martes, 5 de junio de 2012

GRUPO SALVAJE (1969)

INTRO. Sam Peckinpah es un realizador que proyecta un maniqueísmo interesante e importante. Maestro del montaje y profundidad psicológica de sus roles para unos, pollastre avezado al cine de acción sin más que añadir y que gozó (goza) de desproporcionada consideración para otros... Si tuviera, a partir de ahí, que tomar como guía la última referencia que recuerdo haber visto de este hombre, "Los aristócratas del crimen" (que me decepcionó y bastante), podría entreabrir un poco la puerta a los segundos... vale, por qué no... ¿Por qué no?... Pues por "Perros de paja", "La huida" (y eso que yo no soy muy de McQueen, precisamente), "Pat Garret y Billy the Kid", "La cruz de hierro" (maravilla de film) y, obvio, por este memorable "Grupo Salvaje", entre alguna que otra que ahora se me escape al enumerar de memoria. Cine adusto, rudo y con pocas concesiones el de Peckinpah que, de alguna manera, se las apañó para hacerse con un estilo propio que acercaba a Fuller y a Leone en cuanto espíritu, mientras se nutría de las enseñanzas clásicas de los Ford o Hawks en cuanto a estética... Y es que al fin, por mucho que haya quien insista, Tarantino es a Peckinpah lo que Stone a Kubrick: una comparación imposible de ser considerada realmente en serio más allá de lo anecdótico (o de algún título puntual, si se prefiere)... Bienvenidos pues, sin más preámbulos, al mundo de Bloody Sam.


SINOPSIS. Un grupo de veteranos atracadores de bancos que viven al margen de la ley y que actúan en la frontera entre los Estados Unidos y México, se ven acorralados a la vez por unos cazadores de recompensas y por el ejército mexicano.

A FAVOR. La alfombra del descansillo de este film desde sus (inolvidables) créditos de inicio son unos niños observando como unas hormigas devoran a unos escorpiones para después , qué majos, prenderles fuego. Así que no, se lo juro de veras, no és una comedia familiar lo que sigue... Contundente y efectiva propuesta visual la elegida por Bloody Sam (que me encanta el mote, si) y desarrollada por el tal Lucien Ballard, como efectivo (y algo más... cojonudo, por ejemplo) lo és también el guión que el propio Peckinpah firma a cuatro manos. Bestial la curva argumental firmemente incrustada en esa "huida hacia delante", sin disimule que valga, sobre la que se cimenta el film, alicatada por todos lados por unos roles/intérpretes de tracas, pañuelos y olas en las gradas. Espectacular Holden (del que me confieso fan sin peros a valer desde que viera "Sunset Blvd" por vez primera hace la tira no lo siguiente) como el prota principal, como también lo están el gran Borgnine (siempre con "Marty" hasta la muerte), Ryan como el jefe de los cazarecompensas y ex amigo-forajido o, por supuesto, los siempre cojonudos Oates (que bueno era este hombre, joder) y Ben Johnson como los hmnos de la pandilla. Y es que con ese cast... Difícil cagarla, si (y si sumamos al pérfido Mapache ni te cuento). Finalmente (en este apartado) nunca ha faltado quien ha tratado de echar heces encima de estos "salvajes" por los excesos del realizador en las escenas de disparos... Lo que nunca he entendido. Hay dos grandes (por lo extenso) secuencias de "ensalada de tiros" en la película, vale, pero una es la presentación ("ya estaaamos aquiií somos las vedeeettes del shooow" -muy bien hecho y gran declaración de intenciones, vaya-) y la otra es el desenlace (el aria final y definitiva, la caída de telón que se ha venido fraguando durante más de dos horas -mejor hecho que lo anterior incluso, qué narices-). Y, además, la honesta manera de presentar una historia tan  escandalosamente directa sin sacrificar del todo los pasajes de lucimiento fotográfico es un mérito que no creo nadie deba quitarle al ya hace largo tiempo finado cineasta californiano.

EN CONTRA. Pues que sin cargar con excesiva ira contra el señor Fielding que firma la partitura, lo cierto es que me resulta imposible recordar la música (funcional sin más por lo oido) de este film... No todo el mundo puede ser el gran Ennio, por supuesto, pero (para mí al menos) a esto le calzaría de perlas una soundtrack de esas melismáticas como ella sola... y no es el caso. Eso y el que haya gente que la tilde siempre de excesivamente larga... Peckinpah cogió el sol fordiano y lo tiñó de rojo para dejar el sub-género "western crepuscular" justo en este punto y nadie a posteriori, ni siquiera el gran Eastwood, ha avanzado más con él aún. Si le sobran o le faltan quince minutos es una estupidez completamente gratuita, según lo veo, si atendemos a que esto no es una aventura del oeste sin más, no, es una larga procesión hasta el final digno al que, sin duda, sus protagonistas saben que acuden. Y es ahí, en ese fuego lento de certera perdición, donde radica su belleza muy por encima de lo que pueda opinar el mogigato de turno que solo oye los disparos sin mirar más allá.

CONCLUSIÓN. Más que recomendable film de un Peckinpah más Peckinpah que nunca y que trasciende más allá del género por su ya mentada y conseguida mezcla de crudeza y belleza (y tanto en lo visual como en lo argumental, me repito, si). Para mí el mejor film de Bloody Sam junto a los "Straw dogs" y esa "La cruz de hierro" que proponía al principio con un maduro Mason sencillamente espectacular.

GUZZTÓMETRO: 9/10

5 comentarios:

  1. Podría habersete escapado "Duelo en la alta sierra"?
    En cualquier caso Grupo Salvaje es una película mítica desde hace unos cuantos años ha...
    Siempre es bueno revisitarla de cuando en cuando.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
  2. Sólo 9/10?????? Me parece que voy a tener que presentarme en su casa armado hasta los dientes(vaya poniendo el agua a calentar cual Dustin Hoffman).
    Menos mal que lo arreglas hechando flores a La cruz de hierro jejeje

    ResponderEliminar
  3. Una película tajante y coherente de principio a fin. La mejor de Peckinpah para mi gusto. Y una de las mejores frases que han salido de tu pluma virtual: "Y es ahí, en ese fuego lento de certera perdición, donde radica su belleza muy por encima de lo que pueda opinar el mogigato de turno que solo oye los disparos sin mirar más allá".

    Abrazo, Guzz.

    ResponderEliminar
  4. Se me olvidaba: discazo, discazo, el de la semana. Tengo ganas de hincarle el diente escrito.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Roy Bean. Pues no se me ha escapado maestro porque esa la tengo pendiente... Cosa que, habida cuenta del "destacamiento" por tu parte pienso remediar en breve...

    Agente. Jeje... Bueno piensa que lo de 9/10 o 10/10 responde muy frecuentemente al estado de ánimo que tenga ese día/semana (no te engañare a estas alturas Coops). Y "La cruz de hierro", insisto one more time, brutal !.

    Gonzalo. Si, también es mi predilecta (aunque ex aequo como ya puse por ahí). Gracias mil por el comentario sobre esa frase (ayuda mucho y da ánimos en verdad viniendo de vos). Y los 13th... Los descubrí tarde (a través de la soundtrack de "Alta fidelidad" más concretamente) pero ya se sabe: "más vale tarde...", y por suerte ya hace tiempo que los disfruto con fruición, si.

    Abrazos guzzero x 3 !!!

    ResponderEliminar