jueves, 21 de junio de 2012

GUÍA RÁPIDA PARA ADORAR A LOS TALKING HEADS EN CINCO PASOS

A principios del mes pasado escribí una entrada titulada igual que la de hoy cambiando a la famosa banda del muy honorable Sr. Byrne por los aquí tan admirados Sonic Youth. En ella mentaba mis cinco elepés favoritos de siempre de los neoyorquinos padrinos del noise rock. Sin embargo, al rematar el asunto con el socorrido jukebox (de cinco canciones y via "goear" como siempre), se me ocurrió que podría hacer de ello una "chorrosección" al uso... y mensual, adelanto ya. Rápida y fácil manera pues de honrar a mis bandas/músicos predilectos... O no tan fácil quizá, que el sintetizar en solo cinco canciones las obras y milagros de según quién va a ser un trabajo chinos importante. En cualquier caso para esta segunda tanda me he decantado por la banda de este genial escocés de nacimiento y yanquiloide de adopción cuyas "cabezas parlantes" lograron hacerse un nombre en aquel mítico CBGB del segundo lustro setentero compartiendo tablas noche si y noche también con gentes del calibre de los Ramones, Blondie o Television (poca coña, pues). Ocho discos de estudio antes de partir peras que les avalan (como si hiciera maldita la falta), siendo algunos de ellos considerados como "masterpieces" intocables del medio rocanrolero. Mi favorito "Fear of music", ayer, hoy y siempre por supuesto, pero para el jukebox de turno pongo cinco de sus incontestables highballs que mantienen intacta su vigente frescura como el primer día... Que ese además es uno de los grandes logros de esta gente. A pesar de su heterogéneo y recargado en influencias discurso (que ahí reside su grandeza quieras que no), se las apañaron para "colar" una serie de temazos que sirven como insaltable puente de conexión a fans de The Fall o Swall Maps y fans de Pretenders o Police (sin tomar yo partido por nadie ahí, quede clarete -y que tampoco hay porqué-, que en un grado u otro a mi me agradan todas esas bandas). Y ahora solo queda ya subir el volumen del pecé como procede y "playear" en lo que sigue... ¿o es que a alguien no le gustan estas canciones por veces que las haya escuchado?. Y que, por suerte, escuchará (of course).

6 comentarios:

  1. Hasta este mismo año me parecían unos tíos raros con un par de canciones buenas, pero date que un buen día decidí probar con 'Stop Making Sense' y ha sido durante unos cuantos meses el disco que no ha parado de sonar en mi habitación.

    En un pasito:)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Mi preferido el 77, uno de los discos de mi vida, entrañable, a la mayor de mis nanas le gustaba mucho un tema de bien pequeña, creo que era Who it is? pero ahora no recuerdo bien, que me lo hacía repetir una y otra vez. Pero bueno, el "Fear of music" a poca distancia. Una de las bandas más innovadoras y divertidas de la historia para el que suscribe. Abrazo y Talking Heads forever!!!

    ResponderEliminar
  3. No me hacen falta los pasos, soy fan!Compre el Remain In Lights cuando salio y flipé en colores, lo sigo haciendo!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Cojonuda banda, tremenda banda, imprescindible banda. La mejor o casi de su época. A reivindicar pues hay mucho sobrevalorado por ahí que no le llegan a estos ni a los talones.

    ResponderEliminar
  5. More songs about buildings and food. Mi favorito sin dudas.Sin hits, pero impresionante.

    Y mi canción favorita la versión en directo del Stop Making Sense de Slippery People.

    DVD (del Stop making sense) que compré hace un mes de oferta por 5 leuros. Impresionante regalo.

    ResponderEliminar
  6. Conviene aclarar que lo de los "pasos" es solo para hacer el título más llamativo, ojo (que nadie piense que se me escapa lo lógicamente irreverente que és resumir a cinco malditas canciones la obra de según que artistazos)... Se trata, en verdad, de un nuevo consejo del departamento de publicidad del blog que siempre me recomienda este tipo de mandangas para llegar al mercado mainstream y tal...

    Gracias a todos por comentar y abrazos guzzeros.

    ResponderEliminar