Mr. De Witt (esto me lo tengo que apuntar para la próxima... creo que toca "La rosa..." pero no estoy seguro a tutiplén).

    Gonzalo. Ya digo que para mí el periplo "sleeper"-"balas" es, con sus altibajos, donde se halla la crema total de Allen pero si... Es en los 80 donde el acelerador traspasa la chapa y toca asfalto. Al quite como siempre Maestro.

    Johnny. Me gusta que coincidas con esa apreciación en la segunda frase... todavía hay esperanza para mí !. Es bien buena, que al fin es lo que importa, pero parece como si tuviera algo más a explotar que, yo al menos, no acabo nunca de saber concretar.

    Muchas gracias a todos por comentar y abrazo guzzero a discreción.

    ResponderEliminar